desayuno byte ti la nube
desayuno byte ti la nube

Poco a poco y casi sin querer la adopción de servicios en la nube se ha convertido en práctica habitual. Escalabilidad, flexibilidad o reducción de costes son algunas de las razones que esgrimen las empresas para subirse a la nube Los frenos, principalmente aquellos que desconfiaban de las soluciones cloud por motivos de seguridad, poco a poco van desapareciendo, de tal forma que puede parecer que, una vez que la gran mayoría de las empresas ya han implementado servicios o tecnologías basadas en la nube, este mercado se empiece a frenar. Para Jordi Marfany, BI & Cloud Strategy Director de Wolters Kluwer, “no se ha frenado la adopción de cloud. Ha habido dudas pero las resistencias se están venciendo cada vez más. Las compañías cada vez más piensan en términos cloud. Además, hay que señalar que las barreras para la adopción de cloud en empresas pequeñas son mucho menores”. Juan José Rey, Director de Ventas zona centro de Sarenet también asegura que la adopción de cloud no se ha frenado: “De hecho, las empresas ya no hablan de ir al cloud, porque tienen asumido que van a ir, sino que adoptan de forma natural soluciones y aplicaciones que ya corren en la nube, y que hace unos años sería impensable que fueran a ir hacia estos entornos. CRMS, ERPs o centralitas, son ejemplos claros de esta situación etc. La nube es algo que se está adoptando de forma masiva”. Miguel López, director general de Barracuda, afirmó que “la adopción de cloud mantiene un crecimiento acelerado tanto en la Pyme como como en la gran cuenta. Lo que si observamos es que los planes de migración se van profesionalizando cada vez más en las empresas de todos los tamaños. Las empresas no migran sin una razón justificada y eso obliga a sus departamentos de IT a justificar las razones, ventajas y beneficios de la migración así como a una definición exhaustiva de las fases de migración así como de las medidas de seguridad que se implantarán”

Por su parte, Víctor López, Director de preventa de aplicaciones de Oracle, no sólo niegue que haya un estancamiento, sino que todavía tiene un impulso mayor. Para este directivo, “la adopción de cloud se está acelerando. Y además se está produciendo un cambio importante en las empresas y es que lo que antes decidía el director de tecnología de una empresa ahora lo decide el departamento de negocio. Esto hace que se estén acelerando las decisiones y la adopción de soluciones y servicios cloud”. Para  Javier Gallego, Solutions Manager de Dell, “lo que está sucediendo es que se toman decisiones de una forma más meditada e informada. Hay aspectos que obligan a las empresas que  a decidirse de forma más consensuada entre el departamento de tecnología y el de negocio. Si bien no hay frenazo si hay repartición de ciertos servicios hacia un sistema de nube local más maduro o a un entorno de nube publica pero no hacia proveedores masivos”. Por su parte,  Julio César Pereira, Sales Executive de HPE considero que “el salto a la nube se ha normalizado porque la oferta es mucho más madura. Ahora mismo, todo el mundo tiene claros conceptos como IaaS, PaaS, etc. El cambio se encuentra en que ahora, hay muchas decisiones que se adoptan desde departamentos finanicieros y hay un hecho claro: el modelo híbrido es lo que va a perdurara”. Finalmente, Carlos Pérez, Solutions Consultant de Kyocera Document Solutions cree que la diferencia con respecto a tiempos anteriores es que “hace unos años había que evangelizar. De unos años aquí, los servicios han aumentado. Las empresas grandes tienen alguna reticencia más por el tema de seguridad mientras que las pequeñas lo utilizan para liberarse de la carga de infraestructura”.

