La redes en España, a prueba por el coronavirus

Cisco ha revelado en su informe “Annual Internet Report” que España, es uno de los países que puede disfrutar de la mayor velocidad media de 4G en Europa Occidental.

Publicidad

El tráfico de las redes IP en nuestro país se ha incrementado casi un 40% durante la actual crisis del coronavirus, y es que, España cuenta con una de las mejores redes de telecomunicaciones de toda Europa. Pues el 88% de los hogares tiene acceso a redes de banda ancha ultrarrápida.

“Desde Cisco queremos agradecer a los proveedores de servicios de telecomunicación su compromiso y esfuerzo para mantener operativas las redes de Internet en este momento tan necesario”, afirma Andreu Vilamitjana, Director General de Cisco España.

Picos de tráfico y uso de vídeo en España

Desde el pasado 15 de marzo, fecha en la que se hizo realidad la necesidad de implantar la cuarentena, el pico de mayor uso de Internet creció un 23% más, según datos de Madrid Internet Exchange.

Dentro de este aumento, el vídeo es uno de los mayores responsables, pues representa el 70% del tráfico de Internet. Desde Cisco, han ofrecido de manera gratuita su herramienta de vídeoconferencia y colaboración Webex, para particulares, empresas, entidades como escuelas y otros servicios públicos, además de duplicar su tráfico en la primera quincena de marzo, con 3,2 millones de reuniones.

El tráfico de las redes IP en nuestro país se ha incrementado casi un 40% durante la actual crisis del coronavirus

Monitorizando el servicio

En estos tiempos, la velocidad tanto de subida como de bajada puede verse a afectada a pesar de tener un servicio de internet estable. Por ello, los proveedores de servicios están monitorizando continuamente su infraestructura para planificar el correcto funcionamiento de las redes en los períodos de máxima demanda.

Igualmente, la mayoría de las empresas de servicios de entretenimiento en streaming están ajustando la calidad del vídeo para responder a estos picos y mantener el servicio, un buen ejemplo es Netflix, el cual ha acordado con la UE bajar la velocidad de entrega de contenidos un 25% para contribuir a reducir su tráfico en las redes europeas.

Además, los contenidos de ‘subida’ también son responsables de la ralentización puntual de las redes, incluyendo el ‘cloud gaming’ con las conexiones multi-jugador, los vídeos de cámaras IP  y el almacenamiento y compartición de archivos personales en la nube.