Maribel Monge CIO de HomeServe

Nombre: Maribel Monge
Cargo: CIO de HomeServe Iberia
Fecha de nacimiento: 28-8-1972 Hijos: dos
Hobbies: viajar y compartir buenos momentos con amigos
Estudios: Licenciada en ADE

Entrevista con Maribel Monge, CIO de HomeServe Iberia

¿Cómo llegó al mundo TIC?

Claramente, llegué al mundo TIC de casualidad. Soy licenciada en Administración de Empresas y mi primera experiencia laboral fue en una compañía de software como consultor junior financiero. A partir de ahí, seguí la carrera tradicional de cualquier consultor, pasando por las diferentes etapas de junior, senior, jefe de proyecto… Y desde ahí, he ido avanzando hasta donde estoy hoy, CIO de HomeServe Iberia.

¿Qué es lo que más valora de su trabajo?

Me encanta mi trabajo y así se lo intento transmitir día a día a todo mi equipo. Creo que se pone de manifiesto en la pasión con la que hacemos las cosas. Si tuviera que destacar algún aspecto sería la capacidad de generar soluciones de negocio innovadoras que aporten valor a nuestro día a día, y que sirvan de palanca para diferenciarnos de nuestra competencia y obtener una ventaja diferencial en el mercado.

En su opinión ¿qué es lo que falla para que las mujeres no apuesten más por el estudio de carreras STEM?

A pesar de que hemos avanzado mucho en los últimos años respecto a la brecha de géneros, en todos los sentidos y en todos los sectores, todavía sigue habiendo algunas barreras, principalmente psicológicas, que sitúan a las mujeres en estudios más ligados a letras y humanidades frente a las STEM. Gracias a la mayor concienciación de la sociedad y al esfuerzo que se está realizando, afortunadamente día a día nos vamos aproximando a una situación mucho más equilibrada y la mujer está ganando presencia en los estudios STEM.

¿Cree que existe el “techo de cristal” en las empresas TIC? ¿Cuál debería ser la solución?

Desafortunadamente en este caso, las cifras hablan por sí solas. En mi opinión, no creo que exista una fórmula mágica para solventar el problema, pero pienso que una gran parte de la solución pasa, sin duda, por apostar por el talento con independencia del género.

¿Una política de cuotas puede resolver el problema?

Desde mi punto de vista la política de cuotas puede convertirse en vacía y cortoplacista, en aquellos casos en los que la cuota femenina no aporte el conocimiento, el talento, la experiencia y los skills necesarios para desarrollar adecuadamente la posición. Los números, la paridad y las cuotas, son eso, solo números. Nosotras somos las responsables de dar sentido a esos números dentro de las organizaciones y, por tanto, tenemos el gran reto de evidenciar que nuestras capacidades pueden romper todas esas barreras.

¿Qué dificultades se encontró usted para llegar a la posición que tiene actualmente?

Siempre me he sentido una persona afortunada en el ámbito profesional, pero ciertamente, tengo que decir que no todas las compañías en las que he trabajado han tenido tan interiorizado en su cultura, la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres como lo tiene HomeServe. En particular recuerdo un par de situaciones complicadas, pero me quedo con el aprendizaje y con que las decisiones que adopté en aquellos momentos me han traído hasta aquí.

¿Qué es lo que más valora de su empresa con respecto a la integración de la mujer?

Me siento orgullosa de formar parte del equipo de HomeServe, una compañía que apuesta firmemente por el talento femenino y la igualdad. De hecho, en la actualidad, nuestra plantilla está formada por un 74% de mujeres, siendo superior al 56% la representación de mandos intermedios y alcanzando una presencia del 43% en puestos directivos. En nuestro equipo de IT, por ejemplo, ya tenemos un 32% de representación femenina.

Además, en HomeServe contamos con un gran número de iniciativas y planes de igualdad orientados a garantizar siempre la igualdad de oportunidades. De hecho, trabajamos día a día, para seguir siendo una de las mejores empresas donde trabajar en España.

Un 35% de alumnos no logra ni acabar el bachillerato ni la FP equivalente, ¿está en la educación el problema de la falta de perfiles especializados?

Creo que nuestro sistema educativo debería contar con una orientación más personalizada a nuestros alumnos. Cada uno de ellos tiene unas necesidades particulares y unas circunstancias diferentes. Nuestro sistema no está diseñado para estudiar cada caso en profundidad y proponer las alternativas más favorables para cada alumno.

¿Le han servido los estudios que hizo para realizar su labor actual?

Cuando comencé mi carrera profesional tenía claro que no, pues no lograba entender como podía aplicar todo lo que había aprendido en mis años universitarios al día a día de mi trabajo, estaba completamente perdida. Con el paso de los años, a medida que he ido avanzando en mi trayectoria laboral, y por la naturaleza del rol que ahora desempeño, esta percepción inicial ha cambiado completamente.

Solucione el problema de la educación en España…

El entorno laboral y los medios con los que contamos para desarrollar nuestra profesión han cambiado mucho con el paso de los años. Desde mi punto de vista, la educación no ha conseguido adaptarse al mismo ritmo a este nuevo entorno, y nuestros hijos siguen memorizando materia indiscriminadamente o haciendo ejercicios que en un futuro no podrán aplicar en un entorno laboral.

Creo que es necesario alinear ambos mundos si, en el medio plazo, queremos que nuestros nuevos profesionales tengan una visión muy próxima a lo que será su entorno de trabajo cuando se incorporen al mercado laboral.

Si tuviera que aconsejar a un joven qué estudiar de cara a obtener un futuro laboral estable, ¿por dónde le orientaría?

Administración de Empresas e Ingeniería Industrial son un clásico, siempre tienen buenas oportunidades laborales. Pero indudablemente, la revolución de la tecnología y las expectativas de su aplicación en el medio plazo a nuestro día a día, hace que las carreras o grados relacionados con la arquitectura informática, la programación o similares se posicionen como opciones prometedoras en la búsqueda de estabilidad laboral.

¿Hacia dónde cree que va el sector TIC? En su opinión, ¿cuáles van a ser las tendencias que realmente van a transformar la sociedad?

Todo pasa por la automatización, bien sea mediante robots o inteligencia artificial, y la simplificación de tareas, siendo las más cualificadas o aquellas donde se preste un valor añadido, las que seguiremos prestando las personas.

>