Los equipos informáticos han evolucionado, ofreciendo mejores prestaciones, más velocidad y una mayor capacidad para almacenar información, pero a día de hoy la electricidad sigue siendo una pieza clave para trabajar con ellos. Cualquier ordenador o servidor necesita de esta energía para su funcionamiento, pero no sólo basta con ella, también el estado de la línea debe cumplir ciertos requisitos como, por ejemplo, que sea estable y que no tenga fluctuaciones ni picos de tensión que pongan en riesgo la integridad de estos sistemas electrónicos. Para evitar estos males antes de que sucedan, la solución pasa por adquirir un sistema de alimentación ininterrumpida o SAI. Estos dispositivos, además de actuar como una batería de energía de reserva, permiten controlar el nivel de tensión que proporcionan a los equipos. En función del modelo, en su interior dispone de una o varias baterías alimentadas que suministran la energía necesaria y una circuitería que regula y estabiliza la corriente. En ella se encuentra un convertidor de corriente que transforma la corriente continua en alterna. También una serie de filtros que eliminan el ruido eléctrico que se genera al encender otros dispositivos eléctricos y que están conectados al mismo sistema eléctrico.


Un detalle a tener en cuenta a la hora de seleccionar un SAI es la potencia que es capaz de generar. Para determinarla, se emplea la unidad Voltio amperio (VA) y junto con este dato se suele indicar la potencia en vatios W. Una de las características que resultan interesantes y que ofrecen algunos modelos es el apagado automático: para ello disponen de un puerto que se utiliza para comunicarse directamente con el equipo al que están conectados. Éste le envía la instrucción de apagarse cuando falla el suministro eléctrico para cerrar las aplicaciones correctamente y evitar la perdida de información en cortes y apagones prolongados.


Dentro de la gama de SAIs se pueden encontrar modelos con tecnologías muy variadas. Una de ellas es de modalidad on line. En este caso, lo que hace básicamente el dispositivo es mantener la corriente estabilizada, protegerlo de sobretensiones y caídas de tensión. Además, cuando se interrumpe el suministro de corriente, el ordenador que esté conectado al SAI no se verá afectado, puesto que pasará a estar alimentado directamente por las baterías del sistema de alimentación interrumpida.


Otra tecnología es la llamada interactiva o line-interactive utilizada por algunos sistemas mucho más pequeños. En este caso, actúa solamente en caso de un corte o apagón eléctrico, mientras que en los sistemas on-line, se alimenta constantemente de la energía que genera el propio SAI haya o no suministro eléctrico. En la tecnología interactiva hay un intervalo de tiempo en el que el sistema no puede recibir carga eléctrica, es lo que se denomina como tiempo de corte y suele durar alrededor de unos milisegundos. Pero teniendo en cuenta que actualmente muchos sistemas electrónicos e informáticos integran una pequeña carga de energía acumulada, esto apenas se aprecia. Esta tecnología, utiliza un dispositivo inversor y cuando falla la alimentación se obtiene la energía a partir de las baterías, por lo que este inversor, tal y como su nombre indica, invertiría el sentido de la carga para ofrecer la tensión necesaria al equipo durante un intervalo de tiempo para guardar los documentos y cerrar el sistema.

La selección de productos que hemos realizado se ha orientado para la pequeña y mediana empresa, pero a la hora de seleccionar un modelo es conveniente analizar la potencia que consumen los equipos informáticos y la autonomía de backup que proporcionan, ya que ese tiempo de respaldo es muy valioso si hay que guardar datos importantes.


Conclusión:

Existe una amplia gama de dispositivos destinados a pequeñas y medianas empresas y antes de decidirse por uno de los modelos es importante valorar y estudiar las necesidades de cada empresa así como la potencia que necesitan, su mantenimiento y los beneficios que se obtendrían. El aspecto económico también es algo importante, teniendo en cuenta que una pyme tampoco debería realizar una gran inversión para contar con alguno de estos equipos. En el caso de que tuviésemos que decidirnos por uno de estos modelos en particular siempre se determinará la potencia del SAI que se necesita y, a partir de esa característica, se buscará el modelo más adecuado. El modelo de APC es una de las soluciones más interesantes siempre que se trate de una mediana empresa. Destaca sobre todo por su completo equipamiento, funcionalidades y facilidad de manejo, muestra con gran detalle las incidencias y su estado mediante su pantalla LCD y el software de monitorización que incluye. Otro de los modelos recomendables es de la marca Salicru que incluye un software de monitorización compatible con diversos sistemas operativos.

