Manuel Lopez web informática

No soy Nativo Digital, como pueden ser la Generación Z y posteriores, pero me considero digital. Por eso me autodenomino Adoptado Digital.

Informática era la denominación que en el último cuarto del siglo pasado se daba a lo que hoy se denomina de muchas formas TI / IT, TIC / ICT, etc. Era una contracción de las palabras Información y Automática, ya que el objetivo de los computadores era gestionar información automáticamente. Así pues, si eras “Licenciado en Informática”, eras un profesional capacitado para trabajar con computadores, que era como se llamaban entonces a lo que hoy conocemos como Sistemas de Información, entre otras denominaciones.

Viene esto a cuento, porque a los licenciados en informática nos enseñaban a gestionar aquellas máquinas infernales, que casi nadie sabía como funcionaban, pero que hacían millones de cosas por segundo, que a fin de cuentas significaba que hacían cosas a una velocidad miles de veces más rápido que los humanos. A estas máquinas había que programarlas, es decir, explicarles pasito a pasito todas y cada una de las cosas que tenían que hacer, sin olvidarse o equivocarse en ninguna porque si no el programa “abortaba”. Por eso a los licenciados en informática nos enseñaban lógica y sobre todo a practicar el sentido común.

Hoy el sentido común cumple aquel dicho de que es el menos común de los sentidos. Las máquinas son infinitamente más rápidas y hasta tienen “Inteligencia Artificial”. Pero no tienen sentido común…, todavía.

A los licenciados en informática nos enseñaban lógica y sobre todo a practicar el sentido común

Por eso debemos ponerle sentido común a la tecnología y usarla con lógica. Se que estoy pidiendo peras al olmo en un mundo donde no se habla, se chilla, donde no se escucha ni se oye, sino que se chilla más fuerte, donde no se debate, se entra en la bronca permanente.

Vivimos tiempos extraños y convulsos en los que, si no aplicamos la lógica y el sentido común, la Tecnología en lugar de ser el elemento clave del desarrollo humano, se convertirá en la perdición del Homo Sapiens.

>