Como casi siempre, en este último mes del año, nos toca hacer balance del período reciente transcurrido y elucubrar sobre lo que nos puede llegar en el próximo ejercicio.
Tengo que empezar por adelantar que Byte, junto con MKM, el grupo editorial que nos sostiene, ha registrado en 2007 el mejor resultado de su historia. Lo comento por la ilusión y satisfacción personal que me produce, pero también para hacer partícipes de este éxito a todos aquellos que nos vienen apoyando, tanto a las empresas como a los lectores que nos siguen todos los meses.
Aclarado esto, tengo que constatar que el conjunto del sector editorial especializado, no pasa por su mejor momento. Ha sido un año con muchas tensiones e incertidumbres que, con seguridad, va a dejar secuelas en más de uno.
Por lo que se refiere al conjunto del sector Informático, el año que concluye no ha sido malo. La mayor parte de las empresas, por lo que nos cuentan, van a registrar datos positivos. La preocupación viene por lo que nos pueda deparar 2008: no tanto por la coyuntura específica de nuestro sector, que sigue teniendo un potencial de crecimiento notable, sino por factores externos ajenos, no controlables; el más preocupante para mi, el clima de pesimismo “artificial” que se está generando en torno a la evolución de la economía española.
Si a esto le unimos la ralentización de las decisiones de compras que siempre provocan la celebración de elecciones, las reales tensiones inflacionistas y el incremento del precio del petróleo, obtendremos un cóctel un tanto amargo.
Pero, bueno, como saben los viejos del lugar, esta bebida ya la hemos tenido que tomar en otras ocasiones y lo hemos superado con alguna indigestión pasajera. Como siempre, los más listos, los que más innoven y más trabajen, tendrán menos problemas para alcanzar los objetivos propuestos.
Mientras lo vemos, les deseo a todos lo mejor para el 08.

>