Los servidores son máquinas potentes que en una gran cantidad de casos están dedicados a tareas concretas, a trabajar con aplicaciones muy simples, llevando a cabo trabajos para los que les sobra gran parte de su capacidad. Pero en las empresas la política genérica en estos temas impide que estos equipos realicen más trabajo que éste porque cada servidor ha de quedar vinculado a una única tarea, ha trabajar con una única aplicación. Así, si éste falla, el daño que recibe la empresa está limitado al entorno de esta aplicación.
La virtualización supone un cambio radical en el rendimiento que se puede obtener de un servidor. Básicamente, nos hace estar en posesión de varios servidores (virtuales) a partir de uno (físico). En base a esto, aquel que esté en posesión de un servidor por fin puede aprovechar todo lo que es capaz de trabajar.
((La virtualización permite crear varios servidores (virtuales) a partir de uno (físico)))
Dell planea realizar una expansión del radio de acción de su centro de soluciones y tecnologías para clientes, es decir, el Customer Competency Center en EMEA (Europa, Oriente Medio y África). Mantiene así un compromiso con el que ayuda a aprovechar las oportunidades en el área TI a la vez que simplificar la infraestructura de ésta.
Por ello, en los últimos 6 meses la empresa ha invertido en 7 de estos centros distribuidos por Reino Unido, Francia, Alemania, Suiza, etc, a lo que se sumará la apertura de nuevos centros por la zona a lo largo de 2007.
Una de las áreas clave para los servicios de consulta sobre infraestructura de Dell es la virtualización, con la que un servidor trabaja diversas aplicaciones en múltiples sistemas operativos, reduciendo costes, maximizando recursos e incrementando la eficiencia de las TI. La empresa ha anunciado la disponibilidad de soluciones y servicios basadas en ello para toda la zona EMEA. Con esto, se busca posibilitar al cliente hacer evaluaciones del negocio y diseñar y optimizar sus infraestructuras TI estándares.
((Un entorno virtualizado permite al administrador mover fácil y rápidamente cargas de trabajo de un espacio de trabajo virtual a otro))
Un entorno virtualizado permite al administrador mover fácil y rápidamente cargas de trabajo de un espacio de trabajo virtual a otro, priorizar las necesidades del negocio mientras que se maximizan los recursos y consolidan las aplicaciones y los servidores físicos. El servicio Virtualization Readiness Assessment (VRA) de Dell pone al alcance de las empresas una forma efectiva de evaluar el impacto que una infraestructura virtual tendrá en el datacentre.
Se trata de una herramienta que asiste en el negocio simplificando la infraestructura TI destacando la manera en que estos entornos mejorarán el mantenimiento de los servidores y optimicen diversas facetas que permitirán a la compañía conseguir escalar efectivamente las operaciones, aglutinando los requerimientos presentes y futuros del negocio. Más destacable aún, con VRA es un indicador de las oportunidades potenciales de optimización financiera de las que puede ser responsable un entorno virtualizado.
Al margen de este servicio, Dell completa la oferta de servicios referentes a virtualización con un “health checks”, talleres de infraestructura y migración, así como servicios de diseño e implementación.