ciudades inteligentes
La pandemia por el Coronavirus no sólo ha causado estragos en la salud y economía de los países, también ha dado un vuelco en nuestra concepción de cómo vivir en las ciudades y en este sentido los planes de resiliencia y apuesta digital de las urbes, cada vez se han ido escorando más hacia la apuesta clara por la búsqueda de tecnologías concretas para esta nueva realidad social, como la llaman ahora.
 
Algunos expertos creen que las principales tecnologías que crecerán exponencialmente en los próximos años en las ciudades, dada su utilidad inmediata en esta nueva situación son: Máquinas voladoras para comunicar normas y reglas de seguridad, así como pare el reparto, como es el caso de los cada vez más sofisticados drones. Los medidores de temperatura remota basado en la Inteligencia Artificial IA serán claves para mayor tranquilidad de los ciudadanos. Las máquinas autónomas de carga y entrega automatizada serán vitales también. Y por último, pero no menos importantes, los sistemas de geolocalización en tiempo real para el seguimiento de movimientos poblacionales y su incidencia sobre las posibles propagaciones, del estilo de crowdsourcing con dispositivos móviles. 
 
La implementación de muchas de estas tecnologías en la ciudades se ha realizado ya debido a la emergencia, de forma lógica pero no en base a protocolos concretos estandarizados que permitan un mayor rendimiento de los sistemas. La experiencia ha sido muy buena y ha servido para detectar las posibles fallas que presenta su incorporación a las nuevas ciudades inteligentes. Sistemas que han llegado para quedarse y que brindan una gran flexibilidad en situaciones muy complicadas, como las que hemos vivido en estos últimos tiempos.

La implementación de muchas de estas tecnologías en la ciudades se ha realizado ya debido a la emergencia

 
Los bajos niveles en contaminación ha sido la gran noticia para el mundo durante el duro confinamiento; la reducción drástica de las emisiones nocivas a nuestra atmósfera han dejado claro la importancia de cambiar el modelo o paradigma de trabajoconsumoeducación. En este sentido el teletrabajo, el e-commerce o comercio online, así como la educación virtual, se han puesto a prueba durante esta situación, y la han superado, dejando a la vista lo que hay que mejorar en cada ámbito, pero con la garantía de funcionalidad y operatividad deseadas. 
 
A lo largo de la historia de la humanidad los cambios han llegado por motivos variados, en esta situación un virus invisible a simple vista, ha dado la vuelta a todo aquello que dábamos hace bien poco por sentado, mostrándonos una senda nueva, un camino donde la tecnología es y será protagonista absoluta y nuestra mejor aliada, en un proceso de cambio que nos llevará a un nuevo mundo en el que haremos las cosas cotidianas de forma muy distinta a como las hacíamos hasta ahora.