Innovaciones en cloud

Dado que el asentamiento de la nube en los entornos empresariales se ha convertido en una realidad el siguiente paso que se tendría que dar es el relacionado con la innovación. ¿Se está innovando en la nube? ¿Por dónde van las tendencias? Para el portavoz de Kyocera, “Cloud posibilita la innovación y las empresas lo están utilizando para eso. Para mejorar los procesos. Otra tendencia es que los proveedores de software están lanzando las versiones onpremise a la nube, a lo mejor con menos características pero que resuelve los problemas de la empresa. Además, cloud favorece la movilidad para poder trabajar desde cualquier sitio, para tener contacto con los clientes, etc.”. Por su parte Javier Gallego de Dell señaló que en el terreno de la innovación hay que decir que “en el plano de negocio, la nube facilita a compañías tipo startups o pymes, el acceso a tecnología sin tener que asumir costes importantes. Desde el punto de vista más tecnológico vienen por la capacidad de integrar o relacionar diferentes cloud. Esto no tiene que ver solo con la virtualización de los servidores sino con la virtualización de la red”.

«La nube facilita a compañías tipo startups o pymes, el acceso a tecnología sin tener que asumir costes importantes»

Para el portavoz de Oracle, la innovación en cloud se está produciendo cada día. Y pone un ejemplo: “Cloud nos está permitiendo abrir nuevas líneas de negocio como el DaaS (Data as a Service). Los datos en el mundo digital es una necesidad que el cloud ofrece todos los días y a la que hace pocos años no podíamos acceder”. Por su parte el portavoz de Sarente cree que “hay dos lineas que se están produciendo. Por un lado, la forma en la que se conciben los servicios para ser desarrollados en cloud, huyendo del entorno tradicional. Por otro, está la forma en la que la nube está generando un Big Data que antes no estaba al alcance de alguien que la gestionase de forma consolidada”. Y es que, como señaló  Jordi Marfany de Wolters Kluwer, “Cloud ha salido directamente del mundo técnico y se ha implantado en otros lugares. Antes, grandes compañías tenían que tomar decisiones y se hacía de forma lenta. Hoy estamos en un  mundo más ágil, elástico y que favorece modelos innovadores. También estamos viendo que se abren la posibilidades de nuevos negocios y cambian los procesos de forma radical”.

Híbrido, publico, privado

Si hay algo en lo que proveedores, fabricante,s clientes o prensa especializada se están esforzando en los últimos tiempos es en evangelizar acerca de cada modelo de nube. Parece que se tiende hacía una cloud híbrida pero todos ellos aseguraron durante el desayuno que en unos años, nadie se planteará esa diferenciación porque las empresas la tendrán más que asumida. “Hoy en día, el mercado entiende que la cloud pública es la de los grandes proveedores masivos. Privada, no difiere mucho de lo que hacíamos hace unos años con un hoster. Cloud, da igual cual de ellas ofrece elasticidad y vinculación a modelos de pago por uso. Las barreras son muy difusas entre los dos mundos. Esta barreras con el tiempo van a quedar totalmente diluidas y los dos mundos van a convivir”. Por su parte, el director general de Barracuda aseguró que “los tres conceptos están “condenados” a entenderse y al final la adopción de uno u otro vendrá data por las necesidades concretas de cada entorno. En los tres casos, unos de los elementos claves que posibilitará su adopción cada vez más amplia es la posibilidad de disponer de herramientas y soluciones de seguridad capaces de dotar al cloud con una arquitectura de seguridad análoga a la del centro de datos tradicional y que además sea interoperable con ésta”

Para el portavoz de Dell, “la nube pública tiene las ventajas de acceso instantáneo a market places para poner servicios. de forma rápida, en marcha. A favor de la cloud privada está la capacidad de personalización. Hay barreras psicológicas pero también normativas para el desarrollo de uno u otro tipo de nube. Por ejemplo, cuando tenemos un problema serio, en una cloud privada tenemos más herramientas de análisis forense para saber qué ha ocurrido en comparación de una pública. El mercado va al medio: la híbrida”. Por su parte el portavoz de HPE cree que “sí que hay diferencias entre los diferentes modelos de nube: en normativa, en barrera psicológica, en miedos hacia el monopolio,… La mayor diferencia la establezco en los términos normativos, que la legislación se va a endurecer, en términos de personalización de las soluciones y los SLAs”. Finalmente el portavoz de Kyocera aseguró que “la nube privada puede tener mayores ventajas pero tenemos que ser conscientes de que los players que ofrecen cloud pública se están adaptando a toda la normativa. En el apartado de seguridad, un proveedor público tiene unas normas de seguridad y de SLAs que son muy potentes”.

