Guzman Garmendia Gobierno de Navarra
Guzmán Garmendia, director general de telecomunicaciones y digitalización del Gobierno de Navarra

Cargo y empresa: director general de telecomunicaciones y digitalización del Gobierno de Navarra
Fecha de nacimiento: 10/2/1974
Estado Civil: divorciado. Hijos: dos
Deportes que practica: trekking, todos los relacionados con el agua y mus.
Hobbies: aeronáutica y todo lo relacionado con el agua y el verano
Estudios: Licenciado en CC. de la Información y AMP por el IE
Personas a su cargo: 700
Antigüedad en la empresa: 2 años y medio.
Trabajos anteriores: BDM del Sector Públicoen Oracle España y Portugal

Guzmán Garmendia, Director General de Telecomunicaciones y Digitalización del Gobierno de Navarra

¿A qué se dedica la parte principal del presupuesto de TI de la empresa?

A mejorar la vida de las personas y de las empresas: Dotando a nuestra región de la mejora conectividad, enseñando a explotar la tecnología en su mayor amplitud y haciendo proyectos facilitares a través de un gobierno 100% digital, es decir, construyendo salud digital, administración electrónica, robotizando procesos, reduciendo trámites, transformando la educación y un largo etcétera infinito que, por supuesto, incluye facilitar el ocio a la ciudadanía en sus nuevas formas.

¿En qué área se está invirtiendo más este año?

En Infraestructura Tecnológica. El salto que hemos dado en digitalización, sobre todo desde la sociedad, ha hecho que tengamos que poner a disposición de la ciudadanía las mejores conexiones, los mejores servicios y la mejor de la solidez TIC.

¿Qué proyecto es del que está más satisfecho?

Probablemente de dos que son uno: La conectividad y la capacitación. Si no tenemos al 100% de las personas conectadas, o si no tenemos al 100% de nuestros habitantes capacitados digitalmente, de poco valdrá que tengamos los mejores servicios en digital, es más, estaríamos trabajando en contra de la igualdad, y eso solo lo podemos vencer vertebrando con conectividad hasta el último rincón y formando a toda nuestra gente.

Si le pusieran todos los beneficios de la empresa a cargo del departamento de TI, ¿qué le gustaría implementar?

Es difícil contestar esto, ya que no tenemos beneficios. Pero si me hicieran un presupuesto infinito, probablemente haría lo mismo que ahora, pero a mayor velocidad, acelerando la conectividad de quinta generación, aumentando el aprendizaje a los más vulnerables tecnológicamente, desarrollando nuestro propio centro de ciberseguridad y, una vez más, un largo etcétera.

¿La seguridad es un problema?

No, es una preocupación.

¿Qué retos tecnológicos tiene una AAPP como la suya?

Nuestro mayor reto es llegar a la igualdad digital sostenible. Todos sabemos muy bien los proyectos en los que estamos, pero debemos también fijarnos quiénes los van a ejecutar en el futuro. Que haya tan sólo un 12% de mujeres matriculadas en Informática es problema global, no solo de mi Administración. Esto es baladí, ya que, por ejemplo, si las mujeres no toman parte en la construcción de algoritmos para la Inteligencia Artificial, que ya está aquí, construimos patrones primarios sin contar con la mitad de la población. Es un reto social, sí, pero también tecnológico.

¿Se puede trabajar desde casa?

Por supuesto, es más que recomendable y si no somos flexibles en su aplicación perdemos competitividad. En estos momentos las AAPP competimos en un mercado junto a las empresas privadas. Si ya es complicado atraer y retener talento, el componente del teletrabajo se ha sumado a la oferta. Desde el punto de vista público, en los perfiles TIC tenemos que ser tremendamente cuidadosos, y observar que podríamos estar en inferioridad de condiciones si no somos capaces de entender la situación del sector y de su demanda en RRHH.

¿Qué tendencias principales observa en el mundo TIC?

El Metaverso. En mi opinión vamos a ‘navegar’ por Internet de otra forma en unos pocos años, será virtual, y ahí haremos nuestra vida paralela comprando, relacionándonos, trabajando, haciendo actividades de ocio y, por supuesto, estableciendo relación con la administración. Para ello también deben impulsarnos otras tendencias muy relacionadas, como el 5G (la conectividad), la nube (almacenamiento creciente) o la ciberseguridad, por amenazas nuevas.

Bajo ningún concepto en su móvil puede faltar…

Una foto con mis hijos de fondo. Y en cuanto aplicaciones Whatsapp, Linkedin la cámara, FlightRadar y RainAlert.

¿Cuál es la herramienta que realmente le cambió la vida?

