miotek inteligencia artificial big data industria 4.0

Nikolái Ironov es el nombre con el que fue bautizada la IA que se encargaba de realizar los trabajos de creación de logotipos en este estudio de diseño gráfico,  sin que nadie, ningún cliente se percatara de que no se trataba de un empleado de carne y hueso, ya que sus diseños eran de gran calidad y resultaban atractivos. 

Art. Lebedev Studio, es la empresa rusa que está detrás de esta curiosa novedad, que muchos creen será el futuro de la industria. El estudio decidió probar durante más de un año las bondades de esta inteligencia artificial para realizar el trabajo que normalmente desempeñaba un diseñador gráfico. 

Bajo una oferta denominada ‘Diseño Exprés’, que la empresa lanzó en 2018, ofrecían logotipos por cien mil rublos, unos mil cuatrocientos dólares. Tuvo gran éxito y muchos se apuntaron, incluso blogueros muy famosos en Rusia, pero la sorpresa ha llegado cuando se ha sabido que los diseños eran fruto de la creatividad IA.

La empresa de diseño decidió probar durante más de un año las bondades de esta inteligencia artificial para realizar el trabajo que normalmente desempeñaba un diseñador gráfico

La empresa afirma en un comunicado que el proyecto fue llevado por un equipo aislado en absoluto y riguroso secreto dentro del estudio, bajo la idea de crear un perfil de trabajador virtual que bautizaron como Nikolái Ironov, que sería el responsable de realizar mediante sus algoritmos sofisticados, los diseños ofertados. 

Ironov creó logotipos muy populares en Rusia como el de la Liga Premier de Rusia e incluso el mapa del metro de Moscú. Y aunque la empresa no ha dado motivos ni mas explicaciones por los que se decidió a crear este sistema, lo cierto es que sus trabajos han sido un éxito rotundo entre los clientes que ha gestionado esta IA.

Nikolái Ironov realizó más de veinte proyectos distintos en los que al margen de los ya mencionados también se incluyen logotipos para aplicaciones, bienes de consumo, algunos influencers e incluso bares. En todos los casos, los proyectos se completaron con éxito y satisfacción de los clientes que contrataron los servicios.

Los clientes no supieron en ningún momento que sus diseños habían sido creados por una inteligencia artificial, y como decimos, creyeron en todo momento que detrás de cada uno de ellos se encontraba un o una diseñadora con mucho talento. Todos los proyectos fueron aprobados y lanzados al gran público.