covid isla de la gomera

Este nuevo sistema de notificaciones de alerta de posibles personas contagiadas, no marca ni controla la geolocalización de los dispositivos, y funciona vía bluetooth, lo que resulta respetuoso con las libertades y derechos de los usuarios que podrían verse muy beneficiados por una aplicación de este tipo en los tiempos actuales. 

La isla de la Gomera, en el archipiélago canario, ha sido la elegida por el Gobierno de España para poner a prueba esta app, generando un rebrote simulado que durará desde el próximo 29 de junio hasta el 13 de julio. Trescientas personas, en base a contagios de ficción, servirán para analizar la eficacia de esta aplicación. 

La idea es perfilar aspectos técnicos y analizar la experiencia de los usuarios, en base a esta prueba piloto, que resulta esencial para mejorar y calibrar todos los detalles de esta app que a buen seguro, será de gran utilidad en un futuro cercano o inmediato. La fiabilidad de esta aplicación depende del éxito de este ensayo.

La isla de la Gomera ha sido elegida para poner a prueba esta app, generando un rebrote simulado que durará desde el próximo 29 de junio hasta el 13 de julio

Su funcionamiento mediante bluetooth, no utilizando herramientas de geolocalización, como otras apps gemelas o similares, la hace una candidata interesante para dar respuesta a la creciente preocupación de muchos usuarios sobre sus libertades y derechos fundamentales, en base a los mecanismos utilizados por estos tipos de aplicaciones.

La muestra para el estudio y análisis de los datos será de entre tres mil y 22 mil ciudadanos y ciudadanas de la isla. La idea es activar trescientos contagios ficticios, y que la app proporcione correctamente a las personas que entren en contacto con estos sujetos, la información pertinente de alerta en cada caso, comprobando así la calidad y eficacia de la app.

La recomendación de uso de esta app dependerá directamente de los ejecutivos regionales, según reporta el Gobierno de España, aunque el Ministerio de Sanidad  también podrá recomendarla como medida de prevención y seguridad. De momento no parece que vaya a ser obligatoria, pero en un escenario extremo, podría resultar de gran ayuda.

Es importante no olvidar que la tecnología ha sido y sigue siendo nuestra aliada en estos tiempos de pandemia, y que de cara a un futuro cercano seguirá desempeñando un papel primordial en la prevención y lucha contra este virus y otros futuros que pudieran llegar. Tendremos que familiarizarnos con estos dispositivos que sólo persiguen nuestra seguridad. 

>