LG es un fabricante con una amplia gama de propuestas para el mercado de los ordenadores portátiles y que distingue sus dispositivos con características especiales y un diseño diferenciador. Para esta comparativa ha presentado un modelo con un excelente nivel de prestaciones, aunque con un diseño más enfocado hacia usuarios con especiales requerimientos en el ámbito de la movilidad. En cualquier caso, sí es necesario hacer notar una característica especial. A diferencia de la mayoría de los modelos, éste P300 utiliza un sistema de refrigeración líquida para reducir el calor interno del equipo, evitando el uso de ventiladores para conseguir un funcionamiento mucho más silencioso y agradable. Especialmente cuando tenemos que trabajar muchas horas con él.
Este P300 de LG es un dispositivo que llama la atención desde el primer momento, con un exterior de reducidas dimensiones, un peso de tan solo 1,6 Kg y toda una serie de detalles de diseño que llaman la atención, como los motivos que adornan su cubierta superior o el acabado con aspecto metálico de su teclado.

Aún tratándose de un sistema muy compacto, podremos hacer uso de una pantalla TFT de 13,3” de diagonal, en la que se puede trabajar a una resolución de 1.280 x 800. Utiliza una tecnología de retroiluminación LED, ofreciendo una excelente calidad de visualización con la mejora del nivel de brillo, reduciendo al mismo tiempo el consumo energético y el calor desprendido. En ella encontramos integrada una cámara Web con sensor de 1,3 Megapixels, especialmente pensada para aplicaciones de videoconferencia.
El teclado incorporado es bastante cómodo de utilizar, con un sistema TouchPad con gestión de scroll como dispositivo señalizador. En la zona superior de este teclado queda albergado el sistema estéreo de altavoces.
En lo relativo a su nivel de prestaciones, este P300 es capaz de ofrecer un excelente rendimiento para todo tipo de tareas, ya sea en el ámbito profesional como en entornos de ocio digital, multimedia, etc. En su interior aparece instalado un procesador Intel Core 2 Duo T9300, trabajando a 2,5 GHz y equipado con 6 MB de memoria caché L2. Además, se incluyen 4 GB de memoria DDR2, un disco duro de 300 GB de capacidad y 1 GB de TurboMemory, que permitirá incrementar la velocidad de arranque y disminuir el tiempo de carga de los programas.

Complementando este tema del rendimiento, debemos tener también en cuenta el adaptador gráfico elegido, nVidia 8600M GS, con 256 MB de memoria de vídeo dedicada pero que puede llegar hasta 1535 MB a través de la memoria compartida del sistema. Teniendo en cuenta sus reducidas dimensiones y peso, la unidad óptica se entrega en formato externo, es de tipo SuperMulti con grabación a doble cara y soporte para DVD-RAM.
Por último, otros elementos que podemos destacar son su completo equipamiento en el apartado de las comunicaciones (Gigabit Ethernet, Wi-Fi Intel 4965AGN a/b/g/n, Bluetooth), el lector de tarjetas 5×1 o la herramienta Battery Misser, diseñada para extender el tiempo de autonomía del equipo a través de un uso más eficiente de la energía.