usuarios renuncian a la privacidad online

Cada vez somos más conscientes de la importancia de la privacidad. Y es que tras años permitiendo que las grandes plataformas de almacenamiento accedan a nuestros datos y hagan uso de ellos, son más y más las personas que se suman al almacenamiento descentralizado y seguro.

La innovación es uno de los temas más importantes en cuanto a la competitividad a largo plazo en las empresas. Por medio de nuevas técnicas o tecnologías, como en este caso el Blockchain, se pueden mejorar servicios que ya existen actualmente, como el almacenamiento en la nube. A partir de una metodología basada en la encriptación de archivos se puede lograr un nivel de seguridad mucho mayor tanto para empresas como para usuarios.

A lo largo de los últimos años, hemos visto cómo se han sucedido las noticias sobre ciberataques, robos de datos o, incluso, venta de datos privados de unas empresas a otras. Los usuarios han comenzado a desconfiar y, hasta las grandes empresas del sector se han visto salpicadas por escándalos de este tipo.

En este escenario de temor, los usuarios comienzan a exigir alternativas que respeten su privacidad y protejan sus archivos haciendo uso de tecnologías eficaces. Por su parte, las empresas deberán adaptarse a una nueva realidad más digital que nunca y buscar soluciones que les permitan desarrollar su actividad en un entorno seguro.

Los usuarios comienzan a exigir alternativas que respeten su privacidad y protejan sus archivos haciendo uso de tecnologías eficaces

Existen varias características que permiten generar una nube que ofrezca un almacenamiento realmente privado y seguro sin tener que renunciar a un buen servicio:

-Descentralización: Esto es clave para asegurar que la privacidad de los datos. Que una nube sea descentralizada significa que los archivos están encriptados del lado del cliente y posteriormente divididos. Cada fragmento resultante se envía a diferentes nodos repartidos alrededor del mundo. Esto hace que la información no pueda perderse y que además sea inhackeable, y todo gracias a la tecnología Blockchain.

-“Zero-knowledge”: Este es otro de los conceptos al que prestar atención. Con esto se asegura que la compañía no tenga acceso a los datos y que el usuario sea el único dueño de la información. Onedrive, DropBox, Google Drive, etc., acceden a todo lo que sube un usuario a sus nubes y pueden utilizarlo, mientras que con compañías zero-knowledge esto es imposible y toda la información pertenece solo al usuario.

-Facilidad de uso: Es algo muy importante también. Está bien que queramos almacenar nuestros datos de forma segura y privada pero nadie quiere renunciar a la practicidad. Es cierto que hay plataformas descentralizadas un poco complicadas pero ¡no tiene por qué ser así! Hay nubes descentralizadas súper fáciles de usar, que te permiten ser mucho más eficiente y con las cuales tus datos estarán totalmente seguros ¡Seguridad y practicidad no están reñidas! Asimismo, también es importante que cualquier nube descentralizada tenga una app para cada dispositivo para conseguir así que la experiencia del usuario sea lo más cómoda posible. ¡Ojo! No todas la tienen así que elige bien.

Gracias a estas características, plataformas como Internxt, se convierten en la alternativa a los espacios de almacenamiento tradicionales como DropBox, OneDrive o Google Drive. Esta nueva nube ofrece un espacio de almacenamiento basado en la eficiencia y la seguridad donde subir todos tus archivos. Además, la aplicación es práctica y minimalista, lo que permite poner el foco en cualquier actividad sin distracciones y aumentar así el nivel de productividad. Uno de los puntos más importantes para crear una nube, como se ha señalado antes, es la facilidad de uso, e Internxt está diseñada para que cualquier usuario pueda utilizarla sin complicaciones y pronto incluirá Internxt Photos, Send… lo que permitirá que desde la misma aplicación, el usuario pueda realizar todas sus tareas de una forma completamente segura.

La tecnología está revolucionando nuestras vidas y, cuando la ponemos al servicio de nuestros intereses, podemos generar sistemas más productivos y eficientes sin que esto comprometa nuestra privacidad en un entorno cada vez más global.

Por Fran Villaba Segarra, CEO de Internxt