Fernando Jofre trabajadores en remoto correo

Parece increíble pero debe ser cierto. Pocos días antes del calentón informativo del Mobile World Congress de Barcelona, se ha publicado el primer estudio UX Rank sobre usabilidad de las webs españolas. Según se desprende de este completo informe elaborado por Top Position, Consultora de Marketing y Comunicación Digital, y basado en la metodología heurística de Nielsen, los sitios web de las cien principales empresas que operan en España y escogidas por volumen de facturación, obtienen una nota media de 5,8 sobre 10 en experiencia de usuario (UX), en el que se han analizado 80 variables de usabilidad.

Y es que más del 90% de los sitios web analizados obtienen una calificación más que mejorable. De hecho, y es lo que más me ha llamado la atención, el 40% de los sitios web no disponen de una versión compatible con dispositivos móviles, cuando la tendencia a la movilidad es un tren imparable.

El estudio estaba dividido en tres grandes categorías: e-commerce, sitios corporativos y sectoriales, dejando a un lado las webs informativas, como podrían ser los medios de comunicación. A nosotros nos dejaron tranquilos. Pues de todos ellos, los portales de e-commerce son los que presentan mejor adaptabilidad a smartphones y tablets.

La verdad es que en líneas generales tampoco me extraña este resultado, con la experiencia del día a día desde mi móvil. Mi caso “extremo” fue una nueva App para pagar el ticket de estacionamiento en la calle, para la que el formulario de registro y de condiciones de uso no se podía cargar en el móvil… ¡No cabía y no se podía hacer scroll! O sea, que tenías que irte a casita a darte de alta, para volver luego a la calle a usar la App.

Viendo reflejadas mis impresiones de este caso particular, los errores más críticos se producen en los sistemas de ayuda, la búsqueda, la estructura de formularios, la distribución del contenido de las páginas, la estructura de navegación y en general, la adaptabilidad móvil.

Mercadona destaca por la baja puntuación tanto en su solución de e-commerce como en la web corporativa. No será por recursos, supongo… más bien se deberá a una absoluta falta de interés.

Adicionalmente, nada menos que la mitad de los e-commerce (54%) no ofrece al usuario diferentes formas de pago (¡¡Tan sólo una!!), lo que sin duda supone una barrera en la compra online. Los realizadores del estudio también destacaron el caso de Amazon, que es de los que sólo tiene un medio de pago y ahí están… Bueno, ellos quizá se lo puedan permitir 😉

Pero hay otros detalles imperdonables, como el que un 76% no muestre de forma correcta el carrito de la compra y el 58% no ofrezca una descripción completa del producto.

Dedicando lo poco que me queda al apartado de webs corporativas españolas, según el estudio los cincuenta sitios analizados obtienen una nota media de 5,4, una calificación muy baja que refleja que todavía queda mucho que mejorar en experiencia de usuario. Estos sitios web son los que peores resultados obtienen en los smartphones: el 66% de los sitios analizados no tiene su web adaptada a dispositivos móviles. En general hemos suspendido la prueba y habrá que ver si reaccionamos para el año que viene. La pena es que no haya nada parecido sobre UX fuera de España. Me gustaría contrastarlo, para consolarme, o quizá para darme cuenta de que es un mal común.