Nos encontramos en este caso ante una máquina más que interesante a la que la única pega que se le podría achacar sería el peso en modo portátil (1,3kg) Evidentemente es algo que no afecta demasiado ya que en este caso lo utilizaremos en modo ordenador. Si le despendremos el teclado, queda una tableta ultrafina con una pantalla de 12,5” con lápiz digitalizador y reconocimiento de escritura y que es de lo más libiana, no llegando a alcanzar los 700 gramos en las pruebas que hemos realizado. A partir de aquí todo son bondades en este Portégé Z20t que ofrece  potencia, rendimiento, robustez , durabilidad y diseño. Todas ellas características intrínsecas a los portátiles profesionales de gama alta de la compañía.  con la flexibilidad de una tableta Full HD de 12” ultrafina,
Se trata de un equipo de alta movilidad, ergonómico y robusto que puede ser usado de cinco formas diferentes: portátil; tableta (con la pantalla desmontada o plegada sobre el teclado); presentación (girada 180º) y en modo tienda de campaña. El equipo integra un avanzado sistema de anclaje y desanclaje de la pantalla que permite realizar esta operación con una sola mano y, sea cual sea el formato elegido por el usuario, proporciona el mismo rendimiento y la misma potencia informática.
Además de ser táctil, la pantalla integra tecnología de reconocimiento de escritura a mano. gracias a la cual se pueden tomar notas de manera sencilla y digitalizarlas. Este lápiz, que se vende por separado como opción y detecta 2048 puntos de presión.  
La pantalla es quizá lo más espactacular del equipo ya que tiene apenas ocho milímetros de grosor. Según los testeos realizados en la redacción de la revista el equipo ha alcanzado las 15 horas de autonomía, eso sí, cuatro de ellas fueron visionando vídeo en streaming: una de las tareas que más consumo de batería tiene. Realizando tareas más sencillas el equipo casi alcanzó las 18 horas. Eso sí, siempre que trabajemos en modo portátil. En modo tableta, alcanza las 9 horas.

Diseño
Es una de las características destacables. El equipo cuenta con un chasis de aleación de magnesio y según afirman desde la compañía es resistente a caídas y también a derrames de líquidos.
En lo que se refiere al rendimiento, está garantizado gracias a los procesadores Intel Core M, diseñados específicamente para dispositivos ultrafinos y 2 en 1 sin ventiladores, discos duros SSD de hasta 512 GB, memorias RAM de hasta 8 GB y el sistema operativo Windows 8.1 Pro.
Otro de los aspectos que más nos ha gustado es la completa colección de puertos y salidas en formato estándar: HDMI y RGB, USB 3.0, Micro SD, Ethernet y entrada de corriente. Al igual que ocurre en muchos portátiles de la marca el teclado está retroiluminado lo que permite trabajar incluso en malas condiciones de luz. Incluye además chip TPM y bloqueo de seguridad Kensington. La pantalla Full HD IPS de 12,5” con acabado mate y antirreflejos, el soporte multitáctil con hasta 10 puntos de contacto y la tecnología de reconocimiento y digitalización de la escritura a mano, convierten a este portátil en una tableta de altas prestaciones.