sagrada familia barcelona Foro Tecnológico @asLAN 2018 ciudad inteligente

La nueva era de la comunicación móvil se encuentra a la vuelta de la esquina y tendrá una escala que los usuarios actuales apenas alcanzan a comprender. Se estima que, para 2025, el volumen de datos móviles globales alcanzará 164 exabytes al mes, es decir, cinco veces la cantidad actual. Es más, se espera que el 45% de este tráfico de datos se gestionará mediante redes 5G, que permitirán a las aplicaciones del futuro beneficiarse de un mayor ancho de banda, transmisión más rápida y menor latencia.

La lista de casos de uso habilitados para 5G continúa aumentando. Desde soluciones de negocio como la aplicación de Internet de las Cosas (Internet of Things, IoT) a la salud y fabricación industrial hasta aplicaciones de consumo, como experiencias de contenido y entretenimiento envolvente, actualmente existe una carrera para ofrecer conexión 5G a los ciudadanos del mundo. Debido a la robustez, escala y seguridad que ofrece, la informática perimetral desempeña un papel crucial en el desarrollo de esta innovación que proporcionará la próxima generación de infraestructuras de red.

Barcelona está desplegando un programa piloto de 5G a gran escala para la ciudad, donde la informática perimetral desempeña un papel esencial

Una gran ciudad que está liderando el camino en la adopción de redes 5G es Barcelona. Un consorcio integrado por firmas líderes de telecomunicaciones, proveedores de servicios informáticos y gobierno local está contribuyendo a desplegar un programa piloto de 5G a gran escala para la ciudad, donde la informática perimetral desempeña un papel esencial. Al crear un ejemplo de experiencia y mejores prácticas respecto al funcionamiento de una ciudad inteligente basada en redes 5G, el piloto servirá como inspiración a otras ciudades que estén buscando posicionarse de cara a una era más inteligente.

El piloto de Barcelona

Barcelona fue una de las primeras ciudades europeas en implementar tecnologías para ciudades inteligentes impulsadas por los datos para mejorar sus servicios. Al ser un reconocido nexo de telecomunicaciones, además de una importante sede de actividades y eventos, como el Mobile World Congress, la ciudad era un escenario ideal para demostrar las soluciones 5G que sustentarán los estilos de vida del futuro.

Naturalmente, el concepto de una ciudad inteligente no es nuevo, pero las redes 5G aportan las ventajas de una red móvil en lugar de cableado fijo, más voluminoso y costoso. Además, la tecnología 5G también puede dar soporte a las múltiples aplicaciones IoT necesarias para aprovechar al máximo las ventajas de una ciudad inteligente.

La ciudad comenzó un proceso de programas piloto de transformación de red en 2015. Más adelante, en 2019, como parte de un consorcio que también incluía a Intel, Atos, Cellnex y Nearby Computing, Lenovo presentó una propuesta para ejecutar siete pilotos adicionales a lo largo de 30 meses.

Desde entonces, el mundo ha tenido que enfrentarse a una pandemia global que ha presentado nuevos retos a la iniciativa. Pero, dado que el piloto contempla un periodo de dos años y medio, los miembros del consorcio tendrán tiempo para realizar mejoras en todo el ecosistema y asegurar una experiencia fluida y de baja latencia para negocios y usuarios. Se espera que el piloto sea tan solo el comienzo de una iniciativa a largo plazo orientada a explorar el potencial de la tecnología 5G que situará a Barcelona como líder entre las ciudades inteligentes.

Escenarios urbanos de Barcelona

La variedad de soluciones que hace posible la tecnología 5G transformará a negocios, consumidores y ciudadanos. En concreto, los escenarios que se están explorando en el piloto de ciudad inteligente de Barcelona, junto con infraestructuras informáticas basadas en la nube incluyen:

Respuesta de emergencia y seguridad pública: colaboración con agentes de policía para ofrecer un abordaje más inteligente a la seguridad pública.

Educación: mostrar a las escuelas como las soluciones holográficas pueden facilitar el aprendizaje remoto mediante la educación envolvente.

