Pues ha sido una filtración a ZDNet, pero no se ha negado, por lo que se puede esperar que el primer teléfono con Windows Phone 8 llegue al mercado en el mes de noviembre. Por lo tanto, Microsoft cumple con las fechas que indicó en su presentación.

Publicidad

Con unas expectativas brutales en el crecimiento de la cuota de mercado, este sistema operativo en combinación con Windows 8 es el santo grial de Microsoft, y muchas de sus esperanzas futuras están puestas en esta dupla. Además, han conseguido el apoyo de gran parte de la industria, por lo que es una apuesta fuerte, con “sustancia” y que puede dar un vuelco a la situación de los de Redmond en el ámbito de la movilidad.



El caso es que las fechas se cumplen y, sin conocer el fabricante que tendrá el privilegio de tener el primer terminal con Windows Phone 8 (¿no debería ser Nokia?), ya sólo queda esperar para conocer si en Microsoft se han hecho bien los deberes o, simplemente, nos encontramos ante una campaña e marketing.