¿Quieres ser un Chief Information Officer? Entonces abróchate el cinturón, porque será un paseo escabroso. Hoy en día, el trabajo de un CIO es muy diferente a como era hace pocos años. Con las tendencias globales actuales de negocios que cambian de forma muy rápida y las tecnologías emergentes, el rol de CIO es tendiente a seguir evolucionando en los próximos años. ¿Qué habilidades y experiencias te equiparán para el éxito como CIO, y cómo formarán tu carrera las oportunidades actuales?

Si has pasado tiempo en un departamento de TI, sabes que, históricamente, TI ha sido un proveedor de servicio para la empresa. El CIO dirigía este centro de costos enfocado hacia adentro, y se le asignaba optimizar eficiencias de gasto y ganancia a través de offshoring, optimización de procesos, y consolidación de recursos. Un trabajo importante y difícil, con resultados logrados a través de disciplina arquitectural y de procesos fuerte y a través de gobierno financiero y operacional ajustado. Las buenas organizaciones tenían una reputación de precisión militar y rigor operacional; las organizaciones más limitadas tenían trayectorias repletas de transformación y proyectos operacionales con problemas que afectaban las metas de presupuesto, dimensión y captura de valor. El control de procesos, la disciplina y la estandarización en el núcleo operacional y técnico estaban a la orden del día, y eran reforzados como el camino al éxito en casi cada momento.

Pero con los índices de cambio acelerando en los negocios globales y la tecnología, las empresas ahora ven a IT como una fuente de diferenciación, y no en el área usual de eficiencia y operaciones. A los CIOs modernos se les asigna adoptar el cambio, facilitando herramientas y estrategias para competir con una nueva camada de competidores, y aplicando nuevas formas de tecnología para apoderar la diferenciación en áreas que las empresas no han considerado, tradicionalmente, movidas por la tecnología.

Un estado mental centrado en el usuario

Para administrar IT para el nuevo estilo de negocios, cada CIO debe adoptar un modelo que sea más centrado en el usuario. Una organización exitosa de IT ya no se basa en adquirir un activo raro o caro y ver la mejor manera de monetizarlo. En vez de eso, se debe comenzar y terminar pensando en: “¿Cómo podemos asegurar una experiencia extraordinaria para el usuario de nuestro servicio?”, para después trabajar hacia atrás a fin de diseñar la infraestructura y estrategia de aplicación requerida para volver la experiencia una realidad.

Uber es un gran ejemplo de estar centrado en el usuario. Los fundadores de la compañía no empezaron invirtiendo en un coche y en un medallion, para luego diseñar un modelo de negocio a optimizar para recuperar esa inversión. Empezaron con el usuario en mente: “Esta persona necesita llegar de A a B de la manera más eficiente (para ellos) posible. ¿Cómo resolvemos ese problema?”

Así que adopta un estado mental centrado en el usuario, y gana un entendimiento íntimo de las necesidades de tus clientes y tus empleados. No recomiendo que abandones el modelo de procesos y control operacional a favor de un comportamiento laxo, dirigido por el usuario. En cambio, debes de tomar lo que llamo el acercamiento “Jane Goodall” a IT: un acercamiento más antropológico a entender cómo operan los consumos de tu comunidad de usuarios. Aprende a ver lo que no se muestra directamente, escucha lo que no se dice, e identifica la necesidad que no se expresa claramente. Ultimadamente, lo que importa es el resultado – las soluciones deben ser tan bien hechas y operacionalmente sanas como antes, pero ahora estarán basadas en verdaderas necesidades de usuario, sin el sesgo de limitaciones preconcebidas.

Aquellas organizaciones que puedan hacer este pivote ganarán tracción y confianza de la mesa directiva, quienes comenzarán a ver a IT no como un centro de costos, pero como un innovador, preparado para aprovechar tecnologías emergentes en formas que generarán resultados de negocio.

Tecnologías emergentes y criterio de negocios

Los líderes de IT han pasado de gerentes de proyectos y gerentes de presupuestos a maestros de orquestra de estrategia de negocio. En el pasado, el conocimiento estático de una tecnología, o un set de tecnologías, y la habilidad de entregar programas y proyectos tradicionales, eran habilidades suficientes para un líder IT efectivo.

Hoy en día el CIO y cada rol dentro de IT tiene que reequiparse y reinventarse a sí mismo continuamente. Esto suena a un gran reto cuando se enfrenta a un gran ambiente de tradición, pero no tiene que ser un movimiento total, o inmediato. Al estar conectado a la estrategia de la compañía, el CIO puede decidir dónde innovar primero (lograr esa victoria del usuario mecionada anteriormente atraerá más atención e inversión).

El CIO tiene que alentar a su equipo a evolucionar continuamente su set de herramientas tecnológicas, por ejemplo: de usar herramientas gerenciales tradicionales de Source code a open Source. Esto permite el despliegue de más aplicaciones Cloud-based distribuidas, capaces de evolucionar y escalar rápidamente con tu negocio a través de integración y entrega continua. Los avances en virtualización están limitando el overhead requerido para un desarrollo significativo, permitiendo que IT entregue soluciones de cómputo significativas que atiendan necesidades específicas, inclusive para grupos pequeños de usuarios, más rápido que nunca.

Cómo se ve el éxito

Estar conectado con los líderes de tu compañía y entregar resultados significativos, tener empleados con excelentes habilidades…, además la infraestructura es escalable y responde a cambios de negocios. ¿Qué significa esto en el día a día para una compañía y el equipo de un CIO?

Pues que es más ágil – capaz de responderle a sus clientes, empleados, vendedores, y socios rápidamente y con resultados significativos. Es más eficiente para entregar servicios y valor al mercado, lo cual impulsa el crecimiento y el margen para la compañía. También es más eficiente para lograr la productividad de su base de empleados y los involucra totalmente en impulsar crecimiento y entregar excelentes servicios – y seguir ganando con el nuevo estilo de IT.

Así que, ahora hay que responder a las siguientes preguntas ¿Dónde haré una mejor diferencia en mi negocio? ¿Se trata de llegar primero al mercado o de expandir el margen a través de alternativas de precio? ¿Se trata de capitalizar con big data o explotar lo móvil para entregarle una experiencia diferente al usuario? ¿Cómo consigo lo que necesito, bien hecho y hecho bien, y últimamente entregar una experiencia espectacular al negocio? Escucha el siguiente HP webcast para obtener algunos insights: Perspectivas: Cómo capitalizar con la nueva ola de cambios IT.

>