CYGNUS qué es blockchain,PCCW Global identidad digital derechos de emisión de carbono

Al amparo de del mercados de derechos de emisión de carbono se están creando plataformas de compraventa desarrolladas con tecnología blockchain, una lista creciente de registros o “bloques” que se enlazan utilizando criptografía, que permite agilizar y simplificar las transacciones sobre emisiones


El comercio de derechos de emisión es un instrumento de mercado, mediante el que se crea un incentivo o desincentivo económico que persigue un beneficio medioambiental. Para entender bien los mercados de derechos de emisión, previamente debemos tener muy claros los siete conceptos básicos que conforman el comercio de derecho de emisión, a saber:

Autorización de emisión: Permiso otorgado a una instalación afectada por el régimen de comercio de derechos de emisión determinada que la autoriza a emitir gases a la atmósfera. No se puede comprar ni vender.

Derecho de emisión: Derecho a emitir, desde una instalación afectada por este régimen, una determinada cantidad de gases a la atmósfera. El derecho de emisión es transferible: se puede comprar o vender.

Techo de emisiones: Volumen total de derechos de emisión que se ponen en “circulación”. El techo se sitúa por debajo de lo que correspondería a un escenario de emisiones tendenciales. Determina el objetivo medioambiental, y da valor económico al derecho de emisión al crear escasez.

Asignación de derechos: Mecanismo por el que se reparten los derechos de emisión entre las instalaciones afectadas. Puede hacerse de forma gratuita (asignación mayoritaria en las Fase I y II de los EU ETS), mediante subasta (Fase III de los EU ETS, a partir de 2013), etc.

Cumplimiento: Las instalaciones afectadas por el comercio de derechos de emisión deben entregar una cantidad de derechos de emisión equivalente a las emisiones reales producidas. No se establecen límites de emisión individuales, pero sí un límite global y la citada obligación de cubrir las emisiones con derechos.

Seguimiento de las emisiones: Las instalaciones sujetas al comercio de derechos de emisión deben llevar un control de sus emisiones, con objeto de que se pueda determinar qué cantidad de derechos de emisión deben entregar.

Registro de derechos: Registro electrónico que sirve para llevar la contabilidad de los derechos de emisión en circulación: cuántos hay y a quién pertenece.

Se están creando plataformas de compraventa de derechos de emisión de carbono desarrolladas con tecnología blockchain

Actualmente existen mercados de emisiones que operan en distintos países y que afectan a diferentes gases. La Unión Europea puso en marcha el 1 de enero de 2005 el mercado de CO2 más ambicioso hasta la fecha (Directiva 2003/87/CE, transpuesta al ordenamiento jurídico español por la Ley 1/2005), que cubre, en los Estados miembros, las emisiones de CO2 de las siguientes actividades: centrales térmicas, cogeneración, otras instalaciones de combustión de potencia térmica superior a 20MW (calderas, motores, compresores…), refinerías, coquerías, siderurgia, cemento, cerámica, vidrio y papeleras.

Con el objetivo de reforzar la integridad y garantizar el funcionamiento eficiente del mercado de derechos de emisión de CO2, incluyendo la supervisión general de la actividad de negociación, se integró esta materia en el ámbito de aplicación de la Directiva 2014/65/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de mayo de 2014, relativa a los mercados de instrumentos financieros (MiFID II), y del Reglamento (UE) Nº 600/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo (MiFIR), clasificándolos como instrumentos financieros.

Para simplificarlo, las industrias y empresas deben demostrar que tienen permisos para emitir toda la cantidad de gases de efecto invernadero que han producido o se exponen graves sanciones económicas. Y el mercado sirve de incentivo para que las industrias reduzcan sus emisiones y para obtener un dinero extra de aquellos de sus competidores menos avanzados en materia ambiental. Si una empresa no llega al límite de las emisiones permitidas, puede guardar los derechos que sobran para comercializarlos con otras empresas.

Efectivamente, los mercados de créditos de carbono son sistemas de comercio a través de los cuales, organizaciones o empresas pueden vender o adquirir derechos de emisión de gases de efecto invernadero, originados por diversos procedimientos, como la realización de proyectos de energías renovables o de reforestación.

Pues bien, al amparo de este mercado, se están creando plataformas de compraventa de derechos de emisión de carbono desarrolladas con tecnología blockchain, una lista creciente de registros o “bloques” que se enlazan utilizando criptografía, que permite agilizar y simplificar las transacciones sobre emisiones con trazabilidad, seguridad y transparencia, permitiendo poner en contacto a generadores de derechos de emisión (carbon offsets) con compañías y otras organizaciones que necesitan adquirirlos para cumplir con sus objetivos de reducción de huella de carbono, o con los requisitos derivados de la normativa ambiental en un mercado determinado.

El mercado de créditos de carbono funciona a partir de la compra y venta de bonos de CO2, donde aquellas empresas que menos contaminan vendan créditos a aquellas que contaminan. A través de estas nuevas plataformas, las empresas pueden comerciar estos créditos sin intermediarios y elegir los proyectos más sostenibles. La principal ventaja de estas plataformas es el uso de blockchain, que agiliza y simplifica sustancialmente el proceso de la transacción sin merma de la seguridad y garantizando la trazabilidad de la misma.

Estas plataformas con tecnología blockchain acaban de empezar y su crecimiento puede ser exponencial, máxime cuando China, el país mayor emisor de CO2 del mundo, está empezando ya a utilizar el Blockchain para hacer la transición a la neutralidad de carbono. Efectivamente, hace apenas dos meses nos llegaba la noticia de que el organismo de planificación económica más alto de China, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC), daba luz verde a las pruebas pilotos que utilizan esta tecnología para que el comercio de energía verde comience en todo el país. Verdaderamente, si esto está pasando en China, es que esto sólo acaba de empezar.

Por Víctor Moralo Iza, Attorney and Partner ECIJA

>