Techedge ha puesto en marcha un portfolio de soluciones de digitalización destinadas a facilitar su expansión a todas sus áreas de organización, asegurando su supervivencia en el nuevo escenario global surgido tras el covid-19.

Y es que, el nuevo entorno económico y empresarial que está surgiendo va a demandar de las empresas nuevos retos a corto plazo;

  • la necesidad de habilitación el trabajo remoto
  • la reducción de costes y, sobre todo
  • la continuidad del negocio en un entorno más digital
  • la productividad y la eficiencia

Para la compañía, el primer paso en esta digitalización es extender la idea de su necesidad en todos los elementos de la organización a través del estudio de los ecosistemas digitales existentes o posibles donde la empresa puede participar activamente, identificar oportunidades para nuevos activos digitales, así como la puesta en marcha de planes de monetización de estos. 

Cómo podemos llevar a cabo el proceso de digitalización 

La propuesta de Techedge se basa en la aplicación de tecnologías exponenciales, las cuales ofrecen rendimientos marginales cada vez mayores, orientadas a tres objetivos concretos;

  • la reducción de costes
  • el incremento de la productividad
  • la creación de activos digitales

El nuevo entorno económico y empresarial que está surgiendo va a demandar de las empresas nuevos retos a corto plazo

Con la llegada de la “nueva realidad” tras el confinamiento, las empresas tendrán que disponer no solo de soluciones específicas, sino protocolos para la mejora del nivel de digitalización de las organizaciones, como la eficiencia digital, donde será necesario identificar nuevas soluciones como por ejemplo, herramientas para mantener el distanciamiento social en los lugares de trabajo o cómo rastrear el cumplimiento de terceros a las nuevas normativas.

Además, Techedge dispone de una plataforma digital de cadena de suministro para hacer un seguimiento, de principio a fin, con el objetivo de anticipar posibles riesgos operativos y evitar interrupciones. También propone anticipar la demanda y ajustar la oferta a través de modelos de IA y de Big Data. Dichos modelos gestionan las compras estratégicas, ayudando a reducir hasta un 50% los costes administrativos y aumentando la eficacia hasta en un 30%.