Costes

Aunque poco a poco deja de ser el factor fundamental, el apartado de los costes es el que impulso la adopción de servicios en la nube al principio. Ahora influyen también otras variante. En la actualidad, y como señaló Julio César Pereira de HPE “los modelos SaaS o PaaS acercan la tecnología con a parámetros entendibles para el negocio. El CEO o el CFO entienden de lo que se les está hablando, y antes esto no ocurría. Hay además una tendencia que es que la adopción de modelos cloud es más rápida en las pymes”. Para Juan José Rey de Sarenet, “desde el punto de vista del proveedor el que más nos interesa es el modelo de cloud privada. Las diferencias de coste ya no son tan evidentes como hace tiempo. Desde nuestro punto de vista puede ser más costos ir a un modelo híbrido donde no controlamos igual la parte pública que irse a una cloud privada”. La realidad es que como señaló el Jordi Marfany de Wolters Kluwer, “Cloud va a ser una commodity tanto en público como en privado. La diferencia va a ser la capa de servicios que se ponga encima. La diferencia no la va a hacer la infraestructura”.

Seguridad

Uno de los tradicionales frenos para la adopción de servicios en la nube se encontraba en la seguridad. El hecho de no saber dónde se encuentran los datos hacía reticentes a las empresas a apostar por soluciones o servicios en la nube. Para el portavoz de Sarenet, “se ha hablado tanto del tema que ya no es una barrera. Ya se tiende más al aspecto psicológico. Los proveedores estamos haciendo un esfuerzo importante y también a nivel legislativo para garantizar la seguridad. Estoy convencido de que dentro de poco no se va a preguntar por este apartado.

Para el portavoz de Barracuda todavía queda camino por recorrer en materia de seguridad cloud: “lo básico es asimilar con claridad el concepto de que cuando se va a la nube hay que entender muy bien las medidas de seguridad que nos proporciona ésta, no darlas por supuesto. De esta forma veremos que a la seguridad que nos brinda el proveedor es imprescindible añadir nuestras propias herramientas de seguridad, monitorización y control ya que es la única manera de contar con un nivel de seguridad razonable y análogo a los que consideraríamos mínimos en un centro de datos corporativo tradicional. Un cortafuegos perimetral que nos permita una conectividad y gestión del ancho de banda con el cloud es una primera medida básica e imprescindible pero tras ésta vienen otras como la seguridad específica de las aplicaciones web (con un Web Application Firewall dedicado) o del Correo (antispam, antimalware, archivo,…).Creo que en este campo el canal de integración tiene mucho que decir y, sobre todo, mucho valor real que añadir ya que es precisamente su experiencia en seguridad lo que más va a diferenciar un despliegue en la nube de otro”

El portavoz de HP se mostró de acuerdo con Víctor López en que la seguridad perimetral ha dejado de ser un problema y una preocupación para las empresas. Para este directivo, “el apartado de la seguridad se centra ahora en el tema de la legislación. El CSO cada vez más es un abogado y no un técnico. Ya no hablamos solo en seguridad a nivel de datacenter. Uno de los puntos más importantes no tienen origen en un problema técnico sino en el uso que hacen los usuarios y el acceso de los datos por parte de los usuarios. Cada vez hay una mayor preparación de los clientes en este tema además la legislación se va a endurecer cada vez más. Todo el mundo habla ya de cumplimiento de normas yno de seguridad en el data center”. Finalmente, el portavoz de Kyocera afirmó que “la seguridad era una barrera técnica, ya no. Existen legislaciones que son cada vez más duras y los proveedores tanto en pública como en privada se están poniendo al día y las cumplen. Siempre ha sido un mito y cada vez se es más consciente de que usar aplicaciones en la nube es seguro”.

El portavoz de Oracle añadió que “los riesgos siempre va a existir, de lo que se trata es de intentar minimizarlos para que no se produzca una brecha”.