Fernando Jofre telefónica

Según el informe “Construir una Cloud híbrida: La TI como servicio” de la consultora IDC y patrocinado por EMC, España es el país europeo que más ha ahorrado a nivel de costes en sus implementaciones cloud, destacando el papel de la nube como habilitador para la innovación del negocio.
De media, las organizaciones españolas ahorraron en torno a un 15%, aunque algunas empresas consiguieron superar el 50%.
Los resultados demuestran que en nuestro mercado hay un elevado conocimiento de las implicaciones estratégicas de cloud para el negocio, más allá de los ahorros de costes.
Y es que apostar por el cloud permite a los departamentos de TI centrarse en acciones que generen más valor al negocio (definir nuevos servicios y optimizarlos, estar más pendientes de las directrices de gerencia o más sensibles a las necesidades de los usuarios finales), y no entretenerse en organizarse para configurar y dar soporte al hardware local (así como el software asociado en muchos casos), o si éste llegará o no a cubrir los picos de demanda que mi organización precisará en momentos clave. Los recursos que sean precisos, además ilimitados, los tengo al golpe de click, como quien dice… Y en cada momento pago lo que realmente necesito y de forma totalmente flexible, escalable y transparente. ¿Qué más se puede pedir? El quid de la cuestión estará en fijar adecuadamente los SLA (acuerdos de nivel de servicio) que sean precisos para cada recurso en este nuevo escenario de tecnología como servicio.
De hecho, somos detrás del Reino Unido los que mostramos mayor satisfacción por los resultados del cloud, y estas son algunas cifras que corroboran esta clasificación: el 40% de las empresas españolas destaca como principal beneficio la disminución o mejor control de los costes de TI, el 30% valora que con ello se aumenta la eficiencia del negocio y para el 45% apostar por cloud ofrece un mejor soporte a la estrategia de negocio.
El hecho de apostar por el Cloud permite a los departamentos de TI asumir un papel más estratégico y proactivo.
Y es que el 80% de las organizaciones a nivel mundial planea implementar una estrategia de Cloud para 2017, en su mayor parte híbrida, según se deduce de este mismo informe.