El problema del almacenamiento es cada vez más evidente, y lo es todo tipo de entornos. Aunque los discos duros internos que integran los ordenadores cada vez ofrecen más capacidad, lo cierto es que los archivos que almacenamos superan con creces todas estas expectativas. Y esto es además algo que se ha trasladado rápidamente desde la empresa hacia todo tipo de usuarios.
Pero este no es problema nuevo y ya hace tiempo que los diferentes fabricantes han apuntado todo tipo de soluciones para entornos domésticos o SOHO, que van desde las típicas memorias flash por USB hasta discos duros externos de gran capacidad o incluso auténticas soluciones de red específicamente enfocadas para este tipo de usuarios.

De la mano de Western Digital hemos podido realizar pruebas sobre una de sus últimas propuestas para este mercado, una solución de almacenamiento que combina la fiabilidad de los discos duros con funcionalidades como su integración en un entorno de red o la posibilidad de acceder a su contenido a través de Internet.
Western Digital ha seguido la línea de diseño de su gama My Book, con la que se consigue un exterior de reducidas dimensiones, al tiempo que atractivo y funcional. En el frontal encontramos un único botón de encendido, junto con una serie de leds luminosos para acceder a información acerca del estado del dispositivo. En la zona posterior aparecen la típicas entradas RJ-45 para redes Ethernet así como una puerta USB para conectar un disco externo.
[(Este Western Digital My Book World Edition II va más allá de las funciones clásicas de un sistema de almacenamiento externo, combinándolo con la posibilidad de acceder, de modo on-line, a la información.)]
Y en el interior de este dispositivo, en este modelo en cuestión, el My Book World Edition II nos encontramos con dos discos duros para ofrecer una capacidad de almacenamiento de hasta 1 Gb. Además este modelo permite funcionalidad RAID1, para utilizar uno de los discos en modo espejo y tener una copia en tiempo real de todo lo que se almacena.
La administración del dispositivo se realiza a través del software interno, basado en sistema operativo Linux, al que se accede a través de un simple navegador Web. Desde su interfaz nos encontramos con las típicas opciones en este tipo de dispositivos, como la configuración de usuarios y de los espacios asignados, gestión de los volúmenes, etc.

Pero seguramente una de las funcionalidades más diferenciadoras de esta solución sea la posibilidad de compartir su contenido de un modo sencillo a través de Internet, pudiendo acceder a esta información desde cualquier lugar.
Junto con este My Book World Edition II se incluye una versión “Basic” de la herramienta WD Anywhere Access de MioNet, que permite realizar un acceso remoto al equipo así como la posibilidad de compartir carpetas. Opcionalmente, también será posible decantarse por la versión “Premium”, previo pago, que básicamente complementa estas opciones con un acceso remoto al equipo, compartición de la pantalla o incluso de cámaras Web. La gestión de todas estas posibilidades se realiza a través de una sencilla herramienta, esta vez sí, traducida al Español.
Por último, también es necesario resaltar la inclusión de una conocida utilidad para la realización de copias de seguridad del sistema: EMC Retrospect Backup Software.