Fujitsu ha anunciado las nuevas capacidades de la última versión de su software ServerView Orchestrator V3, un enfoque en la nube basado en gestiones avanzadas, que hacen fácil construir, ampliar y consolidar infraestructuras cloud privadas. Esta nueva solución, ofrece una mayor capacidad de gestión de estos entornos y permite a las organizaciones transformar su centros de datos estáticos en dinámicos, centros de recursos de entrega, gracias a su plataforma Enterprise-Class Multi-tenant system.


Como sucesor de su software de gestión, ServerView Resource Coordinator and Cloud Infraestructure Management Software, el nuevo ServerView Orchestrator V3, ofrece una completa gama de escalabilidad y de infraestructuras, integrada de las nubes privadas y funciones organizativas. Estos sistemas se adaptan a todos los niveles de madurez de los clouds, tanto a nivel de consolidación de servidores como de virtualización, estandarización, hibridos y full self-service cloud y garantizan los niveles de automatización, así como un control perfecto de la administración y de los costes.


Para hacer frente a una operativa cada vez mayor para las autorizaciones de los usuarios físicos y virtuales, en relación a los servidores, almacenamiento, tipología de la red, la nueva versión de ServerView Orchestrator, proporciona un sencillo self-service del portal de autoservicio. Este portal permite a los usuarios seleccionar y personalizar sus propios sistemas. basados en las configuraciones de los recursos predefinidos. El enfoque de Fujitsu se basa, por tanto, en la coordinación plena de todos los recursos disponibles y permite gestionar y desarrollar todas las opciones del menú de implantación de servicios. Esto facilita a los administradores y a los usuarios, ver exactamente cuántos recursos se están utilizando y ayudándoles a garantizar los servicios que han seleccionado y si se usan de forma rentable y con la máxima eficiencia.


Nuevas funcionalidades

La gestión de los centros de datos es cuestionada por los requisitos adicionales de nuevas dimensiones. Esto incluye, indudablemente, la eficiencia operativa de los sistemas multi-tier y conseguir una seguridad garantizada de los sistemas basados en implementaciones de servidores físicos y virtuales.


Tres son los aspectos más destacados de esta nueva versión: Primero, aprovisionamiento automatizado de múltiples niveles de sistemas físicos y virtuales, con plantillas predefinidas. Segundo, aumento de la seguridad en entornos multi-tenant de nube privada y tercero, continuidad del negocio con las operaciones de recuperación de desastres.


Desde Fujitsu se asegura que este software es un producto estratégico de Fujitsu y refleja nuestro enfoque dedicado a hacer en la nube una gestión simple y exitosa de computación. En colaboración con nuestra cloud pública mundial de servicios y junto a la solución recientemente lanzada de construcción de bloques ID de nube privada, continuamos a la vanguardia en computación en la nube y aseguramos que los clientes puedan lograr el máximo y beneficiarse de las últimas tecnologías.


>