Bitdefender ha presentado en una rueda de prensa virtual las principales conclusiones de su estudio “10 in 10”, el cual aborda la situación de la brecha de seguridad producida por el incremento del trabajo en remoto a causa de la pandemia. Y es que, un 49% de los responsables de seguridad de la información cree que este aumento de ataques relacionados con la ciberguerra supondrá un perjuicio real para la economía en los próximos doce meses.

El estudio recoge las opiniones de más de 6.724 profesionales de IT de Reino Unido, EE. UU., Australia, Nueva Zelanda, Alemania, Francia, Italia, España, Dinamarca y Suecia. Entre ellos se encuentran profesionales de seguridad IT, analistas, directores de seguridad, CISOs y CIOs.

“2020 ha sido un año de cambios, para el mundo en general y para la industria de seguridad en particular. Este sector está evolucionando rápidamente para adaptarse a una nueva normalidad que viene definida por un incremento del teletrabajo y la aparición de nuevas amenazas. Entre estas últimas se encuentra la guerra cibernética, que ya se ha convertido en una gran preocupación para las empresas y la economía, a pesar de que no todo el mundo está preparado para afrontarla.”, explica Liviu Arsene, Senior Threat Analyst de Bitdefender.

Una posible ciberguerra seguida del aumento del ransomware

En el periodo actual de disrupción global, la mayoría de responsables de seguridad españoles encuentran alarmante la amenaza real de una posible guerra cibernética, a pesar de que un total del 30% de estos, todavía no posee una estrategia clara en sus empresas para mitigar este riesgo. Si nos centramos en otro de los problemas actuales, el aumento del ransomware podría producir el cierre de muchos negocios si en los próximos 12-18 meses no se incrementa la inversión en seguridad.

Un 44% de los responsables de seguridad españoles dice que está observando un incremento de dichos ataques, mientras que un 57% espera que durante los próximos meses este tipo de ataques siga creciendo. Si nos centramos en las causas del aumento de estos ataques encontramos un punto claro; el Trabajo en remoto, pues el empleado en un objetivo más fácil al permanecer fuera de la protección del sistema corporativo.

Qué cambios debemos llevar a cabo para frenar la brecha de ciberseguridad 

Un 41% de los encuestados españoles piensa que es fundamental mejorar la comunicación con la alta dirección de sus compañías para lograr que comprenda mejor los riesgos a los que está expuesto el negocio. Mientras que un 37% cree que es importante hacer hincapié en la comunicación a empleados y clientes. Además, un 36% afirma que es necesario emplear un lenguaje menos técnico si lo que se pretende es que todo el mundo entienda bien tanto los riesgos como las formas de estar protegido. 

“Lo único que sabemos con certeza es que el panorama de la seguridad va a seguir evolucionando. Seguirán los cambios, pero ahora podemos trabajar para que sean para bien. Para afrontar la nueva realidad con éxito es necesario que este sector comience a comunicar de una forma más accesible, en la que todo el mundo entienda lo que se está diciendo. De esta forma, seguramente se incrementará el apoyo e inversión necesarios dentro de las empresas. Además, para derrotar a los malos tenemos que empezar a cerrar el déficit de talento de una manera diferente, enfocándonos en la diversidad de los equipos y, más específicamente, en la neurodiversidad”, añade Arsene.

Un 49% cree que el aumento de ataques relacionados con la ciberguerra supondrá un perjuicio real para la economía en los próximos doce meses

Ciberguerra, ransomware y otros términos relacionados con la ciberseguridad son conceptos que no siempre resultan fácilmente entendibles por todos dentro de las organizaciones, lo que en ocasiones dificulta la obtención de apoyos y la asignación de presupuestos. El 53% de los profesionales de seguridad de la información españoles cree que para revertir esta realidad y conseguir aumentar la inversión que se destina a sus proyectos es necesario dar un giro drástico a su comunicación. Este porcentaje aumenta hasta el 55% entre los CISO y CIO a nivel global, profesionales que cuentan, en gran medida, con presencia en los consejos de dirección de sus organizaciones.

La clave del éxito: la búsqueda de la diversidad y aumento de la seguridad 

Los responsables de ciberseguridad deben abordar cambios en la composición de sus equipos, al mismo tiempo que mejoran su forma de comunicar. Pues, uno de los mayores desafíos del sector es lidiar con el déficit de talento disponible, algo que se refleja en las opiniones de los profesionales encuestados. De ahí que un 39% de los españoles considere que sus empresas se están viendo afectadas por la escasez de personal especializado.

Si este deficit de talento se extiende 5 años más, los CISOs y CIOs preven que acabe afectando a la supervivencia de las empresas. Entonces, ¿cómo solucionamos este problema?. El 36% de los profesionales españoles coincide en afirmar que para ser eficaz, el sector de la ciberseguridad debería ser un reflejo de la sociedad a la que intenta proteger.

En este sentido, el 41% de los profesionales de seguridad españoles dice que añadir neurodiversidad servirá para fortalecer las defensas de ciberseguridad cibernética. Otro 38% está convencido de que una fuerza laboral más neurodiversa servirá para nivelar el campo de juego en el que se lucha contra los malos. Todo lo anterior indica que la brecha de habilidades es una realidad que ha llegado para quedarse, por lo que la solución pasa por buscar alternativas al talento tradicional.

>