El exterior de este modelo es diferenciador, combinando el frontal en negro con el color blanco para la peana y la zona posterior. Además de permitir la instalación en la pared, típico en este tipo de dispositivos, sí debemos destacar toda una serie de posibilidades a la hora de ajustarse a los gustos de todo tipo de usuarios.
El diseño de su peana nos permitirá inclinar el dispositivo, rotarlo sobre su eje vertical o incluso elevar la pantalla sobre la base. Además de esto, también cuenta con la posibilidad de instalarlo tanto en formato vertical como horizontal (pivotarlo), para acomodarlo a la lectura de textos u hojas de cálculo, a la navegación por la Web, etc.

Debemos también destacar la presencia de una doble entrada de señal, para analógico y digital, así como la presencia de un hub USB pensado para la conexión de todo tipo de dispositivos externos.
En lo referente a su nivel de prestaciones, este L206WU es un monitor de 20” de diagonal, presentado en formato panorámico (16:10) y en el que podremos trabajar a una resolución de hasta 1680×1050. Es capaz de ofrecer un elevado nivel de rendimiento, garantizado por datos como su ángulo de visualización (170º tanto en vertical como en horizontal), su nivel de brillo de 300 cd/m2 o su ratio de contraste que llega hasta 5000:1.
Pero además de esto, nos garantiza también un excelente comportamiento cuando se trata de reproducir imágenes en movimiento, atendiendo a sus 2 ms de tiempo de respuesta.