malware en android google play

Una vez más tenemos que informar sobre un problema que afecta a los teléfonos con Android, en especial los modelos de Samsung, Google, Nokia, Xiaomi y OnePlus, viéndonos obligados a tener que restaurar el sistema al de fábrica, lo que implica perder todos nuestros datos almacenados, con el consiguiente inconveniente que ello supone.

Hablamos de una imagen común donde vemos un paisaje que sirve como fondo de pantalla habitual en muchos dispositivos Android y que presenta la contrapartida de causar este efecto desagradable sobre el teléfono. Lo peor es que ha pasado desapercibido hasta ahora que varios usuarios en las redes han explicado y alertado sobre el tema.

El usuario de Twitter Ice Universe, un habitual en tratar estos temas, publicó un post en su muro de esta red social informando sobre su descubrimiento,y rápidamente se sucedieron respuestas que confirmaban su afirmación, incluso algunos que no lo sabían lo comprobaron al ver la publicación, ante su evidente asombro y preocupación.

Los daños que ocasiona son varios, según describen los propios usuarios en algunos terminales la pantalla se apaga espontáneamente, mientras que a otros les emitía destellos que no permitían acceder a los menús del teléfono ni poderlo usar. Los móviles de Huawei son los menos afectados, no teniendo la misma suerte los de Samsung, Google, Nokia, Xiaomi y OnePlus, como ya hemos mencionado.

Los daños que ocasiona a un móvil Android son varios. Según describen los propios usuarios en algunos terminales la pantalla se apaga espontáneamente

Lo peor de todo es que el viejo truco de apagar y volver a encender el dispositivo no solucionaba en absoluto el problema, por lo que los usuarios se han visto obligados a restaurar el sistema de fábrica, y aquellos que no contaban con una copia de seguridad correctamente realizada, han perdido todos sus datos previos almacenados en el móvil.

Según reportan los expertos de la Android Authority, lo que sucede es que el perfil de color que trae esta imagen en concreto, es mucho mayor del rango que el que permite procesar los dispositivos con sus sistemas operativos, y ello implica que se colapsen ante su incapacidad para gestionar un archivo de esa envergadura o tamaño.

Además para evitarlo es tan sencillo como transformar la imagen original a un perfil de color más simple y común como el RGB, que combina los colores rojo, verde y azul para componer la foto que vemos. Este formato es más manejable y no pesa mucho, al margen de que tampoco hace perder calidad alguna al archivo desde un punto de vista puramente estético.

No es la primera vez que sucede algo parecido, y ya en 2018 Google se enfrentó a una situación similar donde sus sistemas operativos no fueron capaces de reproducir el archivo, pero a diferencia de ahora, en aquel momento ante la imposibilidad, se desistió en el intento y se dejó pasar. Por suerte, en esta ocasión se ha detectado el problema y su origen y si aporta una posible solución sencilla.

Algo importante a destacar para concluir es que el error afecta a todos los sistemas operativos de Android, incluido el 10, pero se libra el Android 11, que ya viene preparado para evitar unas situación como esta. La buena noticia es que los fallos sirven para mejorar los dispositivos y sus sistemas, con lo que nos permiten seguir avanzando.