Sothis ha puesto en marcha Thermal Vision System un sistema pionero en España de medición de temperatura corporal en tiempo real, con el cual se puede identificar de manera eficaz a las personas con fiebre en los accesos a instalaciones.

El sistema realiza mediciones en menos de un segundo y sin necesidad de contacto, lo que además de evitar riesgos, permite evitar colas o retrasos en las entradas y salidas, especialmente en los espacios en los que se prevé un gran flujo de personas, como accesos a edificios de oficinas, plataformas industriales o zonas comerciales.

En algunas circunstancias, las mediciones serían incorrectas si tomásemos como referencia el rostro completo. Por ejemplo, en situaciones como la actual, las mejillas tienden a calentarse más debido al uso de la mascarilla, generando falsos positivos. Por eso, nuestra solución toma como referencia la cuenca de los ojos y no toda el área facial”, explica Joaquín Guerra, director general de la Unidad de Negocio de Control y Consultoría Industrial de Sothis.

Ventajas de emplear un sistema de medición de temperatura 

Una de sus principales ventajas respecto a otras soluciones es que combina cámaras termográficas con un software propio  que incorpora IA para medir la temperatura únicamente tomando como referencia el lacrimal de los ojos, que es la zona más precisa.

El sistema realiza mediciones en menos de un segundo y sin necesidad de contacto, lo que además de evitar riesgos, permite evitar colas o retrasos en las entradas y salidas

Primera instalación en Valencia de Thermal Vision System

El prototipo del sistema Thermal Vision System de Sothis ya se ha instalado en Valencia, a través de un acuerdo con Marina de Empresas. Los accesos al edificio se han convertido en los primeros en incorporar esta tecnología.

Esta tecnología está especialmente orientada a mejorar la prevención en los accesos de trabajadores en sectores industriales, pero también para oficinas o retail, como locales comerciales y negocios a pie de calle con mucho tránsito de personas.

La instalación se realiza en una media de solo 4 horas y el proceso cumple con los requerimientos de protección de datos que establece la legislación. Al tratarse de un software propio, se puede integrar con otras tecnologías como por ejemplo sistemas de control de acceso mediante huella dactilar o procesos de producción, entre otros.

>