En este ambiente multilingüe los responsables de la compañía nipona hicieron una presentación de la empresa que abarcó todo el arco de posibilidades: desde temas genéricos hasta los más técnicos. La conferencia comenzó con la exposición de Seiichi Hirata, presidente a nivel mundial de la compañía, y terminó con las palabras de Justo Cuadrado, presidente de Brother Iberia.
La compañía está obteniendo buenos resultados; crece, se expande y tiene buenas perspectivas de futuro. Su estrategia se denomina Global Vision21, todo un plan comercial con nombres y apellidos dividido en el tiempo en tres partes, la segunda de las cuáles está actualmente en proceso y que finaliza en 2009. Durante esta fase, los dirigentes de Brother estiman obtener unos beneficios netos de 178 millones de euros.
Un objetivo realmente importante para ellos es el desarrollo tecnológico y de ahí su enorme inversión en I+D. Así nos lo cuenta Hirata en una entrevista concedida a BYTE:
“Brother tiene una situación muy saludable, especialmente en España. Las funciones de los equipos de oficina no han cambiado, se sigue requiriendo lo mismo, sólo que ha habido y seguirá habiendo un desarrollo en la tecnología con que se llevan a cabo estas funciones. Por ello nos esforzamos en el campo I+D. Confiamos en nuestro soporte (el papel) al menos para los próximos 5-10 años. Aún así, queremos estar preparados y estamos haciendo especial hincapié en la investigación y desarrollo de las áreas de networking e imagen.”
Echando un vistazo fuera de estos planes, lo que se desprende de esta compañía y de la exposición de sus productos es que tienen un saludable sentido práctico y muchas ganas de estar “at your side”, como reza su slogan. Sus productos son simples, altamente funcionales y todos ellos están planteados con claridad: no hay ambigüedades en su catálogo.

Nueva tecnología

Uno de los temas novedosos fue la última tecnología de impresión mediante inyección de tinta con la que han conseguido afinar como casi nadie. 1.5 picolitros es la marca obtenida (un punto de color de 0.0142 mm de diámetro), es decir, una impresión que consigue una definición de hasta 1200X6000 ppp.
“Hemos alcanzado una precisión de 1.5 picolitros. En el mercado, por encima de esto, hay alguna marca que ha conseguido un 1.2. Nuestros resultados nos permiten tener una fuerte presencia en el sector. Por lo demás, lo que buscamos ahora es dotar de velocidad la impresión”, comenta Hirata en la entrevista.
De esta tecnología disponen los modelos de impresoras multifunción fotográficas que Brother Iberia nos presentó hace poco. Estos son: MFC-440CN, MFC-660CN, DCP-750CW.

En exposición

Tuvimos la oportunidad de ver sus productos en exposición y la variedad es la nota característica de su portfolio. Atendiendo al usuario final tanto como a necesidades concretas de empresa, en la lista de productos Brother veíamos una gran cantidad de modelos multifunción, faxes, así como impresoras de etiquetas, impresoras de formatos muy concretos, pequeños, cuya finalidad está directamente relacionada con la actividad de ciertas empresas, entes públicos etc, como es el caso de la policía, que no requiere más que un formato pequeño de impresión para fotografías de tráfico.
En el catálogo de productos de esta compañía todo tiene un porqué. Ellos fueron los que tuvieron la idea de unificar en un solo cuerpo los servicios de varios periféricos (lo que venimos denominando “equipo multifunción”). En la empresa grande la instalación es de tal peso que se requiere en cualquier caso un técnico que la haga y posteriormente la mantenga. No dejaría de tener ventajas para estas grandes empresas el invento del equipo multifunción, pero, “la simplicidad, el ahorro de espacio y la sencillez en la instalación favorece mucho más al usuario final; ya no es necesario que éste tenga 10 cables detrás de la mesa del despacho ni tres mesas”. Así nos lo explicó Justo Cuadrado.

Brother Iberia

Tras un par de conferencias a las que asistió el grueso de la prensa europea, la prensa española y portuguesa mantuvo un encuentro con la delegación de Brother en nuestra zona.
Justo Cuadrado y Carlos Cermeño, director nacional de ventas, llevaron a cabo la exposición de las cifras de sus productos, comparando los resultados entre los grupos de los diferentes equipos de impresión. Éstos son: impresoras láser color, multifunción láser color, multifunción tinta color, láser monocromo y multifunción láser monocromo.
El mercado monocromo, cuyas gráficas muestran un tímido crecimiento ya en los últimos ejercicios, se encuentra en su madurez. Brother ya no espera grandes subidas pero tampoco bajadas en las ventas. En cualquier caso, siguen respaldando este producto y su mercado, por lo que seguirán con él adelante.
Son los términos “multifunción” y “láser color” los que esconden el filón de ventas, los que en estos momentos impulsan el mercado. Están decididos a llevar el láser color a la pequeña y mediana empresa y al usuario final y es que “queremos ser los más fuertes” dijo Justo, refiriéndose a este modo de impresión.
A la pregunta de ¿cuál será el siguiente paso en el desarrollo de sus productos? respondieron que, en su afán de adaptación del producto a necesidades del cliente, Brother está detrás de implantar tecnología wireless en sus equipos multifunción “para deshacernos del cableado”, quieren, como ya he comentado, llevar sus tecnologías a PYME, con el reto lógico de simplificar y conseguir precios más competitivos a lo que incluyó que “Brother se preocupa más por dar prestaciones y calidad que por abaratar precios”. Esperan que el cliente valore esa actitud; “Queremos aportar valor añadido a los usuarios”.