fintech ceoe neobancos

Los hábitos de los consumidores en cuanto a pagos, están cambiando rápidamente gracias entre otros a la competencia que han introducido fintech y neobancos. Según el estudio Banking Apps Contribution, elaborado por la consultora Smartme Analytics, el 59,9% de los españoles con smartphone utilizó aplicaciones financieras durante 2019. Es por esto, que cada vez son más las compañías que quieren ofrecer herramientas digitales que se adapten a estas nuevas formas de pago.

A día de hoy, las necesidades de los usuarios en cuanto a pagos digitales también han cambiado. Las fintech y neobancos han reconocido esta realidad y han aprovechado el impulso de su crecimiento para responder a la demanda, que la banca tradicional no puede dar en estos momentos. Un servicio 100% online sin necesidad de desplazamiento a una oficina física, ahorro de tiempo, sencillez y nuevas alternativas mejoradas para realizar pagos; entre ellas, las tarjetas virtuales.

Compromiso con pymes, startups y autónomos

Dentro del conjunto de neobancos, la estrategia es clara y cada uno se especializa en diferentes sectores de la población: jóvenes, mayores de edad,… Uno de esos neobancos es Qonto, que en este caso está especializado en empresas y autónomos, y que ha puesto a disposición de sus clientes y nuevos usuarios soluciones tanto para la gestión de servicios bancarios 100% online, como para realizar pagos digitales; dos meses de prueba gratis para nuevos clientes y tarjetas virtuales sin coste para todos hasta el 30 de abril. En este sentido, la compañía pretende que el desarrollo de la actividad de empresarios, autónomos y pequeñas empresas se vea lo menos perjudicada posible.

Las fintech y neobancos han aprovechado el impulso de su crecimiento para responder a una demanda que la banca tradicional no puede dar en estos momentos

Entre las principales ventajas se encuentran:

  • Seguridad y control: Estas tarjetas permiten un mayor control de gastos por parte del usuario. Además, añaden un plus de seguridad en cuanto a los datos personales y bancarios. Las tarjetas pueden asignarse a un responsable dentro de la empresa para que tenga el control de las mismas.
  • Versatilidad: Las tarjetas virtuales están previstas para todo tipo de compras online, desde servicios hasta productos físicos. Esta ventaja permitirá la reducción del uso del metálico y agilizará la gestión de las finanzas.
  • Rapidez: Son inmediatas y pueden generarse en un par de clics. El usuario no tiene que estar pendiente de ningún tipo de notificación; tendrá acceso a su tarjeta en cuanto la solicite.
  • Flexibilidad: Desde ese momento, es posible comenzar a realizar pagos automáticamente. Con posibilidad de modificar los límites de pago de la tarjeta y acumularlas. Esto permite que, al alcanzar el importe máximo autorizado, se pueda solicitar otra sin problema

“El objetivo principal de Qonto siempre ha sido estar al lado de pymes y autónomos, ayudándoles a impulsar y a continuar con el desarrollo de su actividad profesional. Queremos que empresas y empresarios puedan seguir con su ritmo habitual, independientemente de las circunstancias ajenas a su negocio. Para ello, hemos activado medidas que faciliten el cumplimiento de este propósito; gratuidad en nuestros servicios bancarios y herramientas virtuales de pago”, afirma Carles Marcos i Guàrdia, Country Manager de Qonto en España. “Nuestros servicios seguirán funcionando con total normalidad, nuestras aplicaciones están disponibles y nuestros equipos al pie del cañón para asegurar la continuidad de la actividad empresarial”, añade.