1

Titular: APC Smart-UPS 1500VA

Entradilla:

El SAI de APC consigue un ahorro de tiempo al mismo tiempo que proporciona una interfaz integrada en un panel LCD que muestra la información para el diagnóstico y una administración avanzada de la energía, indicando los datos temporales sobre el consumo.

Texto:
La compañía APC de Schneider Electric que tiene una amplia experiencia en este sector ha diseñado la serie de SAIs Smart-UPS para su utilización en sala de servidores y salas de red. Estos sistemas de alimentación ininterrumpida ofrecen una gestión avanzada del control de la energía, aportando datos temporales sobre el consumo, además de suministrar una protección a los sistemas más importantes. El modelo APC Smart-UPS 1500VA utiliza la tecnología de línea interactiva y puede alcanzar un nivel de eficiencia del 97%, generando grandes beneficios en el consumo eléctrico comparado con otras líneas de sistemas SAI. Ésta trabaja en un rango de frecuencias de 47-53 Hz para 50 Hz nominal, y de 57 – 63 Hz para 60 Hz que se ajustará en función de la que detecte. En su interior cuenta con unas baterías libres de mantenimiento selladas al plomo con electrolito suspendido a prueba de fugas que se cargan en tan sólo tres horas. En función del consumo de los equipos que tenga conectados ofrecerá una mayor o menor duración. Para un consumo de 500 W ofrece un tiempo aproximado de unos 20 minutos


Actualmente las compañías necesitan una elevada eficiencia de sus equipos para optimizar sus recursos y reducir los gastos. Por este motivo requieren de sistemas que proporcionen un control avanzado la máxima eficiencia, fiabilidad y capacidad de gestión y unas capacidades de diagnóstico para reaccionar en tiempo real ante cualquier imprevisto.


Al igual que los modelos de la familia Smart-UPS, la compañía ha desarrollado el APC Smart-UPS 1500VA con la misma base. En el frontal del dispositivo incluye una pantalla LCD que muestra la información a través de una interfaz intuitiva que puede personalizarse para realizar la configuración local y remota. En ella se muestran los datos de manera precisa del estado de la distribución, diagnósticos y registros de los incidentes. Desde ella se puede controlar el modo de funcionamiento para conseguir una mayor eficiencia y controlar en todo momento el nivel de carga indicando los VA, vatios y amperios. La representación de la información es clara y breve y es capaz de mostrar incluso el número de serie hasta la ayuda en diversos idiomas.


Gracias al diseño de la interfaz ofrece una supervisión y control más preciso de la utilización de la energía. Dentro de las opciones y modos de funcionamiento incluye un modo “verde” que automáticamente desconecta los componentes que no se utilizan, permitiendo reducir el consumo de energía manteniendo la protección y el sistema operativo. Además, la unidad dispone de unos medidores de energía integrados para ayudar a supervisar el uso energético. Los grupos de salidas de alimentación conmutadas contribuyen a llevar un control adicional que, ante cortes de corriente en el suministro, permiten llevar a cabo el encendido y el apagado, además de reiniciar uno o más dispositivos independientes del SAI.


Una de las características más importantes del modelo APC Smart-UPS es que puede gestionar de manera avanzada la energía, para indicar cuestiones como la recomendación de la sustitución de la batería. Esta tecnología calcula la vida de la batería en función de las condiciones medioambientales. Su estado se comprueba realizando un test de diagnóstico a través del menú de configuración que comprueba su nivel de carga y realiza una calibración. En el caso de que se produzca un problema en la batería, se indicará en el panel LCD y con avisos acústicos incluso cuando no puede ofrecer alimentación de reserva.


Existen varios modelos disponibles de tipo torre y en el modelo extendido de dos torres rack. Además, permiten una capacidad de adaptación para trabajar con o sin rack y mejorar la estandarización y aprovechar mejor el espacio disponible. Y en el caso de que la empresa aumente el número de equipos informáticos y el SAI no sea suficiente, también permiten añadir packs externos de baterías inteligentes que detectan y se actualizan automáticamente el tiempo de ejecución, permitiendo trabajar sin problemas mientras el sistema está en uso. Esto le permite incorporar hasta cinco baterías externas al modelo 1500VA y hasta diez para los equipos a partir de 2.000VA o más, consiguiendo aumentar el tiempo de ejecución de minutos a horas y adaptarse a las necesidades que requiera cada compañía.

