Con datos esperanzadores ha presentado Sage el VII Informe Anual del Observatorio Sage del Despachos Profesional: un estudio de referencia en el sector que confirma que, entre otros indicadores optimistas, 2013 vio nacer un buen número de nuevas empresas, aunque aún insuficientes para impulsar el mercado de trabajo.

Datos que coinciden con la percepción de los responsables de los despachos profesionales, que ha mejorado notablemente con respecto al año pasado: el 14,7% asegura que es “muy mala” por el 43,5% que opinaba así en 2013, aunque la mayoría (47,5%) de los asesores consultados considera que la situación sigue siendo “mala”.

Para lo que resta de año, prácticamente la mitad de los encuestados se mueve en torno a parámetros de prudencia (“el sector se mantendrá igual”). De la radiografía también se desprende que los sectores de transporte, comercio y hostelería son los que tienen un índice de confianza empresarial más elevado y contemplan con mayor confianza el trimestre entrante.

Más de 1.000 profesionales del sector han celebrado hoy el 7º Congreso Sage de Asesorías y Despachos Profesionales en Madrid, un punto de encuentro para testar la salud del sector y mirar hacia el futuro, “en un entorno competitivo que hace que los despachos profesionales tengan la necesidad de un proceso de transformación para adecuar sus servicios y propuestas de valor para diferenciarse”, subrayó Josep María Raventós, Director General de Sage Accountants en la apertura del Congreso. Raventós animó a los asistentes a “ser un referente a seguir para los profesionales del sector y conseguir que los clientes se sientan orgullosos de ellos”.

El congreso es el principal espacio de networking en España para todos aquellos que quieran conocer las principales tendencias del sector, cómo y de qué forma abordar el futuro del negocio e intercambiar experiencias, con ponencias donde el tema fundamental de este año ha sido la transformación del despacho, protagonista también de la mesa redonda que se ha llevado a cabo y en la que, como ya es habitual, se han producido debates muy enriquecedores entre los participantes.

La mejoría del clima de confianza del sector se muestra entre otros indicadores, en el 22,7% de las asesorías que están ganando clientes, con el comercio minorista como principal nicho generador de nuevos clientes, seguido por la hostelería. El punto negativo se focaliza en el tercio de asesorías que todavía siguen perdiendo clientes. Clientes que, un año más, continúan demandando las tres áreas clásicas del negocio de la asesoría: fiscal, laboral y contable, aunque las Tics comienzan a impactar en la gestión. Tanto, que para el próximo ejercicio, ganan importancia las inversiones en Tics: algo más de la mitad de las asesorías tienen intención de acometer inversiones para reforzar la posición de su negocio. Además, el 28% de los asesores consultados declara que aún existen nichos de negocio vírgenes en campos relacionados con la internalización, el asesoramiento a emprendedores

Estas tendencias positivas para el sector se reflejan en la evolución de los márgenes de beneficio de los despachos, cuyo promedio ha aumentado un 6,3% en 2014, y en la reducción de los niveles de morosidad en un 5,6% respecto a 2013.