Aunque ya pudimos verla en el IFA de Berlín, no ha sido hasta ahora cuando la multinacional coreana Samsung ha presentado en España su nueva cámara Galaxy, la primera en la que el sistema Android de Google se ha introducido. La nueva cámara es, en realidad un Galaxy SIII, sólo que pensada para hacer fotos y con conectividad 3G. Un aspecto este que en un principio podría parecer no muy importante ya que no permite las llamadas de voz, lo que le puede restar clientes.

Con un diseño atractivo el Andorid JellyBean como bandera, además de la conectividad 3G y WiFi, la Samsung GALAXY Camera representa una nueva forma de comunicación a través de imágenes, permitiendo fotografiar, editar, compartir fotos de gran calidad y disfrutar de la emotividad de la fotografía y del vídeo en HD, en cualquier lugar y en sólo un instante. Y todo, en un único dispositivo.

Con unas innovadoras posibilidades de conectividad 3G y Wi-Fi, GALAXY Camera ofrece a los usuarios infinidad de posibilidades para compartir sus imágenes y de disfrutar de ellas con capacidades similares a las de un Smartphone. Cuenta con un zoom óptico de 21x y un sensor 16M BSI CMOS, por lo que supera a la cámara de cualquier Smartphone del mercado. Además, cuenta con la tecnología “Smart Mode” de Samsung, que ofrece hasta 15 modos predeterminados y configuraciones que permiten a cualquier usuario  conseguir fotografías de aspecto profesional, de forma sencilla.

Shoot & enjoy. Una vez capturada la imagen, el usuario de GALAXY Camera se sorprenderá con su pantalla táctil HD Super Clear de 4.8 pulgadas (121.2 mm), que no sólo permite ver las fotografías de forma nítida y amplia, sino también hacer ediciones sobre ellas de forma sencilla y con un resultado casi profesional gracias a “Photo Wizard”.