El correcto funcionamiento del SAI es algo esencial para cualquier tipo de empresa, por lo que junto con él se incluye un software de gestión llamado “PowerChute”. Éste permite a los administradores realizar una completa supervisión de manera remota del control de seguridad en el apagado del sistema y la gestión avanzada del SAI. Para ampliar sus posibilidades, dispone de una ranura de acceso interno llamada “SmartSlot” que hace posible la instalación de complementos opcionales para mejorar sus funcionalidades. Éste, además, puede utilizarse en la arquitectura InfraStruXure de APC y es compatible con diversos sistemas operativos y plataformas de red.

APC by Schneider Electric

Bac de Roda, 52. Edificio A

08019 Barcelona
Teléfono: 93 495 19 50

Web: www.apc.com

Precio: 569 euros


2

Titular: Emerson Network Power Liebert GXT3-3000RT208

Entradilla:
Este sistema está especialmente indicado para servidores, ordenadores, estaciones de trabajo y dispositivos de red, incluso otras aplicaciones. El SAI de la firma Emerson ofrece un alto rendimiento y está destinado a pequeñas y medianas empresas.

Texto:

Éste SAI fabricado por la compañía norteamericana pertenece al modelo de alta gama de la serie Liebert y se caracteriza por suministrar una potencia de salida de 3.000 VA. El sistema está preparado para hacer frente a problemas relacionados con el abastecimiento eléctrico y anomalías en la red, como por ejemplo: picos de corriente, variaciones de frecuencia, interferencias y ruido eléctrico.


Está preparado para funcionar en un rango de frecuencias de 40 a 70 Hz y, en supuesto de que se produzcan variaciones, permite detectar y ajustar automáticamente la frecuencia de entrada. Además, para controlar la señal eléctrica y los parámetros dispone de un indicador que muestra el estado con un sistema de alertas acústicas que informan de su funcionamiento, bypass, sobrecargas, batería baja o sustitución de la batería, etc… Una manera de asegurarse del correcto funcionamiento de la batería son las pruebas de auto diagnóstico. Pueden realizarse de forma manual o automática: mediante un análisis indican el estado y las condiciones de las baterías, indicando cuando es necesario sustituirlas.


Esta solución ofrece una elevada capacidad, un tamaño compacto y una gran fiabilidad. En el caso de producirse un corte de luz o un fallo del suministro eléctrico proporciona un tiempo en la conmutación entre la batería y la red que apenas se aprecia permitiendo que las cargas se mantengan sin correr el riesgo a que se produzca un corte. Su diseño compacto permite a la empresa elegir entre varias opciones para ubicarlo en cualquier lugar. Está disponible en rack para ganar espacio y situarlo con servidores, y en tipo torre para adaptarse a las necesidades de pequeñas y medianas compañías.

En el frontal dispone de un pequeño panel que puede girarse hasta 90 grados para facilitar la lectura de la información que se muestra en el display y poder situarlo en modo horizontal o vertical. En cuanto a sus detalles más interesantes, ofrece un factor de forma de 0,9 que proporciona una mayor cantidad de energía a las máquinas conectadas y a la vez ayuda a optimizar la eficiencia energética de la infraestructura, lo cual se traduce en un mayor rendimiento por parte de todo el conjunto.


En cuanto a su manejo cabe destacar su facilidad de uso, ya que el propio usuario puede intercambiar y sustituir en caliente las baterías que lo alimentan. Éstas están situadas tras la parte frontal del equipo y se cargarán una vez que la unidad esté conectada a la red eléctrica, independientemente de si la unidad está encendida o apagada. Cuando la batería está plenamente cargada, el equipo proporciona un tiempo de respaldo de 14 minutos, siempre que los equipos a los que estén conectados requieran de una potencia de media carga y de 6 minutos si alcanzan la máxima carga que proporciona el SAI. Si esta duración no es suficiente, el equipo ofrece la posibilidad de instalar hasta 4 baterías más añadiendo unos módulos externos. Las baterías se cargan mediante una técnica de tres estados o fases para mantener su vida útil y garantizar su disponibilidad.


