gestion documental despidos en el sector TIC

Google, Meta, Amazon, Spotify, Salesforce, son sólo algunas de las grandes empresas TIC que han anunciado despidos en el sector TIC. Son datos que empiezan a causar cierta inquietud dada la magnitud de los mismos. Microsoft anunció 10.000; Google: 12.000; Amazon 18.000; Salesforce: 8.000 y esta misma semana, Spotify, alrededor de 500 empleados. En todo el mundo se calcula que unas 170 empresas han ejercido la nada despreciable cifra de 56.000 despidos en el sector TIC sólo en lo que llevamos de 2023. Cifra que hay que sumar a los casi 160.000 que se produjeron en 2022 según se desprende de los datos de layoffs.fyi

A pesar de ser cifras que asustan, si se lleva a porcentajes, los números impactan menos, sobre todo en lo que a las grandes tecnológicas se refiere: en la mayoría de los casos no llega al 5% de la totalidad de empleados. Si de lo que se habla es de empresas más pequeñas, los despidos llegan al doble dígito, aunque en casi ningún caso se alcanza la cifra del 15%.

¿Qué se esconde detrás de los despidos en el sector TIC?

Son varios los factores, que influyen en los despidos en el sector TIC. El fundamental, las tecnológicas no crecen tanto (pero lo siguen haciendo) como antaño. Muchas de las empresas tecnológicas, algunas de las cuales nacieron tras la crisis económica de 2008, sólo han vivido en tiempos de políticas monetarias expansivas: nunca han conocido lo que es la inflación ni mucho menos los tipos de interés altos. Todo ello facilitó valoraciones extremas y la posibilidad de conseguir préstamos a un excelente interés que les permitió expandirse de forma agresiva para incrementar su cartera de clientes. El crecimiento parecía infinito.

Un ejemplo de ello es Tesla, el buque insignia del excéntrico Elon Musk. En 2021 superó el billón de euros de capitalización bursátil. Hoy vale 400.000 millones. Estamos hablando a fin de cuentas de un fabricante de coches. Eléctricos, pero coches. BMW tiene una capitalización actualmente de unos 60.000 millones, lo que indica que la caída de Tesla todavía no ha tocado fondo.

Al momento económico que han aprovechado muy bien todas las tecnológicas se añadió un factor con el que nadie contaba: la irrupción de la pandemia. Todo ello supuso una aceleración en los procesos de digitalización de las empresas y también un auge del consumo tecnológico. Un añadido más para acelerar el crecimiento de las empresas TIC a las que no les quedó más remedio que contratar mucha más gente para poder hacer frente al exceso de demanda. Un personal, que dado que escaseaba, al que le tenían que pagar ingentes sumas de dinero y darle toda serie de beneficios para que no fuera contratado por sus competidores.

Los grandes tecnológicos no sólo crecían, sino que estaban dispuestos a perder dinero (léase Amazon o Netflix), seguros como estaban de que esa pérdida se iba a traducir en una mayor cuota de mercado y, por tanto, en una ventaja competitiva.

Ahora, desde 2022, las empresas tecnológicas se enfrentan a un panorama de tipos de interés más altos, menor demanda, sobre todo en consumo, crisis de la cadena de suministro e incertidumbre. Y por ello, no hacen más que volver a la situación de 2019.

El futuro tras la ola de despidos en el sector TIC

¿Estamos ante una crisis como la de las puntocom de principios de siglo? No parece. Al menos los analistas están de acuerdo en tomarse los despidos en el sector TIC como la digestión de una gran comilona. Y es que, a pesar de la reducción de personal, ninguna de las empresas va a llegar al punto en el que comenzó todo. Un ejemplo puede ser Microsoft. Desde la llegada de Nadella a la dirección de la multinacional, la compañía de Windows no ha dejado de crecer. En ese momento, Microsoft contaba en todo el mundo con 60.000 empleados. Hoy tiene 220.000 trabajadores contratados, por lo que el despido de 10.000 personas no parece que suponga una gran merma en su capacidad productiva. Lo mismo se puede decir del resto.

La ola de despidos en el sector TIC puede ser aprovechada por el resto de empresas, deseosas por encontrar perfiles especializados

Las firmas tecnológicas están en un momento de pausa, pero todos los analistas aseguran que el sector seguirá creciendo en 2023 y que la ola de despidos se frenará a partir de mediados de año. Estas afirmaciones se basan en que las empresas van a seguir invirtiendo, y mucho, en sus procesos de transformación digital. Un ejemplo: la consultora IDC predice que la inversión TIC en España alcanzará los 53.500 millones de euros el próximo año. Es decir, el sector crecerá alrededor del 3,4%, mucho más de las previsiones de crecimiento que maneja el Gobierno para el PIB nacional que se sitúa en el entorno del 2,1%.

¿Y el empleo? La ola de despidos en el sector TIC puede ser aprovechada por el resto de empresas, deseosas por encontrar perfiles especializados a los que hasta ahora no tenían acceso. El barómetro TIC Monitor, elaborado conjuntamente por VASS y el Centro de Predicción Económica CEPREDE, destaca que el clima de empleabilidad del sector de servicios TIC en España sube fuertemente desde los +19,9 puntos de la pasada edición a los +53,9 (en una escala -100/+100), situándose por encima nuevamente del promedio de la UE (+30,4). Esto le lleva a Antonio Rueda, director de VASS Research y responsable de TIC Monitor a afirmar que “en los próximos meses veremos si las reducciones de plantilla en los gigantes digitales tendrán un contagio sobre el conjunto de las empresas TIC españolas. Aun así, los despidos en las grandes tecnológicas se deben más a una corrección a la baja en sus planes de negocio, tensados por unas acciones sobrevaloradas, que una sentencia general sobre el conjunto de las empresas e instituciones que están apostando por su transformación digital, sobre todo en España. Es una crisis de ciertos negocios, no del nuevo paradigma”.

Lo cierto es que la tecnología se ha filtrado en todos los aspectos de nuestras vidas, la cantidad de empresas que contratan trabajadores tecnológicos se ha disparado hasta el punto que siguen si encontrar el talento que necesita. Así que, seguramente en esta ola de despidos en el sector TIC, los trabajadores van a encontrar más opciones y más oportunidades que nunca para encontrar un buen empleo.