apple y microsoft

Decían los mayores que en río revuelto ganancia de pescadores, y en este caso de pandemia mundial por el Covid-19, las acciones de Apple y Microsoft  han superado ya los 1,5 billones de dólares. Una cantidad histórica que llega por la importancia que los servicios de ambas compañías han tenido para que muchas empresas pudieran seguir funcionando durante el estado de alarma.

En un escenario donde las dos grandes compañías han servido de pulmón de supervivencia para muchas empresas, y en el que el futuro económico y las inversiones están en una situación muy delicada, Apple y Microsoft se han labrado una imagen de valor seguro en el que invertir a largo plazo, ya que el futuro, según Barron´s pasa por el sector tecnológico.

Nunca anteriormente en toda la historia, una empresa de tecnología había alcanzado tanto valor de cotización, pero en estos instantes es algo que no sorprende lo más mínimo, porque mientras muchos valores y empresas han mostrado sus amplias debilidades durante la situación más dramática de la pandemia, Apple y Microsoft no sólo han sobrevivido, también han crecido y realizado un servicio y trabajo excepcionales.

Apple y Microsoft se han labrado una imagen de valor seguro en el que invertir a largo plazo, ya que el futuro, según Barron´s pasa por el sector tecnológico

A esta celebración se suman otros gigantes tecnológicos como Amazon que ha alcanzado unos 1,3 billones de dólares y la matriz de Google, Alphabet que ha superado de largo el billón de dólares a principios de este mes de febrero de 2020. Unas cifras que marean pero que son más que justas si establecemos una relación directa entre efectividad y valor.

Microsoft debe su crecimiento al aumento exponencial del teletrabajo, por su parte Amazon encontró su mina en el cierre forzado de todos los comercios de cercanías y tiendas habituales, mientras que Alphabet ha despuntado por el aumento de encargos de publicidad digital online, que ha disparado como nunca sus cifras y valor general.

Por su parte Apple vive una época muy dulce, empresarialmente hablando, ya que a su alza en cotización se suma el lanzamiento de su nuevo iPhone 5G, junto con él éxito de sus servicios y venta de accesorios muy demandados como los Apples Watch y los AirPods, que han arrasado en ventas durante estos últimos meses, brindando a la empresa unos números fantásticos.

A nadie se le escapa a estas alturas que el futuro de las empresas pasa por la tecnología y el mundo online, ya que durante toda esta pandemia ha quedado claro la fortaleza, estabilidad y funcionalidad de los sistemas tecnológicos implementados en las empresas. Aquellas que no los tenían o les habían quedado ya obsoletos, han descubierto que sin ellos no hay avance.

El teletrabajo y el e-commerce han llegado para quedarse, no son una moda pasajera ni fruto de una necesidad transicional, son el nuevo modelo, el nuevo paradigma de cómo se harán las cosas desde ahora, y el que no se suba a este tren se quedará en la última estación, mientras emprendemos el viaje al nuevo mundo empresarial que está llegando.