La primera nota diferencial es el aspecto del diseño. HP se ha esforzado en crear uno atractivo que atraiga a profesionales para que no se encuentre sólo con un equipo apto para trabajar sino también con un dispositivo que le permita disfrutar de él en sus momentos de ocio. Y es que, gracias a ese diseño nos encontramos ante uno de los tablets más finos del mercado con tan sólo 9,2 mm de grosor. El tablet HP ElitePad 1000 G2 es ligero, con un peso de tan sólo 680 g, pero resistente. Como nota negativa en este sentido hay que decir que si se quiere se puede acompañar de un teclado bluetooth, que se vende por separado, y que incrementaría el precio del equipo y a su vez el peso del mismo. Al no llevarlo incorporado, como si fuera la propia funda de protección, el usuario verá que tiene que llevar dos productos por separado, lo que a la hora de, por ejemplo, querer trabajar en un avión hace la tarea del transporte un poquito más engorrosa. Por ello, si necesariamente se quiere tener un teclado, recomendaríamos otras opciones. En el caso de que esto no sea necesario, por ejemplo para un trabajador de un departamento comercial o para alguien que se conforme con el teclado virtual táctil, nos encontramos ante un equipo que satisfará cualquier tipo de necesidad.
¿Por qué decimos que para aquellos que no quieran teclado se trata de una solución recomendable? Porque el HP Elite Pad 100 G2 viene equipado con un procesador Intel de 64 bits e incluye todas las funciones que necesita cualquier usuario para mantener la productividad tanto en la oficina, como en el hogar como en sus viajes.
Una gran ventaja con respecto a otros equipos similares es que esta tableta profesional, además de incorporar la conexión WiFi tiene la posibilidad, si el usuario así lo desea, llevar integrada la conexión inalámbrica 4G opcional en cualquier parte del mundo gracias a HP Connection Manager.
Además, el equipo incluye dos cámaras, delantera y trasera que permiten al usuario establecer videoconferencias o capturar imágenes, ya sea de documentos como fotografías, lo que lo hace aropiada para trabajar en entornos sanitarios, publicistas, arquitectos, abogados, etc. Si definitivamente, el teclado no es necessario, la multinacional norteamericana permite trabajar de forma manual gracias al Pen (se vende aparte a un precio de 55€), lo que permite la toma de anotaciones y la entrada de texto. Asimismo permite la entrada de anotaciones por voz.

Datos técnicos

El equipo viene de serie con Windows 8.1 preinstalado e incluye Office Hogar & Estudiantes, es decir el más básico. En realidad esta es la principal desventaja que observamos en el equipo, ya que Microsoft, todavía no ha logrado llegar al inmenso número de aplicaciones a las que se tiene acceso tanto en Google Play como en la App Store de Apple.
Windows no sólo perjudica en el apartado de las apps, sino que lo hace si el usuario pasa a trabajar en modo escritorio (el del PC de toda la vida). Resulta que HP incorpora en su equipo una pantalla excelente con una muy buena resolución (1.920×1.200) que permiten ver vídeos en alta calidad, ver presentaciones de una forma excelente y trabajar con ellas, pero si se pasa el equipo al modo PC, entonces la calidad desciende de forma notable. Eso sí, cuenta con un almacenamiento de 64Gb en la versión más básica del equipo. Si se quiere uno superior, se puede llegar a los 128 Gb.
En cuanto a los conectores echamos en falta al menos un puerto USB ya que solo viene con un conector propietario de HP, además de obviamente una ranura para la tarjeta SIM que proporciona la conexión a 4G y otra para la MicroSD

>