El evento, moderado por el analista independiente Jaime García Cantero, contó con la presencia de Andrés López, gerente de marketing, cloud, seguridad y gestión de Telefónica; Javier Amores, Director Operaciones de Sistemas de Información de Orange; Rafael Salcedo, IT Manager de Bankinter; Joao Pedro, director de servicios consultoria tecnológica de Unisys; Fernando Galvache, CIO de Sage; Javier de Andrés, Coordinador del Centro de TIC del Congreso de los Diputados; Javier Cayeiro, Responsable de Desarrollo de Negocio de Managed Services de Atos; Eugenio Robledo Illescas, analista experto de la Gerencia de Informática de la Seguridad Social; Thomas Setz, CIO de Kuehne-Nagel; Félix Espejo Verdú, Jefe de Servicio de Proceso de datos del Ministerio de Fomento; Eduardo Marín Merchán, jefe de servicio de Proceso de datos del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo; Ángel Ruiz Calonge, director de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de Catsa; Juan Antonio Tirado Rodríguez del Departamento de Modelización y Soporte al Negocio de la Tesorería de Banesto; Javier Montes de Ceres – FNMT, José Lamela, Manager de Canal Grandes Cuentas y Administración Pública para Empresas de Vodafone y en representación de Dell participaron Javier Gallego y Luis Ramírez.

Publicidad


Abrió el debate Jaime García Cantero que expuso cuál es la situación del Cloud Computing. En su opinión “habría que conocer cuáles son las desventajas de cloud. Lo conceptual y lo bueno de la nube todos lo entendemos. En las vidas organizativas al concepto de la información como servicio hay que añadir el de liquidez organizativa. Y es que vivimos en una sociedad líquida en la que las cosas no duran, en el que una empresa puede pasar de tener cinco divisiones a tener tres o que la sede central pase de estar en Madrid a situarse en Londres de la noche a la mañana. Y en la tecnología nos encontramos con que tenemos unas infraestructuras tecnológicas que pesan mucho y por eso todo el  mundo habla de servicios, servicios y servicios. Esto no sé si es Cloud o no Cloud. Yo suelo decir que nos encontramos más ante un mundo orientado a servicios y Cloud puede ser una de las ayudas de este mundo. Con todo esto, de repente nos encontramos ante la tesitura de ver quién nos ofrece estos servicios. Si el servicio es interno o externo es decisión de las empresas. Las empresas creen que todo este mundo de los servicios ya les suena porque se parece muchísimo a cosas que ya estaban, y tienen razón porque  son cosas que ya existían. Además de la elección del proveedor, también esta el apartado que hace referencia a la seguridad y que es algo que está muy presente, sobre todo en las Administraciones Públicas”.


Con estos mimbres dio comienzo el debate, para lo que era fundamental conocer la opinión de Dell, uno de los principales actores tecnológicos dentro del mundo cloud. Tal y como señaló uno de los responsables de la multinacional norteamericana durante el transcurso del evento, Javier Gallego, “la apuesta de Dell, en lo que a la cloud privada se refiere, se centra en tres pilares fundamentales: servicio, agilidad y flexibilidad. A la hora de construir una cloud privada lo primero que hay que pensar que casi toda la tecnologia para su construcción ya está presente en nuestras casas y nuestras empresas. Y es que, tenemos máquinas que tienen más capacidad de proceso que las que existían hace algunos años; además, hay muchas compañías que ya disfrutan de los beneficios de la virtualización por lo que la cloud privada se convierte en la automatización de todo el entorno que tiene una empresa en su CPD. Esto ha supuesto que la cloud privada sea ahora una realidad. Se trata por tanto de llevar la tecnología a un siguiente estado. Un estado en el que la compañía nos está pidiendo cosas mucho más sofisticadas en el plano de los datos, en suministrar más potencia en un determinado proyecto, o acelerar el time to market y poder satisfacer las necesidades de una forma más diligente. Otro reto es que tenemos tecnologia de muchos fabricantes y evidentemente no la vamos a tirar a la basura, así que proteger la inversión también es una prioridad”. En este sentido, Javier Gallego, añade que “cuando hablamos de automatización, flexibillidad, y agilidad, tenemos que poner de acuerdo, sólo desde el punto de vista de TI a un importante número de personas, que pertenecen a departamentos estancos (el departamento de almacenamiento, el de redes, el de middleware, el de seguridad, etc.). Así que para poder armar un proceso, lo más automático posible, nos toca lidiar con un montón de modos de uso y de procesos. Hay que tener claro que nuestra IT se debe modelar en función de los requerimientos de negocio. Necesitamos una sponsorización muy alta para el éxito de estos proyectos y lograr así una solución de IT modelable, flexible y ágil”.