El Spectrum, y poco más tarde un 486 (ambos los compró mi padre no sin fuerte oposición interna), que me llevó a descubrir el HTML y a partir de ahí me matriculé en una academia en Madrid, en la Puerta del Sol, que creo que era la única de España que enseñaba este código. Esto supuso un antes y un después de mi carrera, que pasó de probable periodista a seguro tecnólogo.

¿Harto de solucionar los problemas tecnológicos de la familia y amigos? ¿Qué le suelen pedir?

Es mi destino. Mi primera gran empresa en la que trabajé fue Telefónica, TPI. Por aquella época la gente empezaba a ponerse routers de esos que te dejaban sin teléfono, el desconocimiento era total y las dudas eran mayores que las de ahora, al enterarse de dónde trabajaba las llamadas se acumulaban, aunque la realidad es que normalmente no tenía ni idea. Sin embargo, desde entonces no he dejado de hacer de ‘chispas’, aunque la palma se la llevó el año que pasamos de 1999 a 2000 y todo el miedo que metieron los medios.

Lo de extraer el valor del dato, ¿supondrá de verdad la evolución de empresas como la suya?

Sin duda. Nosotros aspiramos a un Gobierno de Navarra que tome sus decisiones basadas en datos, para llegar a esto ya estamos ocupados, ordenando, estudiando y parametrizando, aunque nos queda mucho trabajo. Todas las administraciones deberían explotar al máximo sus datos, aprovecharlos para el bien común, haciendo un uso ético de los mismos y abriéndolos en formatos reutilizables para su utilización dentro de la legalidad y, una vez más, la ética.

¿Qué es eso de la transformación digital? ¿Slogan o necesidad?

Es una época que se ha visto acelerada a un ritmo insospechado como consecuencia de la pandemia. Aquellos que llevamos décadas trabajando en el sector sabemos que hasta marzo de 2020 éramos evangelizadores, se nos tacha de frikis y, en muchas ocasiones, éramos maltratados desde el punto de vista de relevancia y presupuesto. Hoy nos reconocen esenciales, estamos más presentes en el ámbito de la decisión, vemos como incluso tratan de evangelizarnos y notamos que, efectivamente, la Transformación Digital ha pasado a ser más que una necesidad.

¿Lo del I+D+i, es una leyenda urbana?

No. En el Gobierno de Navarra nos lo tomamos muy en serio, pero no debemos remar juntos todas las CCAA y demás administraciones. Observo con mucha envidia a Corea del Sur o Israel con cifras de inversión cercanas o pasadas al 4%. Hay qe dejar claro que el que nosotros no invirtamos como ellos, hace que les compremos sus televisores, teléfonos, ordenadores y, en definitiva, su tecnología, con lo que al final lo pagamos, vaya si lo pagamos, más que si invirtiéramos.

¿En la nube u on-premise?

Nube como nube, no se puede diferencia mucho. En las administraciones públicas hay que reconocer que esto de la nube, en cualquiera de sus presentaciones, se nos ha atragantado. Hay que saltar ya.

¿La falta de conocimientos de seguridad de clientes y empleados es el principal reto?

La falta de conocimiento no es el reto, el reto es dar a conocer el ámbito tecnológico, lo que hacemos, lo que supone y lo que implica en general. La pandemia, la nueva forma de trabajar, así como de relacionarnos o las variantes de ocio ahora generalizadas, están haciendo un trabajo inmenso en dar a conocer todo lo relativo a IT. La seguridad va en paralelo, y sí, tal vez ahora sea el centro de lo que nos toca evangelizar, pero tenemos experiencia.

¿Cómo se educa en tecnología a los ciudadanos y empleados?

Se han educado solo en una gran parte. Ejemplo: antes de la pandemia la salud digital en Navarra era utilizada por algo menos del 0,3% de la población. Dos años después más del 70% de la ciudadanía (de todas las edades) se ha relacionado con el Servicio Navarro de Salud de forma digital en los dos últimos meses. Adicionalmente a la necesidad (ha sido la vía de entrada de vacunas, pasaporte, citas..), hay que formar a colectivos que por alguna razón no está digitalizados. En Navarra estamos poniendo especial foco (hemos empezado a dar cursos y formación) a mayores, inmigrantes, desempleados y otros colectivos. De igual forma, y creo que es fundamental, las personas que estén ahora trabajando deben formarse en tecnología, adaptarse al medio, reciclarse y aprender a ser más útiles en su posición.

¿Cómo se mejora el acceso al ciudadano a los servicios digitales?

Como ya dije al comienzo de esta entrevista, conectando a toda la población y formándola. A partir de ahí, y como diría un informático ‘todo se puede hacer’, y hay que hacer todo para llegar a una administración 100% digital en una sociedad que será 100% digital (y en ocasiones virtual) en muy breve espacio de tiempo.

>