HP Instant Ink
HP Instant Ink

Los servicios de impresión se trasladan al hogar. Este es un apartado cada vez más demandado por las empresas que no quieren preocuparse de cambiar un tóner o de saber cuando empieza a escasear la tinta. Contratan un servicio, por el que la compañía sustituye y se hace cargo de los problemas del parque de impresoras.

Publicidad

Pues bien, este servicio lo ha llevado HP Inc. a los usuarios domésticos y la verdad es que funciona de forma más que satisfactoria. Se llama Instant Ink y el procedimiento es sencillo: igual que se paga por una suscripción a Netflix, Wuaki o Spotify, el usuario selecciona un determinado servicio dentro de las tres modalidades que ofrece la multinacional (funciona a partir de 2,99 euros al mes). Para ello, tan solo tendrá que dar una tarjeta de crédito y cada mes HP Inc. cargará a la cuenta el servicio. A partir de ahí, el usuario no tendrá que hacer nada más. Se acabó eso de tener que estar preocupado por el cartucho de tinta. La impresora, gracias a la conexión wifi, informará de forma permanente de la carga que tienen los cartuchos de tinta. En el momento en que se detecta que el nivel es bajo, la impresora comunica la situación y el usuario recibirá, a la mayor brevedad posible, los nuevos cartuchos de reemplazo.

HP Instant Ink es un novedoso servicio, que funciona perfectamente y que creemos que puede ser de gran utilidad para todo tipo de usuarios domésticos y de pequeñas oficinas y despachos

En principio, y aunque está pensada para usuarios domésticos, pequeñas oficinas también pueden hacer uso del  servicio HP Instant Ink. La compañía ha puesto a disposición de los usuarios tres modalidades de pago diferentes, con lo que cada cliente podrá contratar el servicio que más se aproxime a sus necesidades siempre teniendo en cuenta la cantidad de impresiones que realiza al mes:

  • Plan de impresión ocasional: 2,99€ al mes por 50 páginas. Este plan estima un ahorro anual de 72€
  • Plan de impresión moderada: 4,99€ al mes por 100 páginas, lo que supone un ahorro anual de 156€
  • Plan de impresión frecuente: 9,99€ al mes por 300 páginas, representando un ahorro anual de 528€

Del servicio nos gusta todo, aunque normalmente el usuario puede encontrarse con el problema de que, a la hora de contratarlo, no sabe cuántas páginas imprime al mes. Esta situación no supone ningún problema ya que en el supuesto de que el usuario imprima menos de las páginas incluidas en el servicio, se acumulan las no utilizadas; y en el caso de que se impriman más, el usuario puede contratar un plan superior o automáticamente comprar un paquete adicional de un número determinado de páginas – según el plan – a un coste muy reducido. La otra gran ventaja es que no hay contratos, compromisos de permanencia, ni costes ocultos o tasas anuales, por lo que puede modificar o cancelar fácilmente el plan mensual en cualquier momento. Asimismo, el reciclaje de los cartuchos es sencillo: el usuario recibe los sobres con franqueo pagado para devolver los ya usados.

En definitiva, nos encontramos con un novedoso servicio, que funciona perfectamente y que creemos que puede ser de gran utilidad para todo tipo de usuarios domésticos y de pequeñas oficinas y despachos