Por este motivo y, tal y como se expuso durante el encuentro, la apuesta de Dell es rupturista si la compañía lo que pretende es empezar desde cero. Esto suele darse en aquellas empresas cuya base instalada ya está amortizada. Las ventajas que proporciona la creación de la cloud privada de esta forma es que el proyecto será mucho más innovador y con un coste mucho menor. No sólo eso sino que, en el caso de empresas con una base instalada no amortizada, se apuesta por arquitecturas mucho más integrales pero también integradoras. Como señala Javier Gallego, “aportamos tanto tecnología “in a box” como tecnologías híbridas en las que podemos instalar componentes, vía hardware o vía software respetando la inversión que cada cliente tenga, para que el proyecto sea económicamente viable. Nos fijamos, por tanto, no sólo en que los proyectos sean viables técnicamente, sino que también sean económicamente viables, para lo que nos fijamos en el coste de la solución y en el ROI, que ese proyecto de nube privada, le va a suponer al cliente”.


En este sentido, Luis Ramírez señaló que “existen dos tendencias a la hora de desarrollar clouds o automatizar los CPDs. Yo no creo en el concepto cloud porque en realidad de lo que se trata es de hacer las cosas diferentes. No creo que de lo que se trate sea rentabilizar la inversión del CPD sino cómo vamos a enfocar la estrategia de cloud dentro del CPD. A mi entender, creo que el punto fundamental y la diferencia es que hasta ahora la tecnología estaba sometiendo a la capacidad de negocio y yo creo que actualmente esa tendencia está cambiando y lo que se intenta es que la tecnología se adapte a las neceidades reales del negocio y que no esté limitado por ella. En esta situación influye sobre todo que el usuario y las empresas nos están exigiendo que tomemos ciertas medidas para no perder el control sobre los datos de la compañía, ya que se están adoptando tecnologías de terceros que en un momento dado pueden suponer problemas a nivel legal”.


Para Javier Cayeiro, Responsable de Desarrollo de Negocio de Managed Services de Atos, “el éxito del cloud viene dado actualmente por el factor económico que está cambiando la escala de valores. Por ejemplo, en lo que a las AA.PP. se refiere se está planteando la apuesta por cloud en términos de ahorro de inversiones o de reducción de costes, etc. Y es que, en general, lo que están viendo empresas y Administraciones es que si virtualizo ahorro entre un 15-20% y si además, los datos los llevo fuera de España obtengo un 5% adicional”.


La seguridad

La seguridad se convirtió en un elemento central del evento. En este sentido, las opiniones fueron claras. La mayoría de los participantes aseguraron que la nube era segura. Sobre todo si de lo que se habla es de cloud pública. Por ejemplo, Ángel Ruiz Calonge, Director de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de CATSA cree que “el modelo nos ha demostrado que la seguridad no es un aspecto importante y nos ha demostrado que la seguridad del cloud no es algo crítico para tomar las decisiones”. En la misma línea se sitúa Joao Pedro, Director Servicios Consultoria Tecnológica de Unisys que asegura que “la externalizacion de servicios es algo que existe desde hace mucho tiempo y esto no cambia con el cloud. Con un contrato bien preparado no hay por qué preocuparse”. Es decir, en general se llega a la conclusión de que el tema de la seguridad es una excusa para no abordar proyectos cloud. La realidad apunta a que las empresas tienen que estudiar qué se puede llevar a la nube y qué no se debe llevar bajo ningún concepto, aunque algunos como Fernando Galvache, CIO de Sage afirma que en su empresa “cuando empezamos a estudiar qué llevábamos a la nube y que no, decidimos llevarlo todo. Gracias a esta política hemos obtenido una agilidad brutal con la que además obtenido un ahorro del 80% en el coste del CPD y además estamos al 50% de nuestra capacidad. En cuanto a ahorro de costes global es de un 20-30%. Asi que nos ha supuesto un ahorro y no tener que estar sometido a las capacidades tecnológicas”.

Tan entusiasta de Cloud es Rafael Salcedo, IT Manager de Bankinter que asegura que “cuando entras en el mundo de la virtualización y del cloud computing son todo ventajas. Ya solo en la consolidación es brutal, te ahorras espacio, gasto en refrigeración, etc. Y ademas si tienes un modelo renting, no tienes que preocuparte de las máquinas o del pago del mantenimiento de los equipos. Antes, llegaba un momento en que no podías pagar el mantenimiento, porque, al quedarse el equipo obsoleto era muy caro y tenías que migrar. Con un modelo cloud, los números salen desde el primer momento y es lo que nos ha movido a todos a apostar por la consolidacion de servidores”.

No sólo se trata de un problema de seguridad en sí mismo. Al menos desde la perspectiva de Javier de Andrés, Coordinador del Centro de TIC del Congreso de los Diputados: “Yo creo que cloud es totalmente seguro. Existen muchas personas y empresas que no lo ven seguro y en mi opinión es que se rigen por sensaciones. A modo de ejemplo, en el Congreso cada grupo tiene su propio servidor blade, porque incluso estando allí no quieren compartirlo con nadie más por las percepciones que se tienen en torno a la seguridad. También es verdad que en un entorno de Administraciones Públicas es más difícil tomar decisiones de este tipo por culpa de la legislación”.