Por otra parte, el disyuntor de entrada se encarga de mantener la protección y simplifica los procesos de recuperación producidos por una sobrecarga. También cuenta con un circuito que proporciona una protección suplementaria para los equipos que estén contra los problemas ocasionados por la corriente eléctrica. Además, el ventilador que incorpora tiene la capacidad de cambiar automáticamente la velocidad, dependiendo del requerimiento del sistema, de tal manera que se consiga reducir el ruido y la energía empleada. El equipo se puede mantener bajo control gracias a la opción SNMP MIB, que permite controlarlo mediante el navegador de Internet. Aunque este equipo proporciona una potencia de 3.000 VA existen otros modelos más pequeños que pueden resultar más adecuados para una pequeña pyme.


Ficha técnica

Emerson Process Management

Francisco Gervás, 1
28108 Alcobendas – Madrid
Teléfono: 91 358 6000

Web: www.emersonups.com

Precio: 1.350 euros


3

Titular: Riello Vision – VST 1.500


Entradilla:

Es una solución ideal para una pequeña o mediana empresa que requiere de una cierta seguridad de sus equipos informáticos, servidores y estaciones de trabajo, a la vez que se mantiene el sistema de alimentación en las mejores condiciones.


Texto:

La gama Visión hace uso de la tecnología línea interactiva con la que se obtiene un elevado rendimiento y se reduce el consumo de energía. Además, también garantiza un alto nivel de protección contra fallos en el suministro de la red eléctrica y garantiza un elevado nivel de protección contra las alteraciones presentes en la línea. El dispositivo de regulación automática de voltaje AVR protege contra variaciones de tensión sin necesidad de que se haga uso de la batería, aumentando su disponibilidad y autonomía. Por otra parte los filtros EMI que reducen las interferencias se encargan de protegerlo de sobretensiones y micro-cortes.


En la parte frontal cuenta con un panel LCD que tiene como misión indicar el estado de carga de las baterías, el funcionamiento de red, el modo de funcionamiento, avisar en el caso de que requiera de mantenimiento, alarmas, etc…

Su instalación es bastante sencilla y no requiere de complicadas configuraciones. Con el equipo se incluyen dos cables de conexión, un cable de comunicación RS232C y un cable USB. Todos estos puertos se encuentran situados en la parte posterior, además de un slot de expansión diseñado para utilizar tarjetas de comunicación de red y que es compatible con los principales protocolos de comunicación.

Una vez puesto en funcionamiento se enciende el display y emite un pitido informando de que está en modo standby para proceder a la carga de las baterías. En el caso de que se verifique una anomalía o alarma a causa de un fallo o un bloqueo, se visualizará automáticamente en esta pantalla indicando el tipo y el código de la alarma correspondiente.

Mediante un sistema avanzado de autodiagnóstico, el SAI tiene la capacidad de verificar y señalar en el panel las anomalías o fallos que puedan producirse durante el funcionamiento normal del aparato. Cuando encuentra un problema representa el evento visualizando en el display el código y el tipo de alarma.


El control se lleva a cabo con el software “PowerShield3” para garantizar una gestión eficiente del dispositivo. Este muestra las informaciones más significativas, como la tensión de entrada, la carga aplicada y la capacidad de las baterías, incluso, puede ejecutar de modo automático las funciones de apagado, envío de correos electrónicos, mensajes SMS y de red.


Este SAI se ha diseñado para ser configurado en los diferentes modos de funcionamiento. Uno de ellos es el modo normal, que se ajusta a la configuración por defecto, modo ECO con menor consumo y la máxima eficiencia, y un modo personalizado utilizando el software UPS Tools con el que es posible configurar el SAI según los requerimientos de la empresa.


Para ampliar sus funcionalidades dispone del modo “Battery swap”: el sistema permanece en alimentación normal con la alimentación de la toma de red. La carga es alimentada por la red de entrada, cualquier fallo o alteración afecta directamente sobre la carga. Y en el instante que salga del rango de funcionamiento normal, el SAI pasa a modo stand-by cortando la alimentación de la carga. También cuenta con una toma auxiliar programable llamada “EnergyShare” que desconecta automáticamente la carga en determinados modos de funcionamiento. De esta forma, los eventos que determinan el corte automático de las tomas de EnergyShare, se pueden seleccionar por el usuario a través del software de configuración UPSTools. Asimismo, esta solución incorpora la funcionalidad “Cold Start”, que permite ponerlo en marcha en ausencia de la línea de alimentación principal.


