Alcatel-Lucent  ha publicado los resultados de una nueva investigación que demuestra el esfuerzo que están realizando los trabajadores globales para procesar los grandes volúmenes de comunicaciones, y que éstos necesitan acceder a las mejores herramientas tecnológicas para comunicarse y colaborar de un modo efectivo. Estos resultados se han obtenido en dos estudios de investigación globales realizados por la compañía en el primer trimestre de 2011 para entender mejor cómo se están utilizando las tecnologías de comunicaciones para mejorar el rendimiento en las empresas. En ellos han participado cerca de 2.000 trabajadores con experiencia en estas tecnologías y más de 750 ejecutivos de Tecnologías de la Información (TI) de organizaciones de media y gran dimensión de 51 países.

 A los trabajadores con experiencia en estas tecnologías se les pidió compartir sus actitudes sobre el compromiso de los empleados, su productividad y las tecnologías de comunicaciones, mientras que los ejecutivos de TI respondieron a preguntas relacionadas con los retos asociados a la implantación y soporte de estas avanzadas comunicaciones.

 La colaboración impulsa la productividad, pero su gestión puede ser compleja

 El estudio ha determinado que el 74% de los trabajadores cree que las tecnologías avanzadas de comunicaciones, como las herramientas de colaboración de vídeo y las comunicaciones unificadas, pueden facilitar un gran incremento de su productividad y su compromiso, aunque menos de un tercio de los encuestados responden que tienen acceso a las tecnologías que necesitan para realizar su trabajo satisfactoriamente.

 Específicamente, los encuestados expresaron su frustración con las herramientas de reuniones virtuales, que consideran inadecuadas, subrayando la necesidad de herramientas de colaboración más intuitivas que permitan a los trabajadores compartir sus conocimientos de un modo más eficiente. Además, más de la mitad de los trabajadores encuestados cree que se requieren diversos canales de comunicaciones para coordinarse mejor, de forma que las conversaciones puedan incluir a múltiples personas, medios de comunicación y dispositivos. Por ejemplo, escalar un proceso de negocio desde un mensaje de texto a una sesión de colaboración de vídeo.

 No es sorprendente que el 74% de los trabajadores encuestados utilice teléfonos inteligentes “smartphone”, y casi todas las organizaciones de TI reportaron que están soportando plataformas de “smartphone”. Estos dispositivos permiten que los trabajadores sean más accesibles, pero también elevan sus expectativas de que las tecnologías les faciliten un acceso más inmediato a las personas y a la información en los centros de trabajo.

 Entre los tipos de tecnologías que se han identificado como más importantes se incluyen las comunicaciones unificadas, las herramientas de colaboración y de videoconferencia, la mensajería instantánea y las redes sociales internas.

  Los sistemas existentes son un obstáculo para las organizaciones de TI

 De forma significativa, el estudio también ha demostrado que mientras las organizaciones de TI han realizado importantes avances para responder a la demanda de los trabajadores — y reconocen la necesidad de las comunicaciones avanzadas y los servicios de colaboración — muchas de ellas encuentran un obstáculo en las infraestructuras tradicionales. Se ha identificado como un reto de carácter crítico la gestión de redes cada vez más grandes y complejas con las herramientas actuales de gestión de red, y sólo el 40% de los ejecutivos de TI encuestados cree que disponen de unas herramientas con una capacidad razonable para gestionar la calidad de servicio (QoS) y las prestaciones de las aplicaciones.

 En el estudio se ha observado que las organizaciones de TI están buscando cada vez más herramientas de gestión unificada que incluyan en una única plataforma usuarios, dispositivos, aplicaciones e infraestructuras. El 57% de los ejecutivos de TI ha indicado que obtendrían un ahorro importante con la sustitución de sus sistemas de gestión de TI actuales por una herramienta que les permita gestionar a los usuarios de una forma unificada y proporcionarles servicios de comunicaciones y aplicaciones mediante cualquier dispositivo.

 “Es evidente que las innovaciones en las comunicaciones de los consumidores están causando cambios en los centros de trabajo. En la actualidad, los trabajadores y las organizaciones de TI reconocen claramente la necesidad de mejorar las comunicaciones y la colaboración, pero se están encontrando con diversos obstáculos,” comentó Arnaud Kraaijvanger, vicepresidente de Marketing del área de Empresas de Alcatel-Lucent. “Los trabajadores con conocimientos informáticos necesitan mejores herramientas, y los departamentos de TI necesitan desplegarlas y gestionarlas de una forma sencilla y económica. Un aspecto clave es que las organizaciones que consigan desplegar estos sistemas avanzados obtendrán un gran incremento de su productividad.”