Pago por uso

En este sentido, Dell también apuesta por un elemento importante que es el del pago por uso, incluso interno. Para Javier Gallego, uno de los problemas reside en que “la virtualización ha traído consigo la aparición de forma desordenada y masiva de máquinas que antes no estaba. Así que hay un reto que es el control de esas máquinas virtuales que crecen como setas, pero que no hemos decidico el tiempo por el que es necesaario tener una máquina, si se debe apagar una máquina cuando finaliza un servicio, etc. Es decir, hay que manejar muy bien el ciclo de vida de las máquinas. No sólo eso, sino también hay que ver el hecho de cobrar a los departamentos internos por el uso del servicio o capacidad de cómputo asignado en cada caso”.

En Dell lo tienen claro: el cloud es mucho más que la virtualización. Es la emancipacion de los servicios en cualquier tipo de capa y el reto es intentar estandarizar la forma en que trabajan las empresas. “Tenemos que ser capaces de integrar un entorno físico con un entorno virtual. Ya existen herramientas para hacer eso. Lo que debemos hacer es proteger la inversión del cliente,” asegura Luis Ramírez.


Los problemas

Andrés López, Gerente Marketing Cloud, Seguridad y Gestión de Telefónica, señala que los problemas de cloud, “más que en los aspectos de la seguridad, las barreras se encuentran en la externalización y a quién se le ceden los datos. Realmente, lo que creo es que la seguridad es más algo relacionado con las sensaciones que pueda tener el cliente que por otros aspectos”. En este sentido, Luis Ramírez cree que “la tecnología está tan asimilada, que el usuario va mucho más rápido que los departamentos de TI de las empresas. El gran reto es ser capaces de avanzar a la misma velocidad que avanza el usuario. Si no, ahí es donde vamos a perder el control”.

Además, este directivo de Dell añade que “además hay un punto fundamental que es el que se refiere a la estandarización. Al final, anclarse a soluciones propietarias nos va a impedir ser más ágiles o imaginativos a la hora de acometer soluciones. Es cierto que todos queremos tener una seguridad y una garantía, pero el hecho de que sea estándar o abierto no quiere decir que te tenga mayores garantías. Hay soluciones que te permiten migrar entre diferentes ecosistemas, no solo desde un punto devista propietario, sino con estándares abiertos, etc., con un soporte detrás como el que puede ofrecer Dell, que te da una garantía”.


La visión de Dell

La visión de la Cloud Privada por parte de DELL se puede resumir en tres puntos clave que son el pilar de la cualquier solución. Estos tres elementos se puede resumir en una visión simple basada en estándares que permitan proteger la inversión realizada por el cliente sin perder de vista los retos tecnológicos e innovación que priman en este tipo de soluciones.

Con el uso de estándares que evitaremos el anclaje a un fabricante determinado y  con lo que la protección de la inversión por parte del cliente está asegurada. Usando esta metodología, o modelo como arma principal para la construcción de cualquier solución, y no siendo exclusivo de las propuestas de entornos en la nube, DELL se posiciona como socio tecnológico estratégico de todos sus clientes a la hora de acometer cualquier proyecto o abordar cualquier reto de modernización y flexibilización de su entorno de TI.

Como cualquier proyecto, la creación de una nube privada, requiere de una serie de decisiones previas siendo fundamental, para el punto de partida, el estado del actual centro de datos, en caso de existir,  y no olvidando que la construcción de un este tipo de entornos no requiere necesariamente de un CPD propio. Desde este punto  proponemos dos acercamientos diferenciados en base a la decisión sobre la que se asiente la creación del mismo. Por un lado una visión continuista de los centros de proceso de datos, que pretende reutilizar la infraestructura disponible y sobre ella utilizar procedimientos de automatización que nos permitirán flexibilizar y agilizar todos los procesos que ocurren en su día a día. Desde esta perspectiva, VIS como arquitectura propuesta, nos permite gestionar un parque multivendor, tanto a nivel físico como a nivel de entornos multihipervisor, facilitando la migración de entornos físicos a virtuales, virtuales a físicos e incluso entre diferentes hipervisores, de una forma automatizada y sin retrasos en los diferentes procesos de conversión;  a la par que podemos controlar el ciclo de vida tanto de los nuevos servicios, como de los ya existentes dentro de nuestro centro de datos. Por otro lado, con un punto de vista más rupturista, la creación desde cero de una solución de Cloud, que nos permitirá ser más agresivos tecnológicamente teniendo como punto fuerte el uso de herramientas que nos permitirán incurrir además en unos menores costes. Para ello DELL, independientemente del acercamiento que deseemos desarrollar, dispone de un amplio catálogo de productos y alianzas con los principales fabricantes de software que nos permiten afrontar el desarrollo de este tipo de soluciones con total garantía de éxito