ECommerce: facilitar experiencias envolventes de compra remota a través de la realidad aumentada para permitir que los negocios continúen operando, independientemente de lo que ocurra en otras partes del mundo.

Automoción: demostrar cómo los vehículos autónomos y conectados pueden ayudar a las personas a desplazarse con mayor facilidad.

Fabricación: ayudar a los negocios a trasladar productos a lo largo de la cadena de suministro del modo más eficiente posible, reaccionando ante los datos en tiempo real.

El potencial para expandir las fronteras en todas estas áreas es inmenso y el modelo de negocio 5G está generando nuevas fuentes de ingresos y oportunidades de monetización. No solo se crearán avances comerciales, sino también mayor participación ciudadana. De cara al futuro, la tecnología 5G se expandirá más allá de las ciudades inteligentes para convertirse en un elemento ubicuo de nuestra forma de aprender, trabajar y comunicarnos en una era en la que todo estará conectado.

Capturando el valor potencial

La comunicación 5G presenta inmensas oportunidades para el sector de las telecomunicaciones, pero también genera presiones adicionales para los operadores de redes móviles (mobile network operators, MNOs). A medida que se van gestionando mayor cantidad de datos de dispositivos IoT y redes inteligentes, los operadores deben centrarse no solo en mejorar el ancho de banda y latencia, sino también buscar formas de utilizar la infraestructura para reducir costes y generar nuevas fuentes de ingresos.

Para responder a estas cuestiones, los operadores están estudiando soluciones perimetrales. Al trasladar las capacidades de red desde centros de datos centralizados a un creciente número de dispositivos perimetrales, los MNOs pueden acercar la velocidad y capacidad de la red al usuario final, reduciendo la carga de tráfico, mejorando el rendimiento, aumentando la escalabilidad y reduciendo los costes operativos.

Este es el objetivo de la arquitectura de red basada en informática perimetral multiacceso (Multi-access Edge Computing, MEC). La tecnología MEC alivia la congestión del ancho de banda y permite ejecutar nuevas aplicaciones y servicios en el perímetro de la red, incluyendo IoT, RA y distribución de contenido local.

Para el piloto de Barcelona, Lenovo ha proporcionado una única plataforma y arquitectura MEC que despliega, automatiza y gestiona soluciones de informática perimetral, todo ello desde un punto de control central. Gracias al hardware del servidor perimetral ThinkSystem SE350 y el software Lenovo Open Cloud Automation (LOC-A), el sistema puede desplegar, optimizar y gestionar rápidamente la infraestructura de la nube de los proveedores de servicios de comunicaciones sobre servidores perimetrales, servidores Bare Metal dedicado, contenedores y máquinas virtuales.

LOC-A combina las ventajas de una nube pública, incluyendo rapidez, escalabilidad, flexibilidad y alta velocidad de servicio, con las de una nube privada, como protección de datos y seguridad, para ofrecer la integración fluida necesaria para aprovechar todo el potencial de la comunicación 5G. El sistema también incluye soporte para Kubernetes, Red Hat OpenShift, OpenStack y VMware Cloud Foundation. De este modo, el ecosistema constituye una solución inteligente y abierta, modular, preparada para el futuro y con capacidad para múltiples casos de uso en este piloto.

El futuro del 5G

La tecnología 5G ofrece un inmenso potencial para la innovación, pero solo si los escenarios de uso y servicios resultantes resuelven problemas del mundo real y generan nuevas fuentes de ingresos. Estas posibilidades solo pueden explorarse a fondo mediante pilotos como el de Barcelona, ofreciendo el potencial de la comunicación 5G con la ayuda de la informática perimetral y demostrando la posibilidad de generar beneficios reales para personas y negocios.

La labor del consorcio de Barcelona será fundamental para demostrar el potencial del 5G para facilitar una nueva era de inmensas velocidades de datos y requisitos de ancho de banda. Además, el piloto contribuirá a reforzar las credenciales de la ciudad, no solo como líder en telecomunicaciones, sino como un pujante centro empresarial en una economía realmente digital.

Antonio Bocigas, Sales & Business Development Director, Telco,

Lenovo Data Center Group EMEA