5G privado industria 4.0

La Industria 4.0 es el resultado de la convergencia de diferentes tecnologías en el mundo industrial para lograr la hiper automatización y por consiguiente un aumento radical en la productividad. Sin duda, el Internet of Things (IoT) y el edge computing serán piezas claves en esta revolución, pero el engranaje necesario para ponerlas a todas en común serán las conexiones inalámbricas estables y potentes. Actualmente, el cable no entrega la flexibilidad que requiere la industria del futuro y el Wi-Fi ha demostrado tener limitaciones importantes en cuanto a estabilidad en ambientes industriales. En este contexto el 5G privado emerge como un nuevo estándar de conectividad inalámbrica en la industria.

Es por esta razón, que países con una fuerte componente industrial en su PIB como son Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y Francia han realizado cambios regulatorios profundos que permiten hoy a las empresas acceder directamente a las frecuencias para desplegar 5G en sus fábricas. En Alemania por ejemplo, desde el 2020 es posible acceder a 100 MHz de ancho de banda y ya hay cientos de empresas grandes y medianas que lo han solicitado. Entre ellas todos los grandes fabricantes como Bosch, Volkswagen y BMW.

El 5G privado emerge como un nuevo estándar de conectividad inalámbrica en la industria

El Gobierno de España ya ha dado sus primeros pasos liberalizando 20 MHz de ancho de banda (entre 2.37-2.39 GHz) para que las empresas que lo deseen puedan adquirir su propio espectro y tengan la libertad para gestionar sus propias conexiones privadas utilizando LTE o 5G. Esto es sin lugar a dudas una muy buena noticia para el país.

Qué hace del 5G el engranaje necesario para la Industria 4.0

Principalmente, el 5G otorga a la industria una conexión sin cables más estable, potente, segura y flexible:

  • Las redes 5G son más estables que el Wi-Fi debido a diferencias tecnológicas profundas que permiten que una red 5G pueda optimizar de manera automática la calidad de servicio que entrega a cada dispositivo. Wi-Fi simplemente hará su mejor esfuerzo por servir a todos los dispositivos por igual.. Además, con 5G sólo será posible usar la banda de frecuencia asignada si los dispositivos están previamente autorizados y tienen una tarjeta SIM que así lo valide. Es como pagar peaje para entrar a una carretera dedicada, ultra rápida donde sólo entran algunos. Estas diferencias permiten menores puntos ciegos, menores tasas de pérdida de datos y menor latencia.

  • El 5G es más potente y permite una velocidad ultrarrápida, que es hasta 100 veces mayor a 4G. Esta capacidad superior de transmisión de datos es clave para mantener conectados simultáneamente y en tiempo real los miles de elementos del IoT, que son y seguirán siendo los protagonistas de la Industria 4.0.

  • Son conexiones más seguras. El estándar 5G supone una mejora significativa a nivel de ciberseguridad, ya que es “secure-by-design”. Esto quiere decir que ha sido diseñado para responder a las amenazas del futuro en un mundo altamente digitalizado con millones de interacciones por segundo. Además, ofrece la posibilidad de desplegarlo 100% dentro de la fábrica, evitando que datos críticos puedan salir y que intrusos puedan entrar.

  • Las conexiones 5G son más flexibles ya que permiten la segmentación virtual de las redes o en otras palabras particionar esta carretera dedicada en múltiples carriles especiales. A esto se le conoce como “network slicing” y permite priorizar recursos para garantizar la calidad de servicio en aquellas aplicaciones realmente críticas de manera dinámica.

Las fábricas no se pueden permitir jamás perder la conexión con un robot autónomo por el riesgo que puede implicar para las personas, ni tampoco perder un segundo de continuidad operacional por congestión en sus dispositivos IoT. El 5G privado supone una solución a muchos de estos dolores de cabeza que sufren los equipos de IT actualmente. La transición al 5G privado no es sencilla, y nuestro objetivo desde Neutroon es simplificar la gestión y reducir significativamente el coste del 5G privado para acelerar este cambio.

El 5G privado es, en definitiva, un paso necesario para que las fábricas puedan realmente implementar el paradigma de la Industria 4.0 en toda su magnitud. 5G privado ya es una realidad y los países industrializados están dando pasos muy firmes para asegurar que su industria cree ventajas competitivas apalancando el 5G. España debe seguir ese camino y facilitar que más empresas grandes y medianas puedan dar dicho salto. De no ser así, existe un riesgo de pérdida de competitividad que será difícil de revertir.

 Por Chris Gehlen, cofundador y CEO de Neutroon

>