Eli Abad between technology
Between Technologies. foto: Jordi Play

Nombre: Eli Abad
Cargo: Socia fundadora de Between Technology
Hobbies: pasear por la montaña con mi perra y la cata de vinos Fecha de nacimiento: 1/2/196
Estudios: Licenciada en Física y MBA

Entrevista con Ely Abad, socia fundadora de Between Technology

¿Cómo llegó al mundo TIC?

Durante la carrera conseguí una beca como monitora del aula de informática de la facultad de Biología, donde aprendí sobre redes y sistemas. Después tuve trabajos de verano como profesora de ofimática y sistemas, y cuando acabé la carrera me salieron más oportunidades profesionales en el sector TIC que como física, ya que no me quería dedicar a la docencia.

¿Qué es lo que más valora de su trabajo?

En lo que respecta al sector, lo que más valoro es la innovación continua: el TIC es claramente un sector de futuro. En lo que respecta al hecho de haber emprendido y llegar a ser una empresaria de éxito, lo que más he valorado ha sido la capacidad que cambiar lo que me parecía injusto o mal hecho. Creo que he contribuido a que Between sea una empresa con valores como la igualdad y el respeto, con una comisión de igualdad muy activa y una Women Network inclusiva que trabaja por sensibilizar a mujeres y hombres para reconocer los sesgos inconscientes de género, sobre todo los propios, y neutralizarlos.

En su opinión ¿qué es lo que falla para que las mujeres no apuesten más por el estudio de carreras STEM?

Precisamente los sesgos inconscientes de género de los adultos, por los que perpetuamos los roles de género en las siguientes generaciones. Siempre recomiendo el libro de Linda Babcock y Sara Laschever “Las mujeres no se atreven a pedir” donde explican muy bien cómo funciona este condicionamiento infantil. Lo hacemos sin mala intención, sin darnos cuenta, pero lo hacemos, y con ello desanimamos a niñas cuando afloran sus vocaciones STEM o incluso su ambición.

¿Cree que existe el “techo de cristal” en las empresas TIC? ¿Cuál debería ser la solución?

Por supuesto, existe en todos los sectores, las estadísticas lo confirman, y el sector TIC no es una excepción. La solución que yo propongo pasa por dos acciones concretas:

  • La primera se centra en la formación / sensibilización de los perfiles de reclutamiento y de managers de las empresas, mejorando los procesos de selección y promoción interna haciéndolos más justos, evitando los sesgos de género tanto de los que deciden como de las candidatas (¿sabíais que, según un informe de HP, las mujeres aplicamos a las ofertas cuando cumplimos a partir del 100% de los requisitos y los hombres lo hacen a partir del 60%? ¿O que, según la experiencia del equipo de recruiting de Between, en nivel medio de inglés autoevaluado de una candidata equivale al nivel alto de inglés autoevaluado de un candidato?) Por ejemplo:
    • Hay que evitar las autoevaluaciones en las entrevistas, sustituyéndolas por pruebas de nivel del conocimiento a evaluar.
    • Debemos diferenciar en las ofertas lo que son requisitos que descartan de las cualidades que se valoran, pero no descartan, o tendremos menos candidaturas femeninas.
    • Es importante animar a las mujeres de nuestra compañía a que se presenten a las promociones que se publican, sin esperar a ser invitadas.
    • Si queremos eliminar la brecha salarial, deberemos eliminar de las entrevistas la pregunta del salario anterior para evitar perpetuarla.
  • La segunda se centra en el empoderamiento de las mujeres del sector, ayudándolas a reconocer sus “auto sesgos”, las creencias que las están auto limitando y proponiéndoles estrategias para superarlos. Desde la Between Women Network estamos haciendo charlas en este sentido, con recomendaciones de libros y TED Talks muy reveladoras, y este 2021 hemos arrancado una iniciativa para empoderar a 12 mujeres con un curso de Visibilidad con una mentora especializada en liderazgo y visibilidad femenina, Laia Arcones, iniciativa que tenemos programado mantener anualmente.

¿Una política de cuotas puede resolver el problema?

Yo soy muy pro-cuotas, porque son necesarias hasta que la mayoría supere los sesgos inconscientes de género, pero solo con las cuotas no resolveremos el problema, hay que trabajar desde la raíz con las acciones que sugería y actuando también desde la infancia, para evitar desanimar a las niñas que podrían encontrar en las STEM su futuro.

¿Qué dificultades se encontró usted para llegar a la posición que tiene actualmente?

Estoy convencida de que el hecho de emprender fue lo que me empoderó para llegar más lejos. Yo, con 33 años, ni siquiera había llegado a una posición directiva en la multinacional donde trabajaba y ya había visto cómo promocionaban a hombres con menos currículum y confianza del cliente que yo, así que aposté por mí misma y me salió bien.

“Yo soy muy pro-cuotas porque son necesarias hasta que la mayoría supere los sesgos inconscientes de género”

¿Qué es lo que más valora de su empresa con respecto a la integración de la mujer?

La capacidad de autocrítica de BETWEEN para mejorar: medimos nuestras ratios, incluso con auditorías externas cada cierto tiempo, vemos las áreas de mejora comparándonos con el mercado y ponemos en práctica las “best practices” que creemos que nos ayudarán a atraer más talento femenino y a conseguir que más mujeres lleguen a posiciones de decisión, evaluando el resultado de cada acción y reconociendo nuestros errores para corregirlos. Como dice uno de nuestros socios fundadores, Francesc Civit, “Atrévete a equivocarte, pero innova en el error”. Si no probamos acciones diferentes, obtendremos el resultado de siempre: pocas mujeres en el sector y en posiciones directivas.

¿Le han servido los estudios que hizo para realizar su labor actual?

Si, por supuesto, creo que todas las carreras de ciencias te preparan para resolver problemas/ecuaciones. Aunque seguramente habría ido más rápido con una ingeniería informática que con mi licenciatura en física 😊. En la parte de gestión de la empresa, el MBA posterior me resultó muy útil y revelador, y, más adelante, la formación como consejera me ayudó a mejorar la estrategia y el gobierno corporativo de la compañía.

Si tuviera que aconsejar a un joven qué estudiar de cara a obtener un futuro laboral estable, ¿por dónde le orientaría?

La tecnología va a ser (ya es) transversal en todas las áreas de nuestra vida, así que los estudios STEM van a asegurar el futuro laboral de cualquiera. Aunque no deberíamos olvidar complementar nuestra formación con conocimientos sobre gestión emocional, a mí me ha resultado muy útil. Pero, sobre todo, a las jóvenes les recomendaría plantearse carreras STEM, ya que para mí la independencia económica es la clave para la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer, y las carreras STEM están y van a estar mejor remuneradas que otras.

¿Hacia dónde cree que va el sector TIC? En su opinión, ¿cuáles van a ser las tendencias que realmente van a transformar la sociedad?

La IA, ya nos está cambiando la vida y todavía nos la va a cambiar más. Precisamente me preocupa que haya pocas mujeres en este ámbito, porque ya se está viendo que los sesgos de género de los programadores se transfieren a sus programas informáticos: necesitamos introducir la perspectiva de género en las IAs incorporando a más ingenieras en el sector.

IA, automatización, robótica, ¿de verdad cree que el futuro pasa por las personas?

Absolutamente sí, todos los avances dependen de personas y sirven a personas. Quizá el problema es pensar solo en las personas de un modo cortoplacista, y olvidar las generaciones futuras y que compartimos un planeta con recursos finitos con otras especies.

>