LG PF 1500G
LG PF 1500G

El LG PF 1500G es un proyector pequeño, por lo que la variedad de usos que se le puede dar es múltiple. Se puede utilizar como un proyector para hogar y a continuación llevárselo para realizar una presentación a cualquier cliente. Apenas pesa 1,5 kg y ocupa lo que una novela larga (32x220x84 mm). Se trata por tanto de un equipo pensado para trabajadores móviles.

Publicidad

A pesar de ese pequeño tamaño, el proyector de la multinacional surcoreana ofrece una gran calidad de imagen y apenas necesita de distancia para poder proyectar cualquier presentación o vídeo. Tan sólo hace falta tener una pared blanca y no es necesario tener un espacio de grandes dimensiones para poder disfrutarlo, por lo que es muy útil para habitaciones pequeñas como para despachos reducidos en los que se quiera realizar una presentación. Por supuesto, en espacios amplios, la calidad no se ve afectada.

El LG PF 1500G es un proyector pequeño, por lo que la variedad de usos que se le puede dar es múltiple. Se puede utilizar como un proyector para hogar y a continuación llevárselo para realizar una presentación a cualquier cliente

El dieño es quizá el único punto en el que se le podría poner un pero, ya que es similar a cualquier proyector a los que estamos acostumbrados, pero realmente, si lo que queremos es ver una película o realizar una presentación ante clientes, este apartado importa muy poco.

Conexiones

El equipo viene con todo tipo de conexiones integradas. Tiene una salida de audio (minijack y óptico), dos puertos HDMI, USB, entrada de audio, bluetooth y la función de compartir pantalla mediante gíreles, un apartado éste realmente útil ya que, por ejemplo, se puede transmitir cualquier video o presentación que esté en el smartphone de forma directa (sólo compatible con aquellos teléfonos que tengan esta funcionalidad), sin necesidad de cables ni de conectarse por Bluetooth o WiFi. Más simple no puede ser.

Nada más encender el equipo aparece un menú con el que podremos, mediante una rueda integrada en la parte superior del PF 1500G, ajustar todos los detalles que queramos, lo que hace que no tengamos que utilizar el mando a distancia que viene incluido. Asimismo en la lente se encuentra una palanca con el que se ajusta la nitidez de la imagen mostrada. Es decir, LG ha apostado claramente por hacer un producto práctico, sencillo y tremendamente funcional y lo ha conseguido.

La surcoreana también ha incluido dos altavoces de 3W, que en un momento dado son más que suficientes, aunque en entornos un poco ruidosos, el sonido se ve afectado. Es mejor conectarle unos altavoces a través de las diferentes entradas de audio de las que dispone o bien utilizando cualquiera de las conectividades inalámbricas que ofrece.

En cuanto a la calidad de imagen, resulta llamativo como a un producto tan pequeño se le pueda dotar de un Full HD 1920×1080. La lámpara, uno de los problemas habituales a la hora de adquirir un producto de estas características también destaca ya que aguanta hasta 30.000 horas de reproducción según los datos facilitados por el fabricante.

La calidad de pantalla del LG PF 1500G es por tanto muy buena, en cualquiera de los ambientes que hemos probado: panel de proyección, pared blanca, pared crema e incluso una sábana.

En definitiva, un equipo que promete durar en el tiempo, lo que garantiza la recuperación de la inversión realizada (ROI), y que posibilita innumerables tareas (hogar y profesional) en un espacio tremendamente reducido.