En cuanto a su mantenimiento, una vez que las baterías han llegado al fin de su vida útil hay que proceder a su sustitución y en este caso, dispone de un pack llamado “hot swap” que hace posible su extracción en caliente sin necesidad de apagar el equipo. Tan sólo hay que acceder al modo “Batery Swap” quitar el panel frontal, retirar unos tornillos de sujeción y desconectar el cable de las baterías para acceder a ellas y cambiarlas.


RIELLO ENERDATA S.L.
P.I. Prado del Espino C/Labradores 13
28660 Boadilla del Monte, Madrid
Teléfono: +34 91 63 33 000

Fax: +34 91 63 21 793

Web: www.riello-ups.com
Precio: 499 euros

4

Titular: Salicru SPS 1.500 ADV


Entradilla:

Una de las soluciones SAIs más interesantes para las pequeñas y medianas empresas es la gama de producto SPS Advance. Utiliza la tecnología de línea interactiva y está preparada para ofrecer una protección avanzada al entorno informático a este tipo de organizaciones.


Texto:

Las alteraciones eléctricas son responsables del mayor número de fallos en los sistemas informáticos tanto de entornos profesionales como domésticos. Por ello, disponer de equipos que garanticen un suministro eléctrico continuo y estable se ha convertido en algo indispensable, especialmente en entornos sensibles y críticos. La gama de SAIs de esta empresa representa actualmente el 60% de las ventas de la compañía y ocupa una posición de liderazgo en este sector a nivel nacional y está preparada para ofrecer y garantizar protección al entorno informático de esta clase de organizaciones (tanto estaciones de trabajo como servidores, ordenadores y demás equipamiento de red). Su tecnología avanzada permite la monitorización, la gestión remota, modularidad y crecimiento en paralelo.


Con este modelo de la serie Advance de Salicru se asegura una óptima disponibilidad energética y una protección avanzada de los equipamientos tecnológicos. Entre sus características más importantes destaca su potencia de 1.500 VA que equivale a 1.050 W. Cuenta con una tensión de entrada y salida que se sitúa en el rango de 220 a 240 V y una frecuencia que ronda entre los 50 y 60 Hz.


Una ventaja interesante para ganar espacio es su modo de colocación, ya que permite ubicarse en posición horizontal, en vertical en modo torre o en un rack de 19 pulgadas. El equipo tiene unas dimensiones de 41,4 x 8,6 x 21,7 cm y un peso de 21 Kg por cada módulo. En la parte frontal cuenta con una pantalla LCD que muestra de manera precisa su estado y el de la línea de la red eléctrica. Junto al panel dispone de cuatro botones que facilitan su manejo y monitorización y tres indicadores de estado, cinco medidores y nueve alarmas. De esta manera, y en caso de producirse un problema se indicará mediante avisos acústicos en función del tipo de problema. Si se trata de un fallo el sonido es continuo, y si se trata de una sobrecarga o hay que sustituir las baterías se indica cada segundo. En la propia pantalla se muestra en todo momento el nivel de tensión de la entrada y salida, la frecuencia de ambas y el nivel de carga. Estas ofrecen una autonomía de 10 minutos a un 70% de su carga. Para conseguir el 90% de su carga hay que esperar hasta 3 horas y se puede ampliar en el caso de este modelo y los de 2.000 y 3.000VA.

En el supuesto de que alguna batería falle, el propio usuario puede reemplazarlas, además no requieren de ningún mantenimiento.


En lo referente a las sobrecargas, el equipo ofrece un tiempo de 3 minutos en modo línea al 110%. Esto significa que al sobrecargar un 10% más de lo que soporta su capacidad cuando supere los 3 minutos se apagará para protegerse. En el panel se mostrará la notificación acompañada de una alarma para informar al usuario de que debe desconectar alguna carga y así  trabajar únicamente a la potencia máxima que debería tener. Si por el contrario, la sobrecarga que se le aplica es más grande, un 50% más de esa capacidad de inicio, sólo soportará 10 ciclos y, teniendo en cuenta que en nuestro país la frecuencia fijada es de 50 Hz (o lo que es lo mismo, 50 ciclos por segundo), sólo podría aguantar un tiempo de 0,2 segundos. Como sistema de auto-protección, el equipo también se desconectaría transcurrido ese tiempo. En el caso del modo batería del SAI, el margen de la sobrecarga es algo más pequeño: a un 110% se apagará a los 30 segundos y al 120% se desconectará transcurridos cinco ciclos. Todos estos criterios de desconexión son útiles para que el equipo no sufra daños si se está demandando una potencia superior de la que realmente puede suministrar.


