Si se atiende a las estadísticas del año pasado 2007, gráficamente se puede observar una línea de claro crecimiento de ventas de todo tipo de dispositivos móviles, y según se estima, este año esa línea continuará creciendo. Según consultores y fabricantes, en 2008 los portátiles seguirán comiendo terreno a los ordenadores de sobremesa, llegando incluso a superarlos en ventas. Similar es el caso de las ventas de smartphones y PDAs, en los últimos meses se han disparado y de acuerdo con Gartner, los smartphones representarán 27% de todos los nuevos teléfonos vendidos en 2009.
Estos dispositivos incorporan tecnologías como WIFI, BlueTooth o Wi-Max que pisará fuerte desde mediados de año, además de grandes capacidades de almacenamiento, por lo que son susceptibles de ataques de virus, filtraciones de información y/o pérdida de la misma.
La información confidencial, ya no está almacenada en el servidor de nuestra empresa, protegida por sistemas de IPS/IDS y Firewalls, sino que se encuentra situada en todas partes, almacenada en estos equipos móviles de los trabajadores itinerantes. Estos usuarios con dispositivos móviles, son propensos a andar transmitiendo virus y troyanos, abriendo así serios agujeros de seguridad en sus equipos y, lo que es más importante, en sus empresas.
La protección tradicional ha quedado obsoleta ante el rápido despliegue de los equipos móviles y, la mayor parte de las empresas, no está preparada para afrontar tales amenazas. Es necesario entonces que, los profesionales de la informática, actualicen tanto sus conocimientos en las últimas tendencias de seguridad, como sus herramientas para combatir, de forma eficiente, estas amenazas. Entre las distintas opciones de seguridad, cabe destacar, entre otras, la encriptación de tarjetas de memoria y unidades usb, el monitorizado y rastreo de los dispositivos, los firewalls, las aplicaciones SMS Anti-Spam y Anti-malware, el NAC a la hora de conectar a la red corporativa y las VPNs para el acceso remoto seguro.
Es claro que, a medida que crece la sofisticación de estos dispositivos, crece la complejidad de las amenazas y por tanto, su defensa es más difícil. Para saber si la preocupación del usuario es real o no ante tales peligros, no tenemos más que navegar por la web y comprobar el ritmo de las descargas de los programas de protección de móviles (antivirus, firewalls, etc) que ya están empezando a ofrecer los fabricantes de soluciones de seguridad.
La necesidad de tener bajo control nuestro parque de dispositivos móviles es, a día de hoy, una realidad que sin duda alguna, será el caballo de batalla para los responsables de seguridad en este año 2008.
Sobre Audema
Fundada en 2006, Audema es una mayorista especializado en soluciones de mejora de rendimiento para redes de comunicaciones, infraestructura de red y productos de seguridad. Audema se compromete con sus clientes –integradores y fabricantes– a ofrecer un amplio abanico de servicios profesionales, entre los que se encuentran servicios comerciales, técnicos, de consultoría, marketing, financieros y de gestión.
AUDEMA cuenta con un equipo de profesionales joven, dinámico y con una experiencia de más de 10 años en el mercado de la distribución de tecnología. Gracias a esta experiencia, el equipo de Audema disfruta de una completa visión y conocimiento del mercado, que traslada a sus clientes para ayudarles a optimizar las oportunidades de negocio.
Para más información sobre la nota de prensa:


Celia de Frutos
AUDEMA
91 563 92 88
celia.defrutos@audema.net


Jesus Peces/David Cossi
HELPING PRESS
677 24 29 77/630259459
david.cossi@helpingpress.com
jesus.peces@helpingpress.com
La necesidad de seguridad en dispositivos móviles móvil es ya a día de hoy una realidad, aunque se espera que el 2008 sea el año de su consolidación dentro de las políticas generales de seguridad de las empresas. Las razones para esta consolidación son variadas, pero podemos sintetizarlas en los siguientes factores:
Por un lado la creciente difusión de los dispositivos móviles, no sólo para un uso doméstico sino también para un uso profesional, que es quizá el ámbito en el que más importancia cobra la seguridad, al estar en peligro información sensible de la empresa.
Esta difusión es debida a que cada vez más las empresas cuentan con equipos de trabajo que operan en movilidad. El gran volumen de negocio que se lleva a cabo hoy en día fuera de la oficina a través de smartphones y PDAs y el acceso a sistemas TI hace necesario el uso de soluciones que protejan a las corporaciones ante posibles ataques de virus, filtraciones de información o pérdida de la misma.
Una tercera causa sería la creciente sofisticación y número de funcionalidades de estos dispositivos. A mayor complejidad y funciones, mayores y más sofisticadas serán las amenazas a las que estén expuestos.
A esto hay que añadir el peligro añadido que entraña la creciente convergencia de dispositivos. Cada vez que un dispositivo móvil se conecta a un PC para sincronización de datos, se convierte en una vía de contagio y difusión de malware. Hay otras vías de introducir malware en los dispositivos con fines delictivos, que están empezando a ser explotadas: programas espía, troyanos, phising, etc.
Prueba de esta creciente preocupación del usuario por la seguridad móvil es el ritmo exponencial al que crecen las descargas de antivirus para móviles, según los datos que ofrecen los fabricantes soluciones de seguridad móvil.

>