La cosa está caliente en el departamento de Justicia del Pais Vasco, después de que el actual Gobierno Vasco haya anunciado que pondrá en manos de la Fiscalía las presuntas irregularidades detectadas en al menos una quincena de contratos informáticos realizados entre los años 2000 y 2009 por el anterior Departamento de Justicia, del PNV, por valor de 23 millones de euros. Tal y como señala la agencia de noticias Vasco Press,  la portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendia, que no quiso desvelar la identidad de las empresas investigadas, explicó este martes que “ninguno de los expedientes de contratación analizados a pesar de estar íntegramente pagados en plazo se ha ejecutado en su totalidad” y algunos de ellos ni siquiera se han iniciado. “Es decir, con dinero público se han pagado sistemáticamente trabajos no realizados”, ha advertido. Asimismo, anunció que muchas de las aplicaciones informáticas han sido “contratadas y pagadas varias veces, bien en sucesivos contratos, bien a través de facturas emitidas por conceptos ya recogidos en expedientes anteriores”. A su juicio, otro dato que llama la atención es el escasísimo plazo, a veces de 16 días a un mes, fijado para la ejecución de algunos de los trabajos contratados, lo que a su juicio, pondría en evidencia en algunos casos “que la empresa sabía de antemano que iba a ser la adjudicataria y había anticipado el trabajo o en otros que ninguna de las partes tenía intención de realizar lo contratado, por lo que dicha contratación no era una sino una mera justificación formal para obtener financiación”.

Entre las empresas que podrían estar implicadas se encuentra Ibermática que rápidamente ha salido al paso de estas acusaciones y ha lanzado a los medios de comunicación el siguiente comunicado:

Ante las informaciones aparecidas en las últimas horas que vinculan a nuestra compañía, entre otras, con supuestas irregularidades detectadas en proyectos informáticos desarrollados para el Departamento de Justicia del Gobierno Vasco entre los años 2000 y 2009, Ibermática desea manifestar públicamente lo siguiente:

 

En primer lugar, subrayamos nuestra sorpresa por la manera en que hemos tenido conocimiento de esta información.

 

Ante todo queremos descartar cualquier sospecha de fraude en ninguno de los proyectos que Ibermática ha desarrollado o está desarrollando actualmente en el Departamento de Justicia, o en cualquier otro cliente del ámbito público o privado.

Ibermática muestra su máxima disposición a colaborar, en su caso, con la Justicia para el esclarecimiento de los hechos citados y solicita la máxima celeridad en las investigaciones, ya que se ha puesto en entredicho la honestidad y profesionalidad de nuestra compañía.

 

En el caso del Departamento vasco de Justicia, desde Ibermática, en colaboración con otras empresas del sector, se ha contribuido de manera determinante a la modernización de la administración de Justicia en Euskadi, que se ha convertido en los últimos años en un referente para otras comunidades.

 

En todos los proyectos realizados para el Departamento de Justicia del Gobierno Vasco Ibermática ha mantenido en todo momento una actitud de servicio al cliente, respondiendo a las necesidades planteadas en cada momento y entendiendo que los procesos de contratación cumplían los requerimientos legales pertinentes. Todos los trabajos desarrollados por Ibermática a lo largo de esos años, se han realizado a petición del Departamento de Justicia, acordados por ambas partes y presentados sus resultados.

 

Ibermática es la primera interesada en que se investigue cuanto antes y exhaustivamente  sobre este asunto para desechar cualquier duda sobre las supuestas irregularidades. Ibermática ejercerá, además, todas las acciones legales que considere oportunas para exigir las responsabilidades que procedan, en su caso.