RICOH hace un llamamiento a las organizaciones europeas con la intención que integren las estrategias de impresión móvil en sus planes de movilidad.

RICOH basa su consejo en los datos que revela un reciente estudio elaborado por Quocirca y en el que se demuestra que un 60% de los empleados desean poder imprimir desde dispositivos móviles. Esta cifra contrasta con la realidad actual, en la que tan solo un  5% de las compañías tiene implementado un servicio de impresión móvil. Además, el estudio señala que menos del 25% de las empresas ha investigado activamente las opciones para apoyar a los trabajadores móviles.

Por otro lado, un estudio realizado por The Economist Intelligence Unit y patrocinado por RICOH refleja que el actual entorno laboral llevará a cabo una tendencia hacia la virtualización para el año 2020, según reflejan las opiniones del 80% de los encuestados. Así mismo, casi lamitad de los encuestados (un 48%) ha apuntado que la mayoría de los empleados trabajará desde casa y no en la tradicional oficina. Este estudio muestra como el consumo de tecnología seguirá avanzando, y los límites que diferencian entre la tecnología utilizada para el trabajo y el ocio serán cada vez más difusos, de hecho, el 70% de los encuestados cree que los trabajadores llevarán a cabo sus comunicaciones personales y laborales, utilizando un único dispositivo. En este sentido el 52% cree que serán los empleados quienes adquirirán y administrarán sus propios dispositivos y aplicaciones, en lugar de hacerlo la central encargada de TI.(2)

Louella Fernandez, Analyst de Quocirca, comenta que el consumo es una de las razones principales para que las organizaciones adopten una estrategia de impresión móvil. “Las organizaciones que ignoren el impacto de la evolución tecnológica pueden correr grandes riesgos, ya que sus empleados podrían pasar por alto las directrices del área TI y utilizar por ellos mismos otras aplicaciones de impresión. Eso conlleva que las organizaciones no tengan la suficiente seguridad sobre el uso de sus equipos y pierdan el control”.

Emma Isichei, Director of Advanced Solutions Centre, RICOH Europa,comenta que “para que las empresas sigan siendo competitivas es esencial apoyar a los empleados para que trabajen con mayor movilidad y flexibilidad. Esto incluye proporcionar aquellas capacidades para imprimir documentos de trabajo sin importar donde estén: en su puesto, en otra departamento o, incluso, en movimiento. Al adoptar una estrategia de gestión documental tecnológicamente actualizada las compañías se beneficiarán de contar con empleados que puedan maximizar el intercambio de conocimientos y su colaboración. Todo ello significa que tendrán la capacidad de tomar decisiones a tiempo real, lo que incide directamente en el servicio que se ofrece al cliente y las necesidades del mercado rápidamente con eficacia”

>