Dynatrace, (hasta ahora Compuware APM) ha actualizado sus soluciones con el objetivo de mejorar la rentabilidad de las empresas en Internet. La nueva forma de hacer negocios, en la que los usuarios se conectan desde cualquier dispositivo y lugar, obliga a las empresas a conocer en todo momento el funcionamiento de sus aplicaciones y evitar que cualquier error impacte en el usuario. Según datos de la compañía 2 segundos de retraso en la carga de una página suponen el abandono de un 5% de los usuarios móviles y aumenta hasta un 8% en usuarios de ordenador. La fidelización de clientes, el prestigio y las ventas de una empresa dependen de la buena experiencia del usuario en su visita a la web corporativa.

La versión 6 de dynaTrace aporta una nueva arquitectura que capacita a las organizaciones para conocer y analizar cada visita y acción del usuario permitiendo a estas comprender  la correlación entre rendimiento, satisfacción y comportamiento del usuario con las ventas online. Esta versión de dynatrace simplifica la implantación, gestión y monitorización de la aplicación, al tiempo que mejora la escalabilidad y la facilidad de manejo. La nueva arquitectura reduce el tiempo de comunicación de un incidente en un 90%, multiplica por 10 los análisis interactivos y ofrece soporte de alta disponibilidad con conmutación automática de fallos.

En cuanto a la nueva versión de la solución Data Center Real User Monitoring (DC RUM) aporta analíticas muy eficaces con capacidad de autoaprendizaje que simplifican la identificación y resolución de cuellos de botella en los sistemas de producción. Esto reduce el tiempo de resolución de los problemas de horas a minutos. La monitorización se realiza automáticamente sin necesidad de configuración, detecta y mide todas las transacciones de aplicaciones para simplificar la gestión del rendimiento y reducir el tiempo de generación de valor.

Por último, la nueva versión de monitorización simulada, dynaTrace Synthetic Monitoring, dispone de motores inteligentes que examinan cientos de páginas web y decenas de miles de objetos en segundos generando análisis que hacen posible optimizar el rendimiento en poco tiempo. Identifica y clasifica las áreas conflictivas y genera la resolución automática de los fallos, lo que reduce los tiempos y permite a los clientes centrarse en ofrecer valor al usuario sin perder el tiempo resolviendo problemas. Si se producen interrupciones en el servicio proporcionado por proveedores, el motor de análisis de dynaTrace relaciona en tiempo real todos los datos de las incidencias de todo el mundo y notifica al cliente el incidente permitiéndole reaccionar de manera proactiva.