Para empezar se abordó la situación del mercado del networking en estos momentos en los que la mayoría coincidieron en señalar a la nube como una de las principales responsables de crecimiento que están teniendo las redes. Así para José Luis Serrano, ingeniero de sistemas de A10 Networks, “con la eclosión de las aplicaciones en cloud e IoT hay un crecimiento tremendo del volumen de datos. Además en los próximos años el volumen va a crecer un 75%, mientras que el datacenter solo lo va a hacer en un 50%. Es decir los equipos van a ser más pequeños y más eficientes”. Para Félix Martos, Ingeniero Preventa en Aruba Networks, “es cierto que se llevan muchos servicios a la nube y los data centers corporativos ya no son tan importantes. Esto hace que las tecnologías de acceso a la red sean cada vez más eficientes y se pueda ofrecer un buen ancho de banda”.

Es en la eficiencia donde algunos de los participantes hicieron hincapié. Entre ellos se encontraba Ángel Barrio, Marketing Manager de Colt, para quien “todos los esfuerzos deben ir orientados a la eficiencia. Tendemos a gestionar más cosas con el mismo número de personas. El tema de virtualización ha hecho que el servidor se haya convertido en una commodity. Desde nuestro punto de vista la parte más importante en la actualidad es el problema de espacio del data center porque tienes que dar más puntos de acceso a la red. El cambio ha sido que antes era muy importante la red corporativa de una empresa y ahora no tanto”. Por su parte, Javier Pérez, HP Networking Solutions Architect “aseguró que está creciendo la criticidad de las redes y observamos inquietud con respecto a SDN (redes definidas por software) Asimismo vemos una consolidacion del concepto de cloud. Hay que implementarlo y sin renunciar a la seguridad”.

Finalmente Julio Alba, Sales Manager Networking de Dell no ve cambios significativos en el mercado. En su opinión, “la situación es la misma en la que hemos estado siempre. La presion del mercado con respecto al precio siempre ha sido así. Las redes, sin embargo, han sido un mundo aparte. Se esta produciendo un cambio conceptual y de negocio brutal que lleva su tiempo en adoptar. Desde un punto de vista de mercado estamos en un momento fantástico de negocio. El objetivo de conseguir más cosas con menos personas sigue estando ahí. Ahora lo que nos preocupa es el servicio” Para Jorge Arasanz, Director técnico de Alcatel-Lucent Enterprise para España y Portugal, “el mercado del service provider ha cambiado mucho. Existe una demanda de los service providers y entran en juego aspecto como por ejemplo las SDN. En el mercado empresarial están por un lado las grandes cuentas. En este caso, lo importante es tener un portfolio de soluciones para hacer un traje a medida a este tipo de empresas. En la PYME por su parte hay mucho negocio, pero hay que tener en cuenta que el 99% de las empresas tienen menos de 150 empleados y hay que ver cómo se les da respuesta a sus necesidades”.

Tendencias claras

Una vez analizada por parte de todos los intervinientes la situación del mercado, se pasó a abordar cuáles serían las tendencias para los próximos años. Para Arasanz, una de las principales se encuentran en las redes definidas por software o SDN “que tienen su aplicación en los grandes entornos de cloud y luego, lo que en el entorno de data centers se está produciendo la compactación de los sistemas. Finalmente el acceso es otra de las claves. Aquí se trata de que un usuario tenga la misma experiencia de uso independientemente de si entra por una red cableada que por una red wifi”. Para el portavoz de Dell, “cada dos años salen servidores nuevos, switches, soluciones de almacenamiento, etc. Si nos vamos a tendencias destacaría NFV (Network Function Virtualization). Todos los fabricantes tenemos soluciones para este segmento que para las operadoras suponen un ahorro brutal. NFV es una consecuencia de un conjunto de tecnologías que han madurado, y que son virtualización+almacenamiento+SDN”. En la misma línea se situó el portavoz de HP que afirmo que NFV se encuentra ahora mismo entre las iniciativas que están cobrando más fuerza. Pero además añadió: “Desde el punto de vista operativo destacaría también la automatización. El mercado nos pregunta además que pueden hacer las SDN. Nosotros creemos que éstas se justifican más cuanto más alejado estén del networking y también están demandando a los integradores de red que suban el nivel de servicio. Todas las aplicaciones viven en el data center y lo que no está ahí no se puede balancear ni securizar. Con SDN esto desaparece y aquí se empiezan a hacer proyectos para empezar a integrarlo. Esto para los integradores de red es un reto”.

Siguiendo la misma línea se sitúa Ángel Barrio de Colt para quien “las tendencias claramente son NFV y SDN. La clave es la diferencia operativa, se trata de simplificarnos la vida. Veo que en el entorno operativo la principal tendencia es el SDN y que las mismas personas puedan gestionarlo todo y no tengas que tener silos. La gran evolución nuestra viene por NFV, que la gran ventaja es que para cambiar de servicio no tienes que cambiar de equipo. Conforme van madurando los clientes a nivel operativo y tienden a centralizar los servicios, es cuando tendrá éxito el NFV”.

Para el portavoz de Aruba las claves hay que buscarlas en que “somos una generación móvil que necesitamos de los servicios y a ellos se accede por dispositivos móviles. Lo que queremos es que las apps funcionen igual estemos donde estemos. Hay que ser mucho más eficiente a la hora de gestionar, por lo que se necesita que las apps cada vez hablen más entre ellas, porque es el propio móvil que se va conectando a las diferentes redes. Lo que para muchas empresas era un coste en la infraestructura de red, ahora es un beneficio. Así que ahora los clientes no necesitan saber de tecnología para saber los beneficios que van a tener con las diferentes redes”.

