El trabajo híbrido modifica las prioridades de los equipos de TI

El trabajo híbrido ha traído consigo un cambio de paradigma, y es que, tras la pandemia las empresas se han replanteado las prioridades de sus equipos de TI. Así lo demuestra la encuesta, The State of ITSM Two Years Into the COVID-19 Pandemic, de ManageEngine.

El estudio revela que uno de los grandes retos a los que se enfrentan las empresas tras la imposición de este modelo de trabajo es en un 46%, la gestión de los activos informáticos, seguido de la comunicación y la colaboración con un 41%.

“Los equipos autoorganizados, los flujos de trabajo de alta velocidad y un enfoque digital primero para la experiencia del cliente son las características de la nueva era, la TI democratizada”, explica Kumaravel Ramakrishnan, evangelista de ManageEngine.

Retos del trabajo híbrido 

Otros datos del estudio demuestran que el cambio más significativo en los retos reportados fue una caída del 36% al 22% para asegurar los datos de la empresa y de los clientes en una red distribuida.

Este cambio es probablemente el resultado de los esfuerzos proactivos de los equipos de TI para garantizar que los riesgos del trabajo remoto se minimicen.

En España por desgracia los datos son menos optimistas. Según un estudio de Ricoh, solo uno de cada cinco empleados ha observado una política de trabajo híbrido en su empresa. Además, menos de la mitad dicen ver tecnología de colaboración en las salas de reuniones que permitan el trabajo híbrido.

El trabajo híbrido modifica las prioridades de los equipos de TI

El problema es una tecnología y unos entornos de trabajo obsoletos, esta falta de adaptabilidad frena la implantación de modelos de trabajo más flexibles. Esta falta de una estrategia clara de implantación de trabajo híbrido creará fricciones entre los empleados, lo cual repercutirá negativamente en la productividad.

Otras conclusiones clave del informe

● Los empleados están mejor equipados: En comparación con el inicio de la pandemia, un 47% adicional de organizaciones está proporcionando activos móviles a los empleados.

● Los equipos de TI ven aumentar su valor: El 52% de los encuestados cree que ahora se ve y se trata mejor a los equipos de TI debido a la pandemia, y otro 14% piensa que los equipos de TI siempre han sido muy valorados.

● Las políticas de BYOD siguen ausentes: Dos años después de que los lugares de trabajo se vieran totalmente alterados, el 40% de las organizaciones todavía no tienen una política BYOD.

● La experiencia del usuario se queda corta: El 34% de las organizaciones todavía no ofrece a los usuarios capacidades de autoayuda, y el 52% no tiene chatbots.

>