El sistema está controlado por un microprocesador y un estabilizador que incorpora la tecnología boost y back, rango de salida y una sensibilidad de línea seleccionables. Además de la función de arranque en frío (Cold Start). Incluye el software de monitorización WinPower que destaca por su compatibilidad con Windows, Linux, Mac y Novell. En el apartado de la conectividad y comunicaciones, permite realizar la gestión mediante el Protocolo Simple de Administración de Red o SNMP con monitorización a través de Internet haciendo uso del navegador. Éste cuenta con un puerto USB, una toma RS232, conexiones de entrada AC, y protección contra eventos eléctricos transitorios. Y como complemento, está provisto de un protector de línea de datos RJ11 y RJ45.


Ficha técnica:

Salicru, S.A.

Avda. de la Serra, 100

08460 Santa María de Palautordera (Barcelona)

Teléfono: 93 848 24 00

Web: www.salicru.com

Precio: 531,00 €

5

Titular: Soyntec UPS Sekury D850

Entradilla:
Está destinado a pequeñas compañías ya que sólo dispone de dos tomas de conexión para los equipos. Entre sus características más destacadas ofrece arranque en frío “cold start” y software de monitorización mediante el uso de la toma USB.


Texto:

Está basado en la tecnología de línea interactiva con la gestión del sistema controlada por un microprocesador. Por otra parte, cuenta con un AVR estabilizador automático de voltaje que se encarga de ajustar automáticamente la tensión para evitar la pérdida de información a causa de las subidas y los picos de tensión. Entre sus especificaciones técnicas destaca su potencia de 850 VA que equivale a 480W, con un voltaje de salida de 230V, un rango de voltaje comprendido entre 162/290 VA y una frecuencia de 50-60 Hz. En el caso de producirse un fallo en el suministro eléctrico aparte del testigo luminoso situado en la parte frontal, también lo indica con avisos acústicos que alertan de una sobrecarga o un problema en la línea.


Dispone de un tamaño compacto de tan sólo 28,7 x 10,0 x 14,2 cm y un peso de 4,9 Kg. Esta característica hace que sea manejable y se pueda trasladar cómodamente a otro espacio sin ninguna dificultad. En el frontal del dispositivo están ubicados un interruptor y un LED que sirve para indicar el estado del SAI.

Este indicador de color verde puede mostrar los dos modos de funcionamiento. Uno normal en el que la energía procede de la red eléctrica y otro llamado batería, en el que el LED parpadea, lo que significa que la alimentación está proporcionada mediante la batería. Se trata de una batería de 12V/9AH que suministra una autonomía de hasta 15 minutos para un equipo compuesto por un monitor de 15 pulgadas. Lo que sí es importante en la puesta en marcha es que, antes de conectarle cualquier dispositivo, hay que esperar aproximadamente unas 8 horas de carga con el equipo conectado a la toma de corriente. Además, el SAI incluye la función de arranque en frío, que hace posible la puesta en marcha de dispositivos durante los apagones o cortes de luz. Pero, hay que tener en cuenta que la batería deberá tener la carga suficiente.

En la parte posterior cuenta con dos tomas de alimentación protegidas y dos conexiones RJ11 una de entrada y otra de salida para proteger la línea telefónica, el fax, el teléfono, etc…

También dispone de un puerto USB de tipo B que sirve para que el usuario monitorice el SAI haciendo uso de un software que es compatible con la mayoría de sistemas operativos. Para controlarlo se incluye el programa “ViewPower” que se utiliza para visualizar el estado, acceder a las estadísticas y a los registros del nivel de carga de la batería o el rango de tensiones.

Energy System Soyntec

Calle Calpe, número 1

03509 Finestrat (Alicante)

Teléfono: 902 388 388

Web: www.soyntec.com
Precio: 79,90 euros


6

Titular: Tripp Lite SMX3000XLRT2U


Entradilla:

Se caracteriza por ofrecer una potencia de 3.000VA y de proporcionar la seguridad y eficiencia que requieren los equipos, protegiéndolos de sobrecargas y cortes en el suministro eléctrico. Cuenta con un diseño que permite instalarse tanto en los sistemas de tipo rack como en los de tipo torre.

