Beabloo ha señalado que la evolución de la inversión en ventas del entorno offline al online se ha agudizado durante la coyuntura motivada por la Covid-19. Y es que, la penetración de compradores online en nuestro país ya ha alcanzado un 74%, un 3% más en confinamiento.

El comercio electrónico en España está empujando a las marcas hacia la inversión en las estrategias en este canal. Por ejemplo, la personalización consigue incrementar el nivel de ventas entre un 5 y un 15%, de media. Además, contribuye a incrementar el retorno de la inversión en marketing entre un 10 y un 30%, según un estudio publicado por Mckinsey. 

“Ante este cambio tan significativo, las marcas están redirigiendo buena parte de sus inversiones hacia la optimización de sus comercios online. Sin embargo, la clave para que el e-commerce ofrezca una buena experiencia de compra se basa en comprender al consumidor y cómo se comporta en el entorno online” afirma Enric Quintero, General Manager de Beabloo. 

Acercarse a los gustos del consumidor mejora las ventas 

El vendedor ejerce un papel muy importante sobre el consumidor a la hora de comprar en tiendas físicas, pues la forma de atender y la cercanía son uno de los factores clave para mejorar la experiencia de compra.

La personalización consigue incrementar el nivel de ventas entre un 5 y un 15%

Sin embargo, llevar este comportamiento a una tienda online supone una serie de acciones más complejas porque el contacto no es tan directo. A pesar de ello, el concepto de personalización es cada vez más necesario, ya que diversos estudios valoran su eficacia situando entre un 5% y un 15% el impacto positivo de la personalización en las ventas. 

“El arte de la personalización reside en la inmediatez con que se ofrecen al consumidor los productos más idóneos de acuerdo a sus preferencias. El proceso de compra se transforma así en una experiencia óptima y fluida” concluye Quintero.