Aunque algunos países como Japón y Corea han marcado 2018 como fecha objetivo para el despliegue de servicios de 5G, hasta hoy se consideraba que la fecha de disponibilidad generalizada sería a partir de 2020.

Sin embargo, Verizon acaba de anunciar una importante aceleración de los plazos ya que desplegará pilotos de tecnología 5G en 2016, pilotos en los que participará Alcatel-Lucent.

Verizon ha creado centros de innovación 5G en Massachusetts y San Francisco en los que, como ocurrió en el desarrollo del LTE, fomentará marcos de colaboración para impulsar aplicaciones atractivas con mayor rapidez.

Alcatel-Lucent y sus Bell Labs colaboran activamente en varios organismos de estandarización, foros regionales y consorcios de investigación para dinamizar la definición y aplicación de la 5G. En este sentido, consideramos que 4 grandes capacidades de la red deben ser consideradas en el proceso de estandarización de esta tecnología:

–       La banda ultra ancha que facilitará tasas de velocidad mayores y densidad extrema de tráfico para la evolución del ocio y las comunicaciones personales

–       La banda ultra estrecha que equilibrará la conectividad eficiente y de bajo coste para un ingente número de dispositivos en la Internet de las cosas, y proporcionará una utilización más eficiente y menos exigente en consumo energético de los smartphones.

–       La experiencia de uso homogénea, de forma que la red 5G se optimice para ser un canal de video estable y sin interrupciones.

–       Latencia ultra baja para facilitar un abanico de servicios especializados de misión crítica y realidad virtual inmersiva.

Alcatel-Lucent colabora con múltiples operadores en la planificación de sus despliegues 5G, y aporta la experiencia de los Bell Labs en investigación y planificación de arquitecturas de red, además de las tecnologías de base de LTE:

–       Celdas macro y small cells 4G. Combinadas con WLAN, las redes heterogéneas (HetNets) proporcionan mayor capacidad, mejor calidad en la experiencia de uso y aseguran los emplazamientos futuros de la 5G

–       Capacidades LTE-A

–       Tecnologías NFV y SDN, como la virtualización del RAN y del EPC para proporcionar crecimiento, flexibilidad y rendimiento.