Texto:

El SMX3000XLRT2U pertenece a la compañía americana Tripp Lite que se caracteriza por tener una amplia experiencia en sistemas de protección eléctricos y SAIs. Este modelo pertenece a los SAI de tipo interactivo y para adaptarse cómodamente a cualquier espacio, se puede montar en rack o en torre en función de las necesidades de la compañía. Algunas de sus funciones más importantes son: prevenir la pérdida de datos y proteger al equipo de apagones, cortes de luz, fluctuaciones de tensión y sobretensiones transitorias que puedan dañar a los sistemas informáticos. Para su instalación tan sólo necesita de dos espacios de rack y en el caso de que se requiera situarlo en una torre en modo vertical será necesario adquirir un accesorio que se vende por separado.


En su interior dispone de unas grandes baterías que proporcionan un tiempo de hasta 11 minutos con un funcionamiento a media carga y de 4 minutos con carga completa. En el caso de que sea necesario ampliar la autonomía existe la opción de ampliarla haciendo uso de módulos de baterías externos. Hay dos modelos disponibles BP4824-U2 y BP48V60RT-3U.


El equipo es bastante seguro y eficiente y se encarga de mantener regulada la tensión de alimentación de los equipos, proporcionando una salida de 230V sin necesidad de utilizar la energía de la batería durante las caídas de tensión y sobretensiones siempre que estén dentro del rango comprendido entre 151 a 282 V. En cuanto a su capacidad, ofrece una potencia de 3.000VA/ 2.250 W y una salida permanente de onda sinusoidal y compatibilidad garantizada con equipos con conexiones de red, telecomunicaciones y diversas aplicaciones electrónicas.


En su parte posterior se conectan los equipos, para ello incluye un total de nueve tomas de corriente situadas en tres bancos de carga que se pueden conmutar individualmente mediante el software de control y de esta manera reiniciar los equipos seleccionados a petición o que se eliminen la cargas menos significativas para ampliar la autonomía de la batería y emplearla únicamente en los equipos más importantes.

Además, para completar su equipamiento es compatible con el sistema de monitorización remoto simultáneo del SAI, con el que se puede controlar las condiciones eléctricas del lugar mediante el uso de los puertos USB y DB9. Gracias a ellos se informa de su estado, el de la línea de alimentación,  las baterías que están en uso y si tienen una carga baja, el voltaje de la línea de CA y el voltaje de la batería. Todas estas informaciones se controlan con el paquete de software “PowerAlert” de control del SAI que sirve para configurar el envío por la red de mensajes por correo electrónico para disponer de un registro de eventos y definir las secuencias de comandos y operaciones. En el caso de que el equipo al que esté conectado no responda porque esté bloqueado es compatible con el software “WatchDog” de Tripp Lite que se utiliza para restablecer su puesta en marcha a través del reinicio por software de la aplicación o del sistema operativo, apagando o encendiendo el equipo conectado; esta función resulta especialmente interesante para las aplicaciones de kioscos que no disponen de ninguna supervisión.


Las posibilidades de conexión y funcionalidades aumentan gracias a la ranura para accesorios incorporada. Es compatible con SNMP el protocolo simple de administración de red, adquiriendo el adaptador opcional SNMPWEBCARD que permite controlar el dispositivo a distancia desde cualquier ordenador que esté conectado a Internet. Con el uso de la interfaz de apagado remoto EPO, ofrece la posibilidad de la desconexión de la máquina y del equipo conectado en caso de emergencia e incendio. En su parte delantera cuenta con una serie de cinco LEDs situados en el frontal que indican el estado del SAI y de la energía de la línea. En el momento que se produzca un problema las notificaciones se visualizarán en el panel y estarán acompañadas de avisos acústicos. Por otra parte la supresión de sobretensiones de corriente alterna proporciona una seguridad adicional a los ordenadores contra los daños y problemas producidos por las subidas de tensión transitorias y ruidos generados en la línea, y así mantener la salida regulada de 230V durante caídas de voltaje y subidas de entre 151 y 282 V.


Tripp Lite

Distribuidor en España

Grupo Giro
Paseo de las Flores, 16, Coslada

Madrid 28823 Spain – España

Teléfono: +34 91 669 88 89

Web: www.tripplite.com/es

Precio: 1.416 euros