Acorde con los tiempos que corren, FileMaker ha introducido en su versión 9 diversos cambios y mejoras que amplían las capacidades de esta base de datos y, a la vez, entorno de desarrollo. La versión 9 mantiene el amigable entorno de desarrollo que nació en el entorno Mac y que continúa ofreciendo también en esta plataforma sus servicios.
Entre los cambios más significativos y posiblemente más importantes hay que destacar que el producto es capaz ahora de trabajar con otros formatos de tablas y bases de datos, además de su propio formato. Para hacer el producto más amplio, el fabricante ha optado por dar soporte el conocido formato de consultas SQL. Esto permite que ahora FileMaker pueda emplear con la misma facilidad que su propio formato los datos provenientes de fuentes como SQL Server de Microsoft, Oracle y MySQL.

Con esta versión se ha logrado que la compatibilidad con los nuevos formatos no obligue a complejas adaptaciones, de manera que se mantiene el tradicional estilo de programación para el acceso a los datos, pero con la ventaja de acceder a múltiples fuentes de datos. La gestión de estas fuentes no requiere ninguna complejidad adicional y los datos accedidos vía SQL se comportan de manera y tienen las mismas propiedades que los provenientes de las tablas FileMaker. Empleando las herramientas tradicionales de FileMaker l programador tiene capacidad para crear relaciones fiables tanto en un sentido como bidireccionales con las tablas SQL externas.
A pesar de ello, FileMaker ha optado a la vez por mantener su política de compatibilidad, de forma que aunque ha añadido nuevas prestaciones, se mantiene el formato básico de base de datos, lo que facilita la creación, modificación o ampliación de antiguas aplicaciones con el nuevo entorno de desarrollo. Así mismo, se ha reforzado la incorporación de datos procedentes de otras aplicaciones, como Excel, sobre las tablas internas. Y viceversa ya que los resultados de un informe pueden exportarse más fácilmente a formato Excel.
Para facilitar la vida a los programadores, FileMaker ha mejorado el diseño de los formularios mediante su herramienta de alineación, así como actualizado la barra de herramientas estándar. Sin duda la inclusión de patrones para imprimir etiquetas resulta ideal para funciones de envíos de paquetes de cartas, pero la mejora más notable es la facilidad para crear informes en formato PDF. Con esta versión, varios informes pueden combinarse en un PDF y ser enviados a una lista de destinatarios.

El entorno ha sido fortalecido con nuevas funciones como comprobación de nombres de campos (Field Level Spell Checking), múltiples acciones de deshacer y rehacer al editar texto en un campo, así como mejoras en la barras de herramientas.
En cuanto a plataformas, FileMaker funciona sobre Windows (versiones 2000, 2003, XP así como Vista) así como MacOS X Server, que es donde se inició. FileMaker v9 está disponible en cuatro versiones: la edición Pro 9 (349 € + IVA), la Pro 9 Advanced (499 € + IVA), la Server 9 (999 € + IVA) y la Server 9 Advanced (2.499 € + IVA), con descuentos de licencias por volumen, así como precios especiales para educación y gobierno.
Adicionalmente, FileMaker ha lanzado un producto denominado Bento (39 € IVA incluido) que está disponible únicamente para la plataforma Apple Mac Leopard, y que trata de aportar la misma sencillez de manejo y aspecto que los usuarios de Mac están acostumbrados.