Así es el morphing

Las ‘fronteras inteligentes’ son una realidad, el sistema biométrico se ha instalado en los controles. Es aquí donde entra el morphing, una técnica que pervierte dichos controles en las fronteras y aduanas y transforma las fotografías de pasaportes y documentos para poder acceder impunemente a los países.

La importancia de crear un marco de seguridad que proteja tanto a gobiernos como ciudadanos. Un reto de seguridad donde SICPA tiene un papel principal, ya que lleva ayudando a gobiernos, administraciones públicas y entidades privadas a proteger sus intereses desde hace más de 50 años.

Su amplia experiencia en este terreno le ha permitido desarrollar e implementar con éxito soluciones que incluyen también elementos de seguridad digital adaptados a los nuevos tiempos, también en el caso de las fronteras para proteger DNIs y pasaportes.

Así actúa el morphing

Para este tema en concreto del ‘morphing’, la compañía ha desarrollado un sistema impenetrable que blinda cualquier intento de falsificación. Esta solución coge la fotografía original de nuestro pasaporte o documento y la convierte en un ‘visual hash’ o código encriptado de apenas 20 bytes con algoritmos criptográficos que se incrustan en un código QR securizado.

El morphing o como los criminales pueden hacer una copia perfecta de tu cara 

El sistema impide las falsificaciones posteriores porque el proceso es unidireccional (el QR nunca podría hacer el camino inverso y convertirse en la fotografía original). Además, facilita el intercambio de información entre estados debido al pequeño tamaño del ‘visual hash’ y agiliza el proceso de verificación biométrica en los controles fronterizos.

Por supuesto, esta solución tecnológica contempla la inclusividad como factor diferencial para facilitar un acceso equitativo, fácil de usar, seguro y compatible para todos, independientemente de las circunstancias económicas o sociales individuales.

>