La cuestión del Data Center

Para José Luis Serrano de A10 Networks “las empresas de networking tienen que ver la cooperación interdatacenter. Tecnologías como el balanceo global estamos viendo que van a crecer porque como mínimo un cliente tiene un proyecto de disaster recovery. En un momento dado ven que sus aplicaciones no están en el mismo CPD que estaban ayer, sino en otro. Esa es la clave: que las aplicaciones ya no están alojadas en un mismo centro de datos”.

Por su parte, ängel Barrio cree que “al final por mucha nube que haya, el centro de datos es necesario. El reto está en poder gestionar todo. Si la operativa es sencilla entonces se pueden realizar todas estas cosas. Está pasando que los conceptos de SDN y similares, ya están maduros y ya se pueden llevar ideas de la LAN a la ONE. Nos tenemos que adaptar, pero va a haber mucho más negocio porque es viable”. Para Javier Pérez de HP, la clave se encuentra en la transformación del concepto “Centro de Datos: “hemos pasado del CPD al data center. El CPD es el edificio en el que estaban las personas y el Centrode Datos es más moderno. Y cuando se habla de un centro de datos en estos momentos, ya se hablan de aspectos como diseño, métricas de consumo, seguridad, integridad etc. que antes no aparecían. En esta línea en el centro de datos tiene que resolver problemas de las corporaciones de hoy en día y necesita capacidad de integrar ese tipo de empresas de forma muy rápida. En el centro de datos las empresas de redes tienen que dar capacidad para dotarle de eficiencia, disponibilidad y herramientas de gestión. Estas tendencias las estamos viendo y son los desafíos a los que nos estamos enfrentando las empresas que trabajamos en este mercado”. Para Julio Alba de Dell, “las redes son críticas para que el centro de datos funcione, sin no existen el data center no funciona, es como una carretera sin asfalto. Los fabricantes somos los primeros que tenemos que tener claro que para que un buen almacenamiento funcione necesitas una buena conexión de red. Somos los primeros que desde el punto de vista de la red tenemos que apostar por ello. Además luego tenemos que integrarlo (y hacerlo de una forma sencilla y manteniendo y entendiendo lo que es mejor para el cliente. Una de las principales ventajas actuales es que en el mundo de las redes cada vez vamos más hacia los estándares. Hemos evolucionado bastante”.

Para Jorge Arasanz de Alcatel-Lucent, uno de los principales cambios que se está produciendo en el centro de datos, está relacionado con las redes definidas por software. En su opinión, “está claro que SDN en el data center tiene mucha cabida y va a posibilitar el crecimiento del fabric exteno. SDN está entrando en las empresas para resolver además diferentes tipos de problemas. Y es que, es una herramienta nueva pero hay que tener cuidado en cómo lo usas porque no se trata de una herramienta para todo el mundo”. Para Alba, “las redes tienen que tener un rendimiento y los equipos tienen que ser potentes, por supuesto. Hay una carrera importante dentro de lo que son las comunicaciones. Pero es cierto que estamos cambiado como la infraestructura física se comunica y estamos metiendo una capa de software para que ese software funcione integrado con todo lo demás. SDN es la pieza que está haciendo que la red cambie su forma de funcionar. Este cambio además habilita otros muchos servicios que antes no se podían prestar. Si la red no se adapta hay aplicaciones que no podrían funcionar. SDN es el que está dando la flexibilidad que hasta ahora era impensable”. La misma línea sigue el portavoz de HP quien asegura que en su compañía cada vez dan más importancia a las redes definidas por software porque de lo que se trata es de “poner la red al servicio de las aplicaciones. Es más fácil de montar en un sitio controlado como es un centro de datos y en operadoras. Donde esto explota y es donde estamos tratando de llevarlo es a la oficina remota. La red va a cambiar totalmente en la forma en la que antes lo entendíamos”.

“El punto crítico –señala Ángel Barrio de Colt- es que cuando el cliente ya está trabajando en virtual le cuesta creer que todavía haya que poner algún cable. El gran salto operativo, porque para nosotros se trata de algo operativo, es que cuanto más simple y sencillo de gestionar sea el data center, es saber cuándo pasaremos a eficiencia, tecnología de espacio y a sacarle más partido a los recursos que tenemos en un mismo sitio. El problema es que tenemos clientes que todavía tienen servidores dedicados por temas de licencia o porque no pueden /quieren migrar. Todavía nos quedan muchos años de convivencia de dos sistemas. Ahora nos encontramos ante una evolución en el que cada vez menos cosas se gestionaran fisicamente y cada vez más se gestionarán en remoto.

Para José Luis Serrano, ingeniero de sistemas de A10 Networks , “las aplicaciones están desligadas de la capa de red. De alguna manera se entontence al data center y cada cosas se dedica a lo que se tiene que dedicar y no hay interdependencia entre las capas. SDN permite que nuestra red esté extendida y deslocalizada. Hay una necesidad de que haya una capa que conecte la infraestructura con la aplicación”. Y es que como afirma el portavoz de A10 Networks, “las aplicaciones ya no están en un sitio o en otro, aunque las leyes intenten decir lo contrario. SDN permite que todo esté deslocalizado. Yo creo que eso no es malo para las redes, es una evolución necesaria e incluso las legislaciones